Viral

Expusieron "aprietes" de Elon Musk: la creadora de ChatGPT filtró correos polémicos

OpenAI respondió a la demanda de Elon Musk con un comunicado público. ¿Qué revelaron?

OpenAI, la empresa creadora de ChatGPT, le devolvió el golpe al creador de Tesla Elon Musk, después de que éste demandara a la compañía por vulnerar el acuerdo fundacional y anteponer el lucro al "beneficio de la humanidad", según describió el magnate. 

Musk, quien cofundó e invirtió millones en OpenAI, pidió ir a juicio y que tanto Sam Altman como otros ejecutivos de la firma le devuelvan las ganancias que recibieron del negocio.

A modo de respuesta, la tecnológica publicó una declaración en la que negó las acusaciones del empresario multimillonario y afirmó que está comprometida con la seguridad de la IA. OpenAI también publicó varios correos electrónicos internos que, según ellos, demuestran que Musk estaba al tanto de las decisiones de la empresa y que las apoyó en su momento. A continuación, todos los detalles. 

Qué pasó con Elon Musk y OpenAI

OpenAI niega que se haya desviado de su misión original.

De acuerdo a la postura de Musk, OpenAI se desvió de su objetivo original de desarrollar una inteligencia artificial segura y responsable para el beneficio de la humanidad. Para él, la empresa ahora se centra en aplicaciones comerciales y en obtener beneficios económicos, lo que pone en riesgo la ética tecnológica. 

No pasó mucho tiempo hasta que la firma de Sam Altman elaboró un contraataque y, en un comunicado público, negó priorizar las ganancias antes que el beneficio social, además de negar la supuesta falta de transparencia. 

"Nos entristece que hayamos llegado a esto con alguien a quien admiramos profundamente: alguien que nos inspiró a apuntar más alto, luego nos dijo que fracasaríamos, creó un competidor y luego nos demandó cuando comenzamos a lograr avances significativos hacia la misión de OpenAI sin él", señaló la creadora del famoso chatbot en el documento. 

En uno de los correos internos que expuso OpenAI,  el director ejecutivo Sam Altman  y su presidente, Greg Brockman, remarcaban su plan de 2015 de recaudar u$s 100 millones; a lo que Musk sugirió que recaudaran más, dando la cifra de u$s 1.000 millones.

 "Necesitamos ir con una cifra mucho mayor que 100 millones de dólares para evitar parecer desesperados... Creo que deberíamos decir que estamos comenzando con un compromiso de financiación de 1.000 millones de dólares... Cubriré todo lo que nadie más no proporcione", respondió el magnate. 

En otra instancia, el dueño de SpaceX también llegó a decir que ni siquiera recaudar varios cientos de millones sería suficiente para abastecer los costos tecnológicos necesarios. 

Con esto, OpenAI reforzó su posición de que hasta Musk apoyaba la idea de que la empresa se convirtiera en una entidad con fines de lucro para avanzar con los objetivos. El problema es que a eso le seguiría una batalla por el poderío sobre la compañía. 

"Elon quería una mayoría accionaria, control inicial de la junta directiva y ser director ejecutivo. En medio de estas discusiones, retuvo la financiación (...) No pudimos llegar a un acuerdo sobre los términos de una empresa con fines de lucro con Elon porque sentimos que iba en contra de la misión que cualquier individuo tuviera control absoluto sobre OpenAI.

 Musk sugirió fusionar OpenAI con Tesla, pero finalmente abandonó OpenAI en 2018, creyendo que no tenía posibilidades de éxito. En cambio, planeó construir un competidor de AGI dentro de Tesla. A pesar de su partida, el dueño de X mencionó que apoyaba a OpenAI en su búsqueda de financiación, aunque luego afirmó que se necesitarían miles de millones de dólares por año para que la empresa tuviera éxito.

Temas relacionados
Más noticias de Elon Musk

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.