Dólares financieros

La calma cambiaria, atada a la soja y a que no aumente el gasto por Covid

Un estudio marca que el CCL tiene una dinámica similar a la de un teórico dólar convertibilidad. Ambos podrían moverse más rápido si se volviese a acelerar la emisión o si cesa el ritmo de la cosecha.

El frente cambiario pareció desmadrarse en octubre último, pero el Gobierno logró calmarlo interviniendo en los dólares financieros. Desde allí el contado con liquidación (CCL) se viene moviendo casi en línea con un teórico "dólar convertible" y muy cerca del dólar solidario.

Según informe de Delphos Investment, la respuesta económica y monetaria ante el frente sanitario será crucial para que continúe la pax cambiaria. La consultora explica que si las medidas anti Covid evitan "el descalabro monetario de 2020", el CCL no debería apartarse de los parámetros de referencia establecidos por el "dólar convertibilidad".

Delphos estima que de no existir el denominado "descalabro" de emisión, el CCL debería estar 5% arriba del dólar solidario o 5% abajo. Es decir, tanto el crawling peg del mercado formal como la suba que viene mostrando el paralelo podrían seguir funcionando en un rango similar al actual siempre y cuando el Covid no dispare una megaemisión.

"Estuvimos buscando distintas formas de explicar el comportamiento del CCL y una que nos dio resultado fue tomar el 50% de los plazos fijos más todo el dinero que está a la vista y el circulante divido las reservas brutas", explicó Leonardo Chialva, de Delphos, respecto del cálculo del dólar convertibilidad.

Y añadió: "Pagarle al Club de París y quedarse sin reservas, después de haber emitido pesos para comprar esas reservas, podría disparar el dólar convertible. Y si Argentina le paga al FMI puede pegar en el ratio de convertibilidad, ya que caería el denominador".

No obstante, si para ese momento llegasen los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI se robustecerían las reservas.

En línea con lo mencionado anteriormente, el gerente de research de Invertir en Bolsa, Federico Broggi, comentó: "El anuncio de nuevas restricciones, esta vez con ayuda social, acrecienta las expectativas de emisión". 

Al igual que Delphos, en Invertir en Bolsa también desarrollan un valor técnico del CCL al que llaman "benchmark del CCL". Nuevamente, en este caso la emisión se torna un factor clave: toman los pasivos remunerados más los pasivos no remunerados (encajes y base monetaria) y dividen por la cantidad de reservas.  Luego realizan una cuenta similar, pero a las reservas le suman los bonos del BCRA (utilizados para intervenir los tipos de cambio) y una vez que tienen ambos resultados promedian entre los dos.

EL AGRO

El otro aspecto clave es que continúen los precios internacionales que permiten a Argentina seguir sumando reservas e interviniendo en el mercado de bonos.

"La calma en la brecha se explica por la buena liquidación de divisas y la recomposición de reservas", señaló Martín Vauthier, director de EcoGo.

Vauthier consideró importante que el Gobierno siga rolleando su deuda en pesos, para no estar obligado a más emisión. También sostuvo que se está observando una cierta consolidación fiscal. "El Gobierno está siendo austero en los gastos Covid".

Asimismo, el estratega de renta fija de Consultatio, Francisco Mattig, indicó: "Los riesgos del CCL tienen que ver con una pero dinámica del mercado de cambios, porque creemos que la estacionalidad positiva va a tener un pico este mes. En junio y julio que van a seguir bien las liquidaciones, pero no como ahora".

Por otro lado, Mattig añadió: "A eso hay que sumar la cantidad de vencimientos que caen entre julio y agosto (más de $ 900.000 millones). Además, vamos a entrar en la estacionalidad mala de déficit fiscal".

No obstante, el analista estimó que "seguramente va a estar el BCRA poniendo los dólares que tenía que poner para que el salto en la brecha no sea fuerte".


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios