Reservas al límite

El Gobierno le pidió a los bancos que pongan dólares propios para financiar importaciones

En una reunión en la Secretaría de Comercio, Matías Tombolini solicitó a las cámaras que agrupan a los bancos públicos, nacionales y extranjeros que otorguen líneas para las importaciones.

La semana pasada, en la Secretaría de Comercio, su titular, Matías Tombolini, y las cámaras que agrupan a los bancos públicos (Abappra), nacionales (Adeba) y extranjeros (ABA) se reunieron para definir detalles del Ahora 30, bajar la tasa a 48% anual y financiar hasta $ 200.000 las compras de televisores, teléfonos celulares y aire acondicionado desde fin de mes hasta el 15 de diciembre.

Denuncian estafa millonaria a famosos del nuevo Madoff argentino

Ahora 30 comenzará a fin de mes: cómo aprovechar las cuotas

Tira y afloje

Pero, se coló otro tema en medio de la negociación, en la que los bancos privados se quejaron porque deben pagar una tasa del 75% por los depósitos a plazo fijo a 30 días por hasta $ 10 millones mientras que le piden que presten al 48% a dos años y medio, aunque haya una franquicia por encajes.

En pos de cuidar los escasos dólares netos de las reservas del Banco Central, Tombolini solicitó a los banqueros que salieran a financiar importaciones con sus propios dólares.

En ese preciso momento los banqueros miraron para otro lado: prefirieron seguir hablando del Ahora 30 antes que poner en juego dólares propios, que en el caso de los extranjeros sólo podrían disponer con permiso de sus matrices.

En pos de cuidar los escasos dólares netos de las reservas del Banco Central, Tombolini solicitó a los banqueros que salieran a financiar importaciones con sus propios dólares.

Cuánto cuestan los dólares

Le explicaron a Tombolini que solamente el costo de la corresponsalía, o sea el crédito en moneda extranjera, es hoy de 7% a 9,5% anual; un promedio de 8,5% anual para los 180 días, donde el BCRA pide a las empresas que sus proveedores sean quienes los financien. 

De lo contrario, deberían pedir una línea de financiación en dólares, que sólo la da el Nación al 8%, pues debe venir desde su filial de Uruguay o de Miami, de modo que no se trate de argendólares.

La prefi

Lo cierto es que la prefinanciación de importaciones por parte de los bancos, o la carta de crédito, es un mecanismo muy utilizado a nivel global, pero muy poco desarrollado en la Argentina, al punto que hay bancos de primera línea que ni siquiera cuentan con herramientas de este tipo, por lo cual se trata de un mecanismo sumamente restringido.

El costo de una prefinanciación, al incluir todos los gastos, termina siendo del 15% anual en dólares, mientras el de una carta de crédito es del 13%, más los costos de emisión, que rondan los u$s 500

La empresa debe tener números muy sólidos para que se la otorguen: "Así y todo el costo de una prefinanciación, al incluir todos los gastos, termina siendo del 15% anual en dólares, mientras el de una carta de crédito es del 13%, más los costos de emisión, que rondan los u$s 500", explica el ex director de Importaciones de la Secretaría de Comercio, Esteban Marzorati.

En pañales

A su juicio, no hay un mercado financiero desarrollado para atender toda la demanda en materia de importaciones, que va a ser grande, porque es muy difícil que una pyme consiga que sus proveedores le acepten un pago diferido.

"Los bancos, por su parte, no sacan créditos a sola firma, sino que piden como prenda el 150% del valor que prestan. Buscan cubrirse ante un contexto de incertidumbre muy grande y ante los constantes cambios regulatorios", advierte Marzorati.

Los bancos, por su parte, no sacan créditos a sola firma, sino que piden como prenda el 150% del valor que prestan. Buscan cubrirse ante un contexto de incertidumbre muy grande y ante los constantes cambios regulatorios

Incertidumbre

Ante normativas del BCRA que cambian de un día para el otro, para cuidar los escasos dólares de las reservas, no hay ningún tipo de certeza que el Central de acceso al mercado de cambios en la fecha que dice la Secretaría de Comercio.

"Si a la pyme el BCRA le dice que le va a dar los dólares a los 60 o a los 180 días es lo mismo, porque no va a lograr financiamiento de sus proveedores ni compromiso de pago, por los cambios de reglas de juego y el temor del proveedor del exterior que nunca cobre, ya que nadie le garantiza que el BCRA le dará los dólares", concluye el especialista.

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • AJC

    Alfredo Jos Chahin

    22/10/22

    Alguien importante dijo tiempo atrás: ¡¡país de morondanga!!

    0
    0
    Responder