Entrevista exclusiva

Pese a máxima aversión al riesgo, un distrito realizó canje de deuda con éxito

El panorama complicado para los bonos provinciales, no evitó un canje de deuda exitoso en uno de los principales distritos del país. Qué factores lo impulsaron

El lunes, el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Martín Mura,canjeó exitosamente el 40,12% del Bono en pesos con vencimiento en marzo de 2024 (BCD24), emitiendo nominales adicionales del Bono en pesos con vencimiento en febrero de 2028 (BDC28), recibiendo ofertas por más de $ 17.628 millones (equivalentes a u$s 115,25 millones).

La colocación del BDC28 fue a una tasa de corte en torno a Badlar + 8.75%, equivalente a un precio de $ 100,30 por cada cien de valor nominal emitido. 

Los colocadores de la transacción fueron el Banco Ciudad, HSBC, BST, Banco Galicia, TPCG y Facimex.

Para tener más detalles sobre la transacción, El Cronista conversó con el subsecretario de Finanzas de la Ciudad, Abel Fernández Semhan, quien destacó que "se trató de una transacción diseñada con un triple objetivo, a partir del apetito del mercado por diversificar el riesgo soberano y destinada principalmente para inversores que buscan posicionarse en duration en moneda nacional"

Más reservas, más deuda ¿más devaluación e inflación?: la pregunta del mercado

Experto de la City reveló una ventaja crucial para la Argentina: cómo jugó la inflación global

-¿Por qué hicieron el canje si la deuda recién vencía en 2024?

-Hace más de un año que estamos buscando la oportunidad financiera para hacer esta transacción. Desde el Gobierno de la Ciudad tenemos siempre una política activa en la gestión de la deuda. Es una política en el que estamos siempre parados sobre el endeudamiento de la Ciudad y viendo cómo podemos hacer para extender los plazos de vencimientos y tratar de tener un mx de monedas relativamente acomodados para la Ciudad. También buscamos tener una relación fluida con los inversores para saber, en términos crediticios que es lo que están demandando y ver nosotros oportunidades de financiamiento para el Tesoro. 

-¿Y entonces por qué la hicieron?

-Lo que nos estaba sucediendo hace un par de años es que el bono en pesos más largo de CABA (el BDC28) había quedado muy ilíquido. Tenía un tamaño de $ 13.000 millones, comparado contra el 2024 que tenía un tamaño de $ 43.000 millones. Por lo que había un desfasaje en términos de volumen. Por ello hacia todo el sentido para nosotros intentar desde la parte técnica, sacar un poco de liquidez del BDC24 y dotar de volumen al BDC28 para equiparar el capital en circulación de ambos bonos. 

-El resultado fue exitoso...

-Esto fue muy bienvenido por el mercado y sobre todo para las compañías de seguros que son las que más volumen manejan en el mercado de deuda en pesos.

-¿Que viste para detectar que se abrió la ventana para hacer la transacción justo ahora?

-Vimos dos cuestiones. La primera es que en el pasado, por el contexto de mercado, no conseguíamos demanda para irse tan largo por parte de las compañías de seguro a un instrumento Badlar. Se observaba que la Badlar estaba muy retrasada respecto a la inflación y por ello no había ningún apetito por posicionarse en estos instrumentos. Luego, cuando fue el selloff de la deuda en pesos en junio, allí se hizo más difícil para los emisores, sin embargo, las ventas generalizadas de bonos nacionales provocaron un exceso de demanda por instrumentos de la Ciudad y se encarecieron nuestros bonos.

-Un fly to quality....

-Exacto. En ese momento no importaba la estructura del instrumento para comprar sino la calidad crediticia del emisor. Los bonos de la Ciudad rápidamente se pusieron muy caros y y no convenía en términos de precio realizar el canje en ese momento. Si bien, apareció la demanda, el precio del BDC24 estaba muy caro para recomprarlo y la relación de canje no era conveniente en ese momento.

-La menor volatilidad en el mercado de deuda en pesos abrió la ventana para hacer la transacción...

 -La relación de canje atractiva para nosotros y para el inversor se abrió recientemente. Compramos el BDC24 a valor técnico y terminamos entregando el BDC28 con un spread de 500 puntos básicos. Eso para nosotros nos hacia todo el sentido y para el mercado también.

-¿Cómo quedó el perfil de vencimientos de deuda de CABA en cuanto a plazo y moneda?

-Hasta el fin de nuestro mandato sólo tenemos un vencimiento en 2023 de deuda proveedores en pesos por un equivalente a aproximadamente u$s 100 millones que lo vamos a pagar. Todos los vencimientos de deuda de la Ciudad son del 2024 hacia adelante. El stock total es equivalente a u$s 2000 millones, de los cuales en pesos son equivalente a u$s 575 millones. El 70% de la deuda está en dólares y 30% en pesos.

-Estaba mejor antes que había llegado a 50%...

-Claro. El contexto macroeconómico se fue deteriorando y por la inflación se fue licuando la deuda en pesos. Inclusive dicha deuda, al haber sido emitida a plazos más cortos que la deuda en dólares, se fue repagando y fue perdiendo participación. A nosotros nos sirvió el balance de deuda que habíamos logrado en 2018 como soporte para absorber las sucesivas crisis cambiaras que hubo. 

-El mercado pricea a la deuda de CABA como segura...

-Sí, la relación de deuda respeto a los ingresos anuales de la ciudad llega al 28%, nada más. En un trimestre de gestión podemos pagar el stock total de deuda. La Ciudad no enfrenta restricciones de financiamiento y eso nos abrió la oportunidad de hacer una gestión de la deuda activa, pensando más en el mediano plazo.

-En cuanto a los vencimientos, con esta operación se extendió duration dentro de la curva

-Gracias al éxito de la emisión, cumplimos los objetivos, mejoramos el promedio de la deuda extendiendo vencimientos, logramos dotar de mayor liquidez al bono BDC28, siendo ahora la nueva referencia de mercado en moneda nacional a largo plazo y, por último, en lo relativo a la responsabilidad financiera pudimos despejar parte de los vencimiento de deuda que deberá enfrentar quienes estén en el gobierno en el próximo período. Con esta transacción, quedó demostrado que el Gobierno de la Ciudad a 4 años puede conseguir financiamiento en moneda nacional.

-Aún con menores ingresos por la quita en coparticipación, CABA cotiza a un spread menor que el resto de las curvas provinciales y la nacional. ¿Por qué?

-Hay varios factores. Creo que el mercado local e internacional siempre ha valorado que la Ciudad haya mostrado siempre voluntad y capacidad de pago de su deuda. La Ciudad no tiene eventos crediticios negativos en su pasado, desde 1996 a la fecha siempre ha pagado sus obligaciones. Eso es una política de estado dentro de CABA. 

-Imagino que el lado fundamental también juega un rol...

-Totalmente. CABA es un distrito que tiene superávit primario, salvo alguna excepciones, lo ha tenido desde su autonomía a la fecha. Nuestro Gobierno ha mantenido el superávit y además la gestión de la deuda que hemos hecho ha sido siempre priorizando extender plazos y tratando de tener un mix de moneda balanceado. Eso el mercado lo valora.

-¿Por qué no usaron duales en un momento en el que hay demanda por eso y te ataste a Badlar cuando no hay tanta demando de eso?

-Básicamente porque no necesitamos financiamiento. Este canje no surge por una necesidad de financiamiento del Tesoro. Lo teníamos pensado más que nada por cuestiones técnicas que por necesidades de financiamiento. Lo que si necesitábamos era extender los plazos de vencimiento de la deuda, y dotar de liquidez al BDC28. Por supuesto que lo hicimos porque tenía sentido fiscal, sobre todo evitar dejar un compromiso al próximo gobierno. En 2024 vence el remanente del BDC24 y probablemente vamos a intentar rollear ese vencimiento para terminar de despejar dicho vencimiento.

-Se alcanzó el objetivo de darle mayor volumen al BDC28 entonces...

-Sí. El monto en circulación del bono en pesos 2028 luego de esta emisión superará los $ 30.800 millones de pesos de valor nominal, por lo que logramos transformar en el bono en la nueva referencia del mercado en pesos, ya sea considerando de plazos como en volumen. Todo el mercado entró al canje, hubo un acompañamiento generalizado a lo largo de los diferentes inversores institucionales. Todos encontraron valor en esta transacción. Seguramente, si el mercado acompaña, intentaremos pensar en nuevas transacciones en el futuro.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.