¿Mito, realidad o casualidad?

¿Existe la Tormenta de Santa Rosa? Un informe del Servicio Meteorológico Nacional aclara todo

En 113 años, sólo en el 56% de los casos se produjeron en Capital Federal tormentas en los días próximos al del santoral de Santa Rosa de Lima, que además no siempre estuvieron asociadas a precipitaciones intensas y/o abundantes.

Cuando se acercan los finales de agosto la mayoría de la gente, en particular los más grandes, esperan la llegada de la "Tormenta de Santa Rosa", un fenómeno que suele quedar asociado, días más, días menos, con la festividad de Santa Rosa de Lima, "Patrona de la Iglesia Católica de Lima, de Hispanoamérica, de las Filipinas y de las Indias Orientales", como la describe el santoral católico.

Existe, además, la creencia popular de que se trata de una de las peores tormentas del año.

Sin embargo, de acuerdo a las estadísticas del Servicio Meteorológico Nacional, este fenómeno no siempre ocurre en el período en el que se lo espera. Según registros de su "Observatorio Central Buenos Aires", en los 113 años del registro sólo en el 56% de los casos (en 63 oportunidades) se produjeron en Capital Federal tormentas en los días próximos al del santoral de Santa Rosa de Lima, que además no siempre estuvieron asociadas a precipitaciones intensas y/o abundantes.

El análisis de la ocurrencia de tormentas en la Ciudad de Buenos Aires en fechas próximas al 30 de agosto (es decir, entre el 25 de agosto y el 4 de septiembre), se hizo sobre la base de las observaciones hechas en el Observatorio Central Buenos Aires durante el período 1906- 2019, aclara el informe.

Según el SMN, el criterio considerado fue contabilizar, para cada año, el ó los días consecutivos con tormenta y la cantidad total de agua caída en el episodio. En caso de registrarse más de un evento en el lapso considerado, se tomó en cuenta el que dio lugar a mayor cantidad de agua caída. "Cabe aclarar que, eventualmente, pueden observarse tormentas (a veces intensas) aún antes del 25 de agosto, a las que la gente considera como "Tormenta de Santa Rosa", suma.

Tormenta SantaRosa 2022 by Leonardo Villafañe

El SMN aclara, además, que no cualquier cosa es una tormenta, aunque llueva mucho: según el Vocabulario Meteorológico Internacional de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), se denomina "tormenta" a la descarga brusca de electricidad atmosférica que se manifiesta por un resplandor breve (relámpago) y por un ruido seco o estruendo sordo (trueno).

"Las tormentas se asocian a nubes convectivas las que, generalmente (aunque no siempre), generan precipitaciones intensas en forma de chaparrón de lluvia o, en ocasiones, de nieve o granizo, así como también vientos fuertes", explica el SMN.

"Durante el invierno no suelen ocurrir tormentas dado que, para su desarrollo, se requieren ciertas condiciones atmosféricas y energéticas que son más propias de la primavera y el verano. Sin embargo, ya a fines de agosto, aumenta la disponibilidad de energía del Sistema Climático Terrestre, produciéndose importantes cambios en la circulación atmosférica regional", explica el SMN.

Y desarrolla: "La presencia de aire cálido y húmedo proveniente del norte, sumado al aumento de la radiación solar sobre el suelo y a la frecuente entrada de perturbaciones sinópticas desde el oeste en niveles medios de la atmósfera, puede dar lugar a la aparición del fenómeno de tormenta al final del invierno, en fechas cercanas al 30 de agosto, día en que se celebra la festividad de Santa Rosa de Lima. Dichas perturbaciones se producen debido a que el polo sur se mantiene aún muy frío mientras que la mayor parte del país comienza a calentarse por la mayor entrada de energía solar".

Si bien popularmente se espera que la tormenta de Santa Rosa sea más fuerte que cualquier otra, esto no tiene por qué ser así. "Este fue el caso del año 2005, cuando tuvo lugar una intensa tormenta de lluvia y viento entre los días 20 y 23 de agosto, con una precipitación acumulada de 188.4 mm", explica el trabajo.

Además -sigue- la llamada "Tormenta de Santa Rosa" no se observa en todo el país. Excepto en el este y el centro del país, es difícil que se manifieste con actividad eléctrica.

En el noroeste argentino, la extrema sequedad del aire en esta época del año hace muy poco probable la ocurrencia de actividad tormentosa.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios