Financiamiento Pyme

Devaluación: hay un activo estrella que hoy compran los fondos para cubrirse de un salto del dólar

Las Pymes emiten un instrumento cada vez más demandado por los fondos comunes de inversión. Ofrecen tasas atractivas y no tienen riesgo soberano. Las SGR lo avalan ante riesgos de default. El volumen hoy es 6 veces mayor que el de comienzo de año

En esta noticia

En un contexto de búsqueda de cobertura cambiaria, los pagarés bursátiles atados al dólar linked han tomado un protagonismo importante y son cada vez demandados por los Fondos Comunes de Inversión (FCI).  

Hoy explican el 40% del volumen negociado en el mercado de financiamiento PYME cuando a comienzo de año era cercano al 10%.

Los FCI demandan cada vez más estos activos para evitar exponerse al riesgo soberano, y las PYMES con flujos en dólares lo emiten para financiar exportaciones.

Por qué los bonos en dólares argentinos siguen subiendo y se desentienden de los fundamentals locales

Temor al reperfilamiento de deuda: hay un dato clave que miran los inversores y está generando dudas 

Crece el volumen de pagarés bursátiles

El volumen de instrumentos de financiamiento PYME alcanzó un total de $ 79.467 millones en octubre y con estos valores se evidencia un crecimiento del 150% interanual.

Como dato interesante es que, en los últimos meses, el pagaré bursátil ha tomado un protagonismo mayor respecto del que se evidenciaba en la primera mitad del año.

Los pagarés son instrumentos en dólares, atados al dólar oficial (dólar linked) y en un contexto de búsqueda de cobertura cambiaria por parte de los inversores, estos activos han tomado mayor protagonismo.

En octubre, el volumen de pagaré bursátil fue de u$s 142 millones y en noviembre siguió subiendo hasta u$s 204 millones, en lo que va del mes.

Estos volúmenes son 6 veces mayores respecto del que se negociaba entre diciembre y febrero del año pasado.

El protagonismo ha crecido dentro del share de volumen de mercado.

Para tomar un ejemplo, y según los últimos datos del Mercado Argentino de Valores (MAV), la operatoria de cheques de pago diferido en octubre representó el 57% del total negociado, seguido por los Pagares que representaron el 40% del volumen de financiamiento PYME.

Es decir, si bien la gran mayoría del volumen de financiamiento está explicado por la negociación de cheques de pago diferido, hoy el 40% del volumen total responde a la negociación de pagarés bursátiles, cuando en enero representaba cerca del 10% del total.

Lucas Confalionieri, Managing Partner de Adcap Grupo Financiero señaló que el aumento del volumen operado en pagarés bursátiles responde al interés de los inversores por esta clase de activos y por otro lado, a la búsqueda de financiamiento de compañías con flujos en dólares.

"El aumento del volumen de pagarés en dólares responde a dos puntos. Por un lado, los emisores de los pagarés son empresas que tienen ingresos en dólares al oficial y con estos instrumentos se cubren y se endeudan al oficial, aprovechando las tasas bajas del mercado. En promedio, esos pagares se operan en tasas de devaluación +0% o +1%. Es decir, el emisor ve en los pagarés una forma de poder financiarse de manera eficiente", explicó Confalionieri.

"Las tesorerías de grandes empresas corporativas que tienen liquidez están buscando posicionarse y cubrirse ante una devaluación. Buscan cobertura cambiaria y con alternativas sin riesgo soberano. Es decir, buscan créditos corporativos de buen nivel e intentan colocar la liquidez de manera transitoria saliendo del riesgo soberano y lo encuentran con estos créditos", afirmó Confalionieri.

Con una visión similar, Cristian Villarroel, vicepresidente de Mills SGR, explicó que el aumento del volumen de los pagarés se da ya que hay mucha demanda de activos dólar linked.

Villarroel remarcó que el crecimiento viene de la mano del segmento no garantizado de pagarés.

Según explica el vicepresidente de Mills SGR, el incremento de las no garantizadas se da mayormente porque las SGR, luego de episodios del pasado en las que un salto del dólar oficial provocó que el apalancamiento de estas compañías quede excedido. Por ello hoy las SGR toman una postura más cautelosa y se aseguran los pagos.

"El crecimiento de los pagarés avalados es menor y el aumento en general se viene por el lado de los no garantizados. El crecimiento viene más por el lado de la demanda que por la oferta Dentro del menú de oferta de activos dólar linked, los pagarés avalados empieza a ser vistos por los inversores como algo cada vez más confiables. Los emisores son empresas PYMES y compañías grandes que se han ido acercado al mercado y estos se ven como buenos créditos", detalló. 

Plazos cortos

La gran mayoría de los pagarés negociados en el mercado son los no garantizados.

A su vez, si se analiza la segmentación del volumen por plazo de vencimiento de los pagarés durante los últimos 3 meses, se puede ver que la gran mayoría de estos instrumentos son negociados a plazos cortos, es decir de 0 a 300 días.

Sin embargo, y a diferencia de los cheques, los pagarés pueden ser emitidos a un plazo mayor, encontrando volumen en vencimientos que van desde los 300 hasta el rango de 900 a 5000 días.

En cuanto a la demanda de estos activos, desde Portfolio Investment remarcaron que hay una necesidad de los fondos de inversión de exponerse a la devaluación del dólar oficial y allí, el pagaré tomó protagonismo, con el mayor volumen concentrándose para plazos de 70 a 100 días.

"Hoy la estrella para cobertura cambiaria oficial son los corporativos dólar linked. El problema es que muchos de esos bonos rinden devaluación -3% o hasta -5%. Ante este escenario se vio un florecimiento de pagarés dólar linked, que tienen una arquitectura similar a la de un bono y que se paga al vencimiento, además de que son activos de plazos cortos. Las operaciones se están haciendo de los 70 a los 100 días. Por ello, muchos FCI buscan esos activos y creció la demanda", comentaron.

Adicionalmente, desde Portfolio Investment sostuvieron que el aumento del pagare dólar linked se ve bastante sostenido

"Es una herramienta que tiene el exportador para financiar sus exportadores. En cuanto a las tasas del pagaré bursátil son más convenientes respecto de las que ofrecen los bancos a la vez que la operatoria es muy sencilla. Hoy tanto las empresas de primera línea están teniendo acceso a este tipo de instrumento, así como también las Pymes y compañías no tan grandes", dijeron.

¿Qué es un pagaré bursátil?

El Pagaré Bursátil es una herramienta óptima tanto para el financiamiento del capital de trabajo de una MiPyME, como también para el financiamiento de proyectos de inversión que tienen foco en el crecimiento y expansión de una empresa.

Según remarcan desde el MAV, un aspecto destacado del pagare, y que robustece al instrumento, es que el mismo podrá ser emitido en pesos o en moneda extranjera, mejorando no solo los plazos de financiamiento sino también las condiciones del fondeo, resultando además un instrumento muy atractivo para los inversores en la diversificación de sus carteras.

"En lo que respecta a los Pagarés Bursátiles nominados en dólares, incluso pueden ser emitidos con tipo de cambio BNA vendedor billete o tipo de cambio A3500 de BCRA, a elección del emisor del instrumento. En ambos casos, la modalidad es "dolar-linked", es decir, si bien el instrumento puede nominarse en dólares, la liquidación de la concertación como el pago al vencimiento es en pesos", dijeron.

Además, agregaron que, en caso de ser pagarés bursátiles emitidos en moneda extranjera, "el importe a pagar será en moneda de curso legal calculado al tipo de cambio de la moneda extranjera de que se trate, al cierre del día anterior a la fecha de vencimiento", explicaron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.