Presupuesto

Dólar: qué ritmo de devaluación prevé el Gobierno para 2022, según el Presupuesto

Según puede verse en el proyecto de Presupuesto presentado anoche, el Gobierno prevé que el tipo de cambio nominal se ubique en $131,10 para diciembre 2022. El ritmo de devaluación, por lo tanto, sería del 28%.

El Gobierno nacional debió dejar de lado ayer, al menos por unas horas, la crisis política interna que atraviesa para presentar el proyecto del Presupuesto 2022. El proyecto ingresó minutos antes de la medianoche al Parlamento para su tratamiento tras la firma del presidente Alberto Fernández y del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Allí puede verse una suerte de hoja de ruta de lo que estima el Gobierno que ocurrirá con las principales variables macroeconómicas, fiscales y cambiarias para el año próximo. Y entre ellas se destaca que prevé que el tipo de cambio nominal se ubique en $131,10 por dólar para diciembre 2022.

Eso significa que si la proyección correspondiente al presupuesto de 2021 se cumple, que estimaba un dólar de $ 102,4 para este diciembre, el Gobierno estaría apuntando a una pauta de depreciación del tipo de cambio nominal, a lo largo de todo el 2022, apenas superior al 28%.

El ritmo de crawling peg del tipo de cambio, por lo tanto, se mantendría en niveles similares a los que se estima que cerrará este año (en torno al 25%, tal como había planteado Guzmán en febrero). Pero se aceleraría en relación al ritmo observado en los últimos tres meses, en los que se ubicó apenas por encima del 1%. 

"Me parece que no hay que enfocarse tanto en los números en sí, sino que hay que interpretar el mensaje. El equipo económico está confirmando que el año que viene va a acelerar la tasa de devaluación desde el 1% mensual que estamos viendo en estos días y va a tratar de que el tipo de cambio suba a un ritmo similar a la inflación", analiza al respecto Adrián Yarde Buller,  economista jefe y estratega de Facimex Valores. La inflación contemplada en el Presupuesto de 2022 es del 33%. 

Pero la estimación de un dólar a $ 131,10 para fin de 2022 también parece desestimar la posibilidad de que se produzca un cimbronazo cambiario tras las elecciones generales de noviembre, tal como ha venido descartando el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

¿Qué significa esto? Que el Gobierno seguirá apostando a sostener el ancla cambiaria. Pero para ello, y si es que pretende no dejar escapar aún más la brecha cambiaria, deberá sacrificar reservas. La estrategia, por lo tanto, podrá extenderse en la medida en que el Central no retome el ritmo de pérdida de dólares que encadenó entre el 26 de agosto y el jueves 9 de septiembre.

"El Banco Central (BCRA) podría seguir vendiendo a razón de u$s 200 a u$s 250 millones por mes para entrar en 2022 con algo de reservas, estamos hablando de un promedio de u$s 10 a u$s 12 millones por día, nada que ver con los valores de estos días", había alertado un informe de Econviews el viernes último.

"La situación es insostenible. No se puede extrapolar estos 10 días al resto del año porque simplemente no alcanzan las reservas", advertía el trabajo. Es por ello que desde la firma consideraban que más allá de las declaraciones de intenciones por parte del Gobierno, "si no hay reservas no queda otra que depreciar el tipo de cambio".

El mercado tampoco parece convencido de este planteo. Es que según puede verse en el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el BCRA ubicaba al dólar oficial en $ 154,47 para diciembre de 2022. Es decir, un 17,8% más caro. En los contratos de dólar futuro que se operan en Rofex, en cambio, el puede verse que el mercado espera que esos $ 131 sean superados en mayo del año próximo, siete meses antes de lo que prevé el Presupuesto 2022. 

Tags relacionados

Comentarios

  • FV

    Fabián Ventola

    Hace 19 días

    Graciosas estas notas, con el despelote que hay no se puede prever que pasa mañana..

    0
    0
    Responder