Coronavirus: cómo es Wuhan, la ciudad china donde se originó la pandemia

A poco más de un mes desde que el epicentro del Covid-19 en China salió de la cuarentena, un pequeño brote de casos derivó en una campaña de testeos que busca analizar a 11 millones de personas

Wuhan, la ciudad donde se originó el nuevo coronavirus, vuelve a ser el centro de la atención mundial tras un  leve aumento de los contagios locales (6), luego de meses de registrar 0 casos nuevos.  A poco más de un mes desde el fin de la cuarentena  (que duró 76 días), las autoridades chinas comenzaron la titánica tarea de analizar a los 11 millones de habitantes de la ciudad para contener el nuevo brote y detectar casos asintomáticos, frente al temor a una segunda ola de infecciones. Y es que con el 80% de los casos, Wuhan es el epicentro de la epidemia en China.

Campaña de testeos masivos en Wuhan. Xinhua

Entre abril y mayo, las autoridades testearon a 3.000.000 de personas y el objetivo ahora es realizar exámenes de PCR a todos los residentes que no hayan sido estudiados antes. La prioridad serán los residentes que no tuvieron pruebas anteriormente y personas que viven en recintos residenciales con casos previos de infecciones, además de partes densamente pobladas y con mayor población anciana.

Wuhan, centro neurálgico de China 

Aunque en dimensiones Wuhan no sea comparable con algunas de las ciudades más conocidas de China, como Beijing o Shanghai, es la séptima ciudad más importante del gigante asiático y la 42° del mundo. De hecho, con sus 11 millones de habitantes la capital de la provincia de Hubei casi cuadruplica a la ciudad de Buenos Aires y se acerca más a las megalópolis latinoamericanas como San Pablo o Ciudad de México.

La ciudad –que surgió tras la integración de las localidades de Wuchang, Hanyang y Hankou—  es una de las más conectadas de China y un hub importante de transporte, lo que podría explicar cómo el virus del SARS-Cov-2 se diseminó tan rápidamente al resto del mundo. De hecho, la ciudad tiene un aeropuerto internacional con vuelos directos a 101 destinos de 17 países (el vuelo sin escalas de mayor duración es el que cubre Wuhan-Nueva York) y otras 74 rutas domésticas.

Es la puerta de acceso a nueve provincias y su red ferroviaria de alta velocidad permite viajar a las ciudades más importantes del país en cuestión de horas.  Una ventaja adicional es que la ciudad se ubica sobre las orillas del Yangtsé (el más largo de Asia) y es uno de los puertos intermedios más grandes en ruta directa al corazón financiero chino, Shanghai.

Crédito: Xinhua

Wuhan también es conocida por su fama de ciudad universitaria, con cerca de 700.000 estudiantes que llegan desde todas partes del mundo para estudiar en alguna de sus 52 ‘instituciones de aprendizaje superior’.  Allí están radicadas también algunas de las empresas más importantes del mundo.  

Más allá de su modernidad, no obstante, la ciudad mantiene sus raíces tradicionales siendo los mercados uno de los elementos más arraigados. De hecho, la teoría más difundida hasta ahora sugiere que la transmisión del nuevo coronavirus pudo haber se originado en uno de estos tradicionales mercados  donde se comercializan animales vivos y especies silvestres bajo mínimas condiciones de salubridad.

Si bien a partir de la aparición del Covid-19 en Wuhan las autoridades chinas clausuraron ese tipo de comercios,  se cree que la poca higiene, sumada al flujo de gente que entra y sale de la ciudad podría haber escalado la transmisión del virus.

Tags relacionados