CORONAVIRUS

COVID: descubrieron nuevas secuelas neurológicas de la enfermedad

Un estudio, publicado en la revista Science, destacó el impacto del coronavirus en el sistema nervioso. Problemas de concentración, dolor de cabeza, alteraciones sensoriales, depresión y hasta psicosis son algunas de las consecuencias.

En esta noticia

Desde la aparición del primer caso en la ciudad china de Wuhan, hace ya dos años, la pandemia de coronavirus generó una explosión de casos a nivel global. Casi 380 millones de personas se contagiaron de Covid-19 en todo el mundo, según el sitio de estadísticas Worldometers, y otras 5,7 millones fallecieron por la infección.

Y desde la notificación de los primeros contagios, científicos y profesionales de la salud de todo el mundo se abocaron a investigar el comportamiento del virus, sus mutaciones y a encontrar un tratamiento eficaz.

Ómicron: estas son las vacunas que protegen más contra el COVID, según un estudio

Ómicron: la nueva subvariante BA.2 es 33% más contagiosa que la original, según un estudio

El foco de los estudios estuvo puesto, sobre todo, en las secuelas respiratorias del coronavirus dada la afectación que producía la enfermedad sobre los pulmones. Sin embargo, una nueva investigación, que fue publicada en la revista Science, analizó las consecuencias del Covid-19 sobre el cerebro.

COVID: las consecuencias en el sistema nervioso

El artículo titulado "Consecuencias en el sistema nervioso del COVID-19" explica que en la fase aguda de la enfermedad las complicaciones neurológicas pueden incluir confusión, accidente cerebrovascular y trastornos neuromusculares.

Además, agrega que trastornos y enfermedades como problemas de concentración, dolor de cabeza, alteraciones sensoriales, depresión e incluso psicosis pueden persistir durante meses después de la infección, como parte del denominado "Covid prolongado" o "Long Covid".

Problemas de concentración, dolor de cabeza, alteraciones sensoriales, depresión e incluso psicosis pueden persistir durante meses después de la infección.

El estudio, que fue realizada por Avindra Nath, especialista del Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares, de los EE.UU., y Serena Spudich, investigadora de la Universidad de Yale, explica que aún los jóvenes con enfermedad inicial leve pueden desarrollar síndromes neuropsiquiátricos agudos por el Covid. Y agregan que "los mecanismos que se producen en este devenir no se comprenden bien, aunque la evidencia implica principalmente una disfunción inmunitaria, incluida la neuroinflamación inespecífica y la desregulación autoinmune antineural".

Nath y Spudich aclaran que la evidencia no muestra una infección cerebral extensa causada por coronavirus. "Sin embargo, el impacto neurológico puede ser causado por activación inmunológica, neuroinflamación y daño a los vasos sanguíneos del cerebro", indican.

La investigación pone de manifiesto, en un único análisis, lo que se sabe actualmente sobre los efectos del Covid en el cerebro, la importancia de una mayor investigación sobre las causas subyacentes de Covid prolongado y las posibles formas de tratar sus síntomas.

Problemas de concentración, dolor de cabeza, alteraciones sensoriales, depresión e incluso psicosis pueden persistir durante meses después de la infección.

El "covid prolongado" y un seguimiento necesario

"La infección aguda por Covid a veces puede provocar efectos duraderos, que en conjunto se han denominado COVID prolongado, y pueden incluir una amplia variedad de síntomas", explica Spudich.

Y agrega: "Aún considerando los bajos índices en que esto se ha presentado, el registro debe alertar a los profesionales de salud en dos áreas específicas; no abandonar el seguimiento de los pacientes luego de ser dados de alta y hacer un registro de su salud más allá de las situaciones respiratorias".

Las investigadores describen la comprensión científica actual de las posibles respuestas corporales a la infección aguda por coronavirus y cómo esas respuestas podrían conducir a síntomas del Covid prolongado.

Problemas de concentración, dolor de cabeza, alteraciones sensoriales, depresión e incluso psicosis pueden persistir durante meses después de la infección.

También trazan paralelismos entre los síntomas del "Long Covid" y los que viven con encefalomielitis miálgica o síndrome de fatiga crónica, o bien enfermedad posterior a Lyme, que son de tipo neurológico, lo que sugiere que podría haber factores de riesgo comunes involucrados.

Por último, debido a la importante variabilidad de los síntomas de una persona a otra y al hecho de que muchas personas con Covid prolongado estaban sanas antes de contraer coronavirus, las autoras destacan la necesidad urgente de realizar importantes esfuerzos de investigación para identificar el alcance total de la enfermedad.

"¿Cuáles son los factores del huésped que explican la amplia variabilidad en las manifestaciones clínicas, de modo que algunos pacientes desarrollan una enfermedad neurológica aguda y otros desarrollan complicaciones posinfecciosas persistentes?", se preguntan las especialistas. 

Y concluyen: "Será fundamental caracterizar los patrones de desregulación inmunitaria en pacientes con Covid prolongado para entenderlo".

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA VARIANTE ÓMICRON

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.