Seguridad

Cuidado con este nuevo hackeo al WhatsApp: podés perder tu cuenta en segundos

Los estafadores tratan de conseguir códigos de verificación de WhatsApp para infiltrarse en cuentas ajenas. ¿Cómo lo consiguen?

Las estafas virtuales están a la orden del día y un canal que ganó especial atención por parte de los ciberdelincuentes para propagar diferentes tipos de fraude es WhatsApp, la aplicación de mensajería preferida a nivel mundial. 

A través de esta red social, los piratas informáticos despliegan una estrategia particular para conseguir códigos de verificación que les llegan a las víctimas y que, en manos de los delincuentes, sirven para apropiarse de cuentas ajenas. 

En otras palabras, el propósito de robar estos códigos es obtener acceso no autorizado a la cuenta de WhatsApp de la víctima. Eventualmente, esto puede resultar en el robo de información personal o financiera, la propagación de spam o malware, o incluso la extorsión de la víctima o sus contactos. A continuación, todos los detalles. 

WhatsApp: cómo es la nueva estafa para robar cuentas 

Según trascendió en las redes sociales, el modus operandi comienza a partir de una videollamada a través de WhatsApp; el motivo del comunicado puede variar, pero los estafadores suelen hacerse pasar por una empresa conocida para captar la atención de la víctima y asegurarse de que atiendan. 

Durante la llamada no se puede ver nada del otro lado (tapan la cámara para que se vea todo negro), por lo que los delincuentes le hacen creer al usuario que hay algún tipo de problema que necesitan resolver. Para ello, invitan a la víctima a oprimir el botón para compartir pantalla desde la videollamada de WhatsApp. 

Lo que el usuario no sabe es que, al momento de compartir pantalla, los estafadores activarán el sistema de verificación de WhatsApp. Básicamente, los autores del fraude utilizan el número de celular de la víctima para intentar abrir su cuenta de WhatsApp en otro teléfono (el de los estafadores). 

Para verificar que realmente se trata dueño de la cuenta, la app de mensajería envía un código de verificación a través de SMS al número de la víctima. Esta combinación numérica es la que los piratas informáticos observan a través de la videollamada y la que sirve como llave de entrada a una cuenta ajena; concretamente, a la cuenta de quien está en videollamada. 

Una vez que los estafadores acceden al perfil de WhatsApp de la víctima, pueden realizar diversas acciones maliciosas, como enviar mensajes fraudulentos a los contactos. 

Temas relacionados
Más noticias de Whatsapp

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.