Expectativa Guzmán

Mercados buscan un freno a la caída de activos pero hay pocos estímulos

Tras el desmoronamiento de la contención que brindaba el programa del FMI y con un contexto global adverso, los activos argentinos no encuentran un piso. Las dificultades de Martín Guzmán para refinanciar la deuda mientras se desarman posiciones en bonos en pesos suman incertidumbre.

No existe un sólo dato que aliente la compra de papeles argentinos: el rojo fiscal es mayor al previsto, el crédito en pesos está cerrado para Martín Guzmán, en los Estados Unidos la tasa está en alza y la economía puede ingresar en recesión, China se desacelera y crece ahora en base al consumo y por último, persiste el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania.

Medido en dólares al valor del "contado con liquidación", todo está barato en la Argentina. Pero puede estar aún más barato.

El dólar blue volvió a subir y cerró la semana con un nuevo máximo histórico

Nuevo frente: dónde se fueron u$s 1500 millones de reservas del Banco Central

Valor de los bancos

El valor de los bancos argentinos es una muestra adecuada: el Grupo Financiero Galicia posee una capitalización bursátil de u$s 1050 millones mientras que la del Banco Macro asciende a u$s 720 millones.

El punto de share del mercado financiero local, en base a estos datos, es de apenas u$s 70 millones, sólo comparable con sistemas bancarios de África.

Los topes máximos a las tasas por los créditos impuestos por el BCRA, la tasa mínima que le deben asegurar a los ahorristas y las fuertes regulaciones en general al sector hicieron descender el valor en Bolsa de las entidades argentinas.

Al compás de Guzmán

Esta semana los papeles argentinos se moverán en función de la licitación de deuda que hará el ministro Guzmán, buscando casi $ 250 mil millones para pagar a su vez vencimientos de letras y bonos.

El monto en realidad puede ser menor en función de las compras de papeles que hiciera el BCRA en las últimas dos ruedas.

El viernes los inversores se prepararon para lo peor: el GD30 se operó a u$s 24,40 ofreciendo un rendimiento de 38% anual en dólares (siempre que la Argentina pague en tiempo y forma).

El viernes los inversores se prepararon para lo peor: el GD30 se operó a u$s 24,40 ofreciendo un rendimiento de 38% anual en dólares (siempre que la Argentina pague en tiempo y forma).

El AL30 lo hizo a u$s 21 con un rendimiento de 42%. Las apuestas a una racionalidad económica tras la firma del acuerdo con el FMI se esfumaron. Al contrario: desde entonces, los números fiscales se deterioraron.

Sin trade electoral

Las apuestas a la salida del kirchnerismo del gobierno, el "regime change trade" en la jerga financiera, son aún muy prematuras. Las elecciones con el octubre del 2023 y los candidatos se perfilarán claramente desde marzo próximo. Resta una eternidad.

Pero otro factor determinante del rumbo del mercado lo seguirá siendo el comportamiento de los ahorristas en fondos comunes de inversión. ¿Continuarán rescatando sus tenencias?

Cada vez que ordenan el rescate de sus fondos, los administradores deben vender los bonos en pesos a cualquier precio acentuando las caídas. El único comprador que surge es el Banco Central inyectando más pesos a un mercado que precisamente está huyendo del peso.

Cada vez que ordenan el rescate de sus fondos, los administradores deben vender los bonos en pesos a cualquier precio acentuando las caídas. El único comprador que surge es el Banco Central inyectando más pesos a un mercado que precisamente está huyendo del peso.

No son pocos los analistas del mercado que comienzan a valuar a los bonos argentinos en dólares en función del "valor de recupero" tras una nueva restructuración de la deuda.

A los precios del viernes, según un informe de una importante sociedad de Bolsa, "un bono como el Argentina 35 ya tiene incorporado en su precio una quita de 60% en su capital".

Un análisis del problema de financiamiento que jaquea a Martín Guzmán lo hizo en su último informe Quantum Finanzas en su monitor semanal.

A los precios del viernes, según un informe de una importante sociedad de Bolsa, "un bono como el Argentina 35 ya tiene incorporado en su precio una quita de 60% en su capital".

"En septiembre vence deuda en pesos por $ 940 mil millones y en el trimestre de julio a septiembre, $ 1,8 billones. Si en ese período se mantuviese baja la tasa de renovación del canje -62%-, el aumento nominal de la base monetaria sería del 18% a lo que habría que sumar las necesidades de financiamiento del déficit fiscal".

Demasiados pesos a emitir para una escasa demanda de esa moneda. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios