Préstamos en pesos registraron en noviembre el mayor crecimiento mensual en cinco años

Treparon un 8,2% durante el anteúltimo mes del año, potenciados por la inflación y la incertidumbre respecto de los costos de reposición.

Los préstamos en pesos registraron durante el mes de noviembre la suba mensual más importante de los últimos cinco años. Pese a que desde los bancos aseguran que se les dificulta encontrar demanda privada para los depósitos -un informe de la consultora GRA en agosto estimó que 9 de cada 10 pesos depositados van a colocaciones del Tesoro o el Banco Central-, durante el anteúltimo mes del año se registró un repunte de la demanda de préstamos por parte del sector privado.

En noviembre, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado mostró un crecimiento de más de $ 301.000 millones. Dicho incremento, destacó un reciente informe de First Capital Group, equivale a una suba de 8,2%, por encima de la inflación esperada, y representó "la mayor expansión en un mes de los últimos cinco años".

"La expansión está potenciada por un incremento de la inflación, que corre al 50% pero con muchos precios congelados. Eso hace que una empresa que tiene necesidad de caja, antes de liquidar un bien o un inventario prefiera sacar un crédito, porque no se sabe cuál será el costo de reposición", explica Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

"Hoy la tasa de interés se percibe como negativa en términos reales. Y si bien los préstamos personales tienen tasas por encima del 70%, los comerciales se ubican por arriba del 40% y hay líneas promocionales más baratas. Eso hace que haya menores incentivos para vender y mayores por sacar un crédito", agrega.

Pese a este repunte, si se mira la suba de los préstamos en el último año puede verse que el incremento es del 48%, valores que se encuentran muy cercanos a la inflación del período.

El informe de First Capital analiza, además, las principales líneas de préstamos y sus diferentes comportamientos de forma individual. Allí puede verse que el incremento de los préstamos en pesos estuvo impulsado principalmente por las subas que se dieron en los segmentos de préstamos comerciales, tarjetas de crédito y créditos prendarios.

Los préstamos comerciales treparon 9,3% respecto de octubre y anotó así su tercera suba consecutiva en términos reales. Respecto del mismo mes del año anterior el alza es de 48,7% en línea con la inflación del período. Las operaciones con tarjetas de crédito, en tanto, registraron un aumento mensual de 8,7%, el cuarto de forma consecutiva, y del 44,8% interanual. La línea de créditos prendarios, por su parte, creció también un 8,7% y acumula un alza del 119,6% respecto del mismo mes de 2020.

También por encima de la inflación esperada quedó la línea de préstamos personales, que creció un 5,9% mensual y encadenó así su decimoctava suba consecutiva. El crecimiento interanual en términos nominales fue del 49,2%.

En cuanto a las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante noviembre crecieron 3,5%, acumulando una suba interanual del 27,6% en términos nominales, muy por debajo de la inflación de los últimos 12 meses.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios