Mascotas

¡Atención! Esto es lo que nunca debes hacer al cortar las uñas de tu gato: cómo hacerlo de correctamente

Conoce el paso a paso para cortar de forma adecuada las uñas a tu gato.

En esta noticia

Para asegurar el bienestar y la salud de los felinos, es fundamental mantener sus garras afiladas y, ocasionalmente, recortarlas de manera adecuada. 

Tanto gatos como perros son compañeros populares en los hogares debido a su rápida adaptación a la convivencia humana. Sin embargo, es esencial conocer los cuidados necesarios para su bienestar, como el correcto procedimiento para recortar sus uñas.

¿Cómo son las uñas de los gatos?

Las uñas de los gatos presentan múltiples capas, renovándose constantemente cuando trepan árboles o utilizan rascadores. Mantenerlas sanas y a una longitud adecuada es crucial. 

Para los gatos domésticos menos activos, es posible que necesiten cortes manuales, una tarea que puede resultar desafiante debido a su reacción, ya que muchos gatos muestran resistencia y hasta agresividad ante este procedimiento. 

Sin embargo, acostumbrarlos desde temprana edad puede ayudarles a familiarizarse con el corte de uñas y considerarlo como parte de su rutina de cuidado.

¿Cómo se deben cortar las uñas?

A continuación, conoce algunas recomendaciones clave para quienes quieran aprender a cortarles uñas de sus felinos: 

  • Inspección semanal: es fundamental revisar las uñas de tu gato al menos una vez por semana para determinar si necesitan ser cortadas.
  • Atención a las señales: si las uñas son visibles mientras el gato está en reposo, es momento de actuar. Normalmente, las uñas de los gatos deben permanecer retraídas en condiciones normales.
  • Prioridad en las patas posteriores: generalmente, las uñas de las patas traseras necesitan un recorte más frecuente, ya que tienden a desgastarse más que las delanteras.
  • Técnica de corte segura: para cortar las uñas, sujeta con cuidado cada dedo de tu gato y presiona la almohadilla para exponer la uña. Asegúrate de no cortar la vena interior que recorre la uña. 
  • Atento a las señales de estrés: si notas que tu mascota se pone nerviosa o demasiado inquieta, es mejor posponer el corte de uñas o llevarla al veterinario para evitar complicaciones.
  • Revisión completa: al finalizar el corte de uñas, es importante verificar que las almohadillas de tu gato no presenten cortes ni objetos extraños. Si observas algo fuera de lo común, consulta con un profesional veterinario para su evaluación.
Temas relacionados
Más noticias de gatos

Las más leídas de Información General

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.