Decisión tomada

Suba de tasas: qué hará el BCRA tras la inflación de casi 7%

El directorio del Banco Central ya tomó la decisión de qué hacer con la tasa de interés de los plazos fijos tras la inflación de casi 7% en octubre


Subir nuevamente la tasa de interés no está en la agenda del gabinete económico, según pudo averiguar El Cronista, a pesar de que la inflación en octubre habría escalado a cerca de siete por ciento.

Oportunidad de carry trade: en tres meses rindió más de 200% anual en dólares

Nuevo canje de bonos: buscarán rollear a un año vencimientos por casi $ 1,7 billones

Día D

De todas formas, todavía falta una semana para el martes 15 de noviembre, cuando a las cuatro de la tarde el titular del Indec, Marco Lavagna, informe el dato exacto del IPC del mes pasado.

Con tasas del 75% para depósitos para personas humanas de hasta $ 10 millones, que da una tasa efectiva anual del 107% renovando capital e intereses cada 30 días (siempre cuando no la suban ni bajen a posteriori), al BCRA le basta para que resurgiera el famoso carry trade de la era Macri, cuando venían los capitales golondrinas para hacer tasa en pesos y luego volverse con dólares a sus países.

Subir nuevamente la tasa de interés no está en la agenda del gabinete económico, según pudo averiguar El Cronista, a pesar de que la inflación en octubre habría escalado a cerca de siete por ciento.

Carry trade

Hoy muchos inversores prefieren hacer tasa en pesos al ver el dólar estable, por lo que el equipo económico no tiene necesidad de subir aún más la tasa para controlar a la fiera, como le dicen en la jerga al billete cuando empieza a subir y poner "nerviosa a la señora", como le dicen algunos en el Gobierno a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Al subir la tasa, el Central aumenta más todavía el déficit cuasi fiscal, por los intereses que debe pagar a los bancos por las Leliq, la principal herramienta de esterilización monetaria.

Consecuencias

Además, encarece en forma directa el financiamiento, ya que cada vez que sube la tasa de política monetaria, automáticamente suben la tasa del Ahora 12 y de los créditos subsidiados a la Producción.

En segundo término, afecta en forma directa a quien no llega a fin de mes y debe pedir un préstamo personal o pagar el mínimo de la tarjeta, ya que se eleva el interés porque al banco se le encarece el costo del fondeo, al verse obligado a pagar más por los depósitos.

Hoy muchos inversores prefieren hacer tasa en pesos al ver el dólar estable, por lo que el equipo económico no tiene necesidad de subir aún más la tasa para controlar a la fiera, como le dicen en la jerga al billete cuando empieza a subir y poner "nerviosa a la señora", como le dicen algunos en el Gobierno a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

No bancarizados

Pero a quien más afecta es al segmento de población que tiene una tarjeta no bancaria, ya que no califica para que una entidad financiera le preste plata. Desde octubre, las tarjetas comunicaron que incrementaron las tasas de financiamiento de dos a 24 cuotas.

Para dar un ejemplo concreto, las 12 cuotas por fuera del Ahora 12, que en septiembre pasado había subido a una tasa nominal anual (TNA) del 105%, una tasa efectiva anual (TEA) del 168% y un costo financiero total (CFT) de 211%, el mes pasado se incrementaron a una TNA del 115%, una TEA del 193% y un CFT del 247 por ciento tras la última suba de tasas del BCRA.

Ahora 12

El Ahora 12, que tenía una tasa nominal del 59%, pasó a una del 64% después de que el Central haya subido la tasa, pero es sólo para quienes tarjetas emitidas por entidades bancarias, que en muchos casos no les actualizan el límite por inflación, por lo cual es muy restringido el cupo que pueden consumir.

También es engañosa la vigencia del Ahora 12, porque dice hasta el 31 de enero, pero en realidad la tasa variará en función de la suba de tasas del BCRA, ya que quedó establecida en el 85% de la tasa de política monetaria para depósitos por 30 días de hasta $ 10 millones para individuos.

Los plásticos emitidos por entidades no financieras tienen la misma tasa nominal del 115% que los bancos y la misma tasa efectiva del 193%, pero los gastos administrativos son mayores, por lo cual el costo financiero total, que es lo que al fin de cuentas se termina pagando, que era del 268%, ahora pasó al 320 por ciento

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.