Guía

Aires acondicionados: 6 claves para elegir el equipo ideal para este verano

El verano se acerca y las altas temperaturas ya se hacen sentir. Qué hay que tener en cuenta para elegir un acondicionador de aire

En esta noticia

El verano se acerca y muchos argentinos comienzan a explorar las tiendas y los sitios de e-commerce en busca de un nuevo aire acondicionado.

Sin embargo, encontrar el modelo correcto para distintos hogares y ambientes no siempre es una tarea fácil, dado que en el mercado actual conviven multitud de modelos, tecnologías y precios.

A continuación, 6 claves que pueden ser un buen punto de partida para lograr elegir el aire acondicionado perfecto.

1. Potencia y capacidad de enfriamiento

Una de las primeras cuestiones a considerar es la capacidad de enfriamiento o calentamiento que tiene un aire acondicionado, y se mide en frigorías (para el frío) o en vatios (para el calor).

La potencia que se necesita depende del tamaño del ambiente que se quiera climatizar, así como de otros factores como la orientación, el aislamiento, el número de personas y de aparatos eléctricos que generen calor. Por ejemplo, una computadora gamer en pleno funcionamiento puede generar una cantidad de calor importante, que el aire acondicionado deberá ser capaz de compensar.

Una forma sencilla de calcular la potencia necesaria es multiplicar los metros cúbicos del ambiente (alto x ancho x profundidad) por un coeficiente que varía según la zona donde se resida: 50 para zonas templadas, 60 para zonas medias y 70 para zonas cálidas. Por ejemplo, si se vives en una zona media y se requiere climatizar una habitación de 3 x 4 x 2,5 metros, se necesitará un aire acondicionado de 1.800 frigorías (3 x 4 x 2,5 x 60). 

Otra fórmula consiste en calcular 100 frigorías por metro cuadrado. En todo caso, al tratarse de una decisión crucial, es recomendable consultar con un instalador profesional antes de concretar la compra.

El aire acondicionado, clave para disfrutar del hogar durante el verano.

2. El tipo de aire acondicionado

Existen diferentes clases de aires acondicionados según su diseño y su instalación.

Los más comunes en la actualidad son los split, que se componen de una unidad interior que se coloca en la pared y una unidad exterior que se ubica en el exterior de la vivienda. Los split son los más eficientes y silenciosos, pero requieren de una instalación profesional y dejan un agujero en la pared.

Otra opción son los portátiles, que son aparatos que se pueden mover de una habitación a otra y que solo necesitan una salida al exterior para evacuar el aire caliente. Los aires acondicionados portátiles son más económicos y fáciles de instalar, pero también son más ruidosos y menos eficientes que los split.

Además, ocupan espacio y pueden resultar molestos por el tubo que conecta con el exterior.

Por último, existen otros tipos de aires acondicionados como los de ventana, que hoy son menos habituales y que se adaptan a necesidades específicas. Su adquisición debe consultarse con un profesional.

3. La tecnología del aire acondicionado

La tecnología que incorpora un aire acondicionado influye en su rendimiento, su consumo y su confort. Una de las tecnologías más avanzadas es la inverter, que permite que el compresor del aire acondicionado regule su velocidad según la demanda de frío o calor, evitando los arranques y paradas bruscas que consumen más energía y provocan cambios de temperatura.

Los aires acondicionados inverter son más eficientes, más silenciosos y más duraderos que los convencionales, pero también más caros.

Otras tecnologías que pueden incorporar los aires acondicionados son el Wi-Fi, que permite controlar el aparato desde el móvil o la tablet; el modo sleep, que ajusta la temperatura de forma gradual durante la noche para favorecer el descanso; el timer, que permite programar el encendido y el apagado del aparato; o el filtro, que purifica el aire y elimina los malos olores, el polvo y los ácaros.

Los aires acondicionados portátiles tienen suelen ser menos eficientes que los split.

4. Consumo y eficiencia energética

El consumo energético de un aire acondicionado es un aspecto importante a tener en cuenta, ya que puede suponer un incremento significativo en la factura de la luz. El consumo depende de la potencia, el tipo, la tecnología y el uso que se le dé al aparato.

Para saber el consumo de un aire acondicionado, hay que fijarse en la etiqueta energética, que indica la clase de eficiencia energética del aparato, desde la A+++ (la más eficiente) hasta la G (la menos eficiente). Cuanto más eficiente sea el aire acondicionado, menos energía consumirá y más dinero permitirá ahorrar.

Además, hay que tener en cuenta algunos consejos para reducir el consumo, como mantener una temperatura adecuada (en Argentina se recomienda tenerlo a 24 grados), limpiar los filtros regularmente, cerrar las puertas y ventanas cuando el aparato esté encendido y apagarlo cuando no se esté en la habitación.

5. El precio

El precio de un aire acondicionado varía según la potencia, el tipo, la tecnología y la marca. Por lo general, los aires acondicionados más potentes, más avanzados y de marcas más reconocidas son más caros que los menos potentes, menos avanzados y de marcas menos conocidas.

Sin embargo, el precio no es el único factor que hay que considerar, ya que un aire acondicionado más barato puede salir más caro a la larga si consume más energía. Por eso, es conveniente comparar diferentes opciones y buscar la mejor relación calidad-precio, teniendo en cuenta también los costos de instalación.

6. La garantía

El respaldo que ofrece el fabricante o el vendedor del aire acondicionado es otro aspecto que hay que valorar, ya que puede marcar la diferencia entre una buena o una mala experiencia en el largo plazo.

En este sentido, hay variedad de opciones en el mercado actual, con equipos económicos que ofrecen solo un año de garantía y otros que la elevan a dos, mientras que algunos fabricantes de aires acondicionados inverter brindan un respaldo de hasta 10 años en el compresor, que es un componente clave (y costoso de reparar).

Temas relacionados
Más noticias de Aire acondicionado

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.