Finanzas personales: los 4 'no' que hay que decir a tiempo para dejar de perder plata

Muchos tienen el sí fácil cuando se habla de gastos. Hay que saber cuándo es conveniente frenar y pensar un poco antes de hacer un desembolso.

Normalmente cuando se empiezan a administrar la finanzas personales se busca todo lo que hay que hacer para mantenerlas en orden y conseguir un ahorro. Pero también es importante tener en cuenta cuándo hay que decir que no y mantenerse firmes. Muchas veces el "no" es más flexible que el "sí" y eso puede traer desmanejos y crisis permanentes.

1.- Los gastos. especialmente para quienes viven al día, sin capacidad de ahorro o que tienen endeudamiento excesivo. Cuando se está por hacer un desembolso fuera del presupuesto es importante pensar primero si es necesario necesario o si ese dinero podría tener un destino con mayor prioridad. En ese caso, es mejor no seguir adelante, explica el especialista mexicano Alberto Tovar.

2.- La tarjeta de crédito facilita mucho las compras. Pero es un arma de doble filo. Hay que saber que cuando se hace pago mínimo los intereses son muy altos. Si está muy cargada y se sabe que no se va a poder cancelar el resumen en su totalidad, es mejor optar por no usarla hasta que las cuentas estén en orden.

3.- Cuando se tiene el sí fácil hay que hacer el esfuerzo por transformarlo en un: "No, lo voy a pensar". Las salidas con amigos pueden terminar rápidamente en un gasto innecesario de plata. Eso no significa cortar de cuajo con la vida social, pero hay que ser prudentes a la hora de elegir.

4.- ¿Apareció una posibilidad de inversión con cuantiosas ganancias en poco tiempo? La respuesta automática es no. Mejor tomarse el tiempo de analizar la propuesta y si vale la pena el riesgo. En caso de que se decida hacerlo de todas maneras, hay que tener bien en claro cuánto dinero y por cuanto tiempo. Esta receta blindará evitará futuros dolores de cabeza.

En lógico querer usar la plata, pero siempre hay que tener presente que el dinero es un bien fungible. Lo que se use en un bien o servicio no podrá ser utilizado después. Por eso la primera respuesta que se debe tener en la cabeza es un no. Mejor pensarlo un poco y analizar si realmente se conviene hacer ese gasto,

Tags relacionados

Comentarios

  • JPB

    Juan Pablo Bosio

    Hace 8 días

    qué nota pedorra, para un retrasado mental, ni 1 consejo como la gente

    2
    0
    Responder