Tipo de cambio

Dólar caro o barato: el indicador que miran los analistas para determinarlo

El dólar está cayendo tras los cambios de Gabinete. Sin embargo, hay medidas técnicas que podrían estar anticipando una baja mayor. Pese a la baja del dólar, también advierten que no hay lugar donde colocar tantos pesos en el mercado.

El mercado cambiario está operando con elevada volatilidad, al ritmo de los cambios políticos. La dinámica del tipo de cambio mantiene alerta a un mercado que continúa intentando determinar sus valores de equilibrio, y en esa búsqueda es que la lupa se posa especialmente sobre un indicador. 

Analistas fijaron su atención en la relación entre el precio del dólar y la cantidad de pesos en la economía, esperando detectar allí si la suba del dólar en julio se debió solo a un deterioro en las expectativas. 

Cobertura en crisis: empresas pasan test de deuda mejor que el soberano

Dólar futuro: el BCRA no piensa devaluar y se lo apuesta fuerte al mercado

dolar massa

La llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía provocó una fuerte baja en los últimos días en el tipo de cambio.

El contado con liquidación se derrumbó de la zona de $ 345 a $ 290 y anotó así su mejor semana desde mediados de 2020. La figura de Massa, con mayor apoyo político que Silvina Batakis, también desató una suba de más del 23% de los bonos y una baja del riesgo país. 

Pese a ello, los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) ven poco probable que el rebote de los bonos y la reducción de la brecha se sostenga sin medidas fiscales concretas para corregir los problemas estructurales. 

"Un plan es mejor que ningún plan. Pero es imperante que este plan económico sea anunciado lo antes posible para reafirmar que el cambio de mando implica cambio de rumbo. Los mercados han simbólicamente ungido a Massa con un voto de confianza al recibirlo, pero se mostrarán incrédulos si en los próximos días respectivas medidas para el corto/mediano plazos no son anunciadas", dijeron. 

dolar versus pesos

La clave hacia adelante es si, aun con esta baja, el dólar está caro o barato. En ese sentido, los analistas tienden a analizar la dinámica del tipo de cambio implícito y compararla con la cantidad de pesos de la economía.

Cuando la base monetaria amplia (es decir, la base monetaria y pasivos remunerados), se ubica por encima del tipo de cambio, tiende a indicar que el peso se muestra apreciado y que las chances de ver una suba del dólar crecen.

En cambio, cuando el dólar se ubica por encima de la base monetaria amplia, las chanches de ver un agotamiento en el rally aumentan.

Momentos en el que el tipo de cambio se ubicó por encima de la base monetaria se dieron en el tercer y cuarto trimestre de 2020, provocando una apreciación del peso (o un descenso del dólar).

El más exagerado de ambos casos fue cuando el dólar alcanzó un máximo de $ 185, evidenciando una fuerte divergencia respecto de la base monetaria amplia. Esto derivó luego en un proceso de pausa en el rally del dólar.

Lo mismo ocurrió a finales de 2021 cuando también el tipo de cambio quedó muy por encima de la base monetaria amplia, empujando al dólar a una pausa.

En cambio, en abril de este año el tipo de cambio había quedado muy por debajo de los valores que registraba la base monetaria amplia, dejando espacio para que el dólar suba.

Hoy, en cambio, el valor del tipo de cambio se ubica todavía por encima del valor de la base monetaria amplia, lo cual podría llevar a que el dólar protagonice un descenso aún mayor.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, señala que a la hora de anticipar la dinámica del dólar, se puede analizar la relación entre el tipo de cambio implícito y la cantidad de pesos (la base monetaria más los pasivos remunerados del BCRA). Pero en ese sentido, advierte que lo que empujó al alza el dólar en las últimas semanas no fueron cuestiones técnicas sino las expectativas.

"A lo largo del año destacamos el atractivo de dolarizar carteras viendo que el tipo de cambio implícito venía ´corriendo de atrás´ a la cantidad de pesos, hasta que ambas variables finalmente se alinearon hace dos semanas", comentó

Además, agregó que "desde entonces, el tipo de cambio implícito siguió subiendo y su valuación actual ya no pudo explicarse por la dinámica presente de las variables económicas, hecho que refleja que estuvo incidiendo muy fuertemente las expectativas", dijo.

El cambio de expectativas tras el ingreso de Massa produjo una contracción en el tipo de cambio, arbitrándose hacia sus promedios. 

Analizando el tipo de cambio en términos corrientes y constantes, desde PPI señalaron que los valores recientes de $ 326 del CCL pueden parecer elevados frente a los $ 162 (en pesos constantes) pre-PASO 2019. Pero advirtieron que también son muy inferiores a los $ 418 a los que equivaldrían hoy los niveles de $ 180 de octubre 2020.

Julio Calcagnino, analista de mercados de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, entiende que hay una mayor correlación que causalidad en los movimientos de la base monetaria y el tipo de cambio implícito.

"Si bien existe una relación teórica entre ambos, que relaciona la llamada teoría cuantitativa del dinero con la ley de un solo precio, hay una relación entre la depreciación de la moneda y la política monetaria poco responsable", dijo.

¿Overshooting?

La verticalidad en la suba en las últimas semanas había sido muy significativa y dejó abierta las chances de que el mercado haya experimentado un overshooting.

La contracción actual trae algo de alivio, pero analistas consideran que el movimiento tan abrupto del tipo de cambio estuvo fundamentado.

Desde la mesa de trading de Portfolio Investment consideran que no hubo una sobre reacción del tipo de cambio y esperan que el BCRA lleve a cabo una devaluación más acelerada pero controlada.

"No creemos que haya a futuro una situación de overshooting del tipo de cambio porque no esperamos una devaluación violenta del BCRA. Consideramos que el Central acelerará la devaluación, pero de forma ´controlada´. En ese sentido, el ritmo de devaluación que lleven adelante no va a ser de una magnitud tal que requiera una corrección posterior", dijeron desde la compañía.

Julio Calcaganino también cree aconsejable analizar el tipo de cambio en función de su competitividad para determinar si el mismo se encuentra bajo efectos de un overshooting.

"Preferimos evaluar el ITCRM en base al CCL, el cual exhibe niveles, si bien aún inferiores al pico de octubre de 2020, superiores a aquel de salida de la convertibilidad. Estos son niveles elevados desde el punto de vista de la historia reciente, aunque destacamos que en momentos de pánico o de ´crisis de confianza´ es difícil especular con un techo", comentó.

Pocos destinos para tantos pesos

Finalmente, a la hora de tratar de descifrar si el dólar podría estar alcanzando un techo, analistas también remarcan que hay pocas opciones para colocar los pesos en activos o instrumentos que ofrezcan una buena cobertura.

Por lo tanto, relacionando este desafío con las chances de haber visto una sobre reacción, desde el mercado consideran que la misma no es tal y que la dinámica alcista en el dólar puede continuar.

Desde un banco local explicaban que los inversores van a seguir convalidando este tipo de cambio ante la falta de opciones para colocar los pesos y por falta de señales del Gobierno para corregir los desequilibrios.

"Entendemos que un overshooting es cuando no hay motivos suficientes para justificar la magnitud del movimiento. Sin embargo, el mercado observa que no hay señales que apuntan hacia un equilibrio fiscal o hacia una menor emisión. Por lo tanto, no creemos que haya habido un overshooting", dijeron.

En paralelo, advirtieron que se dio un salto en la cantidad de pesos y se redujeron las opciones para colocar los mismos, elevando las presiones cambiarias.

"La cantidad de pesos en el mercado creció fuertemente en el último mes, con una emisión de dinero por más de $ 1,2 billones. De esta manera, notamos una falta de opciones para los pesos, lo que hace que los inversores sigan buscando dolarizar carteras", dijeron.

Sobre este mismo punto, desde PPI consideran que el mercado se encuentra desprotegido de instrumentos para canalizar el exceso de pesos reinante.

"Las tasas de interés del sistema financiero son récord negativas en términos reales (-22% real anualizado) y los títulos soberanos ajustables por inflación y por devaluación están bajo estrés. Consecuentemente, el mercado decide dolarizarse, aun convalidando cotizaciones que en términos reales puedan ser elevadas", dijeron.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios