Semana clave

Dato de inflación y un mercado más volátil empujarían otra suba de tasas

En el Central prevén que el ajuste de la tasa podría rondar un punto después de que se conozca el martes el IPC. Dudas sobre variables clave y la capacidad de Economía de rollear vencimientos de deuda en pesos.

Martín Guzmán canceló su viaje a Canadá donde iría a participar de una cumbre de minería ante la delicada situación del mercado doméstico.

El virtual cierre del crédito en pesos tras el derrumbe de los bonos CER, la difusión del dato del IPC de mayo y la suba del dólar en la Bolsa no daban espacio para que se ausentara del país.

El mercado revalúa riesgos y mira de reojo a los dólar linked

El pronóstico de Morgan Stanley para las acciones argentinas de cara a 2023

Licitación forzada

El equipo económico saldrá a licitar un abanico de papeles de la deuda para afrontar vencimientos por $ 11.000 millones. 

Un simple trámite por el bajo monto, la intervención de entidades oficiales y los títulos ofrecidos, todos con vencimiento en 2022. 

La duda en la plaza local pasa por la reacción que puede llegar a adoptar el Banco Central en su reunión de directorio del jueves.

El gran test para el Gobierno será el 28 de junio cuando vence deuda por casi $ 600.000 millones, $ 500.000 millones neteando la tenencia del FGS de la ANSeS y del Banco Central, que luce inalcanzable en las actuales condiciones del mercado.

Pero también mañana se dará a conocer el dato de inflación de mayo, en torno al 5,5% con alta incidencia en mercados pero también en lo político, con cada vez más voces en el Frente de Todos criticando la gestión del Ministerio de Economía en este punto.

La duda en la plaza local pasa por la reacción que puede llegar a adoptar el Banco Central en su reunión de directorio del jueves.

Seguramente dispondrá una suba de las tasas de interés: el interrogante es de cuánto será el incremento. Fuentes de la entidad monetaria aseguraron a El Cronista que esa suba de tasas rondaría un punto porcentual.

Desconfianza

La desconfianza de los inversores se acentúa por el aumento del déficit primario en relación al comprometido con el FMI, del orden del 3,25% del PBI según estimaciones de economistas.

La expectativa sobre el momento en que se reestructurarán los bonos en pesos pasó de una mayoría que lo veía con posterioridad al recambio presidencial a temores de reperfilamiento este mismo año.

 La consultora 1816 en su último informe señaló que "hace un mes y medio el mercado temía que le reestructuren los bonos pesos post cambio de mandato presidencial en el 2023; hace 15 días temía que le reestructuren los bonos en pesos durante la transición presidencial, es decir en el 2023; ahora aparecieron algunos temores a que puede haber algún tipo de reperfilamiento tan pronto como este año".

Esta consultora, entre las más influyentes en la plaza local, agrega que los precios del mercado descuentan un cierre del crédito en pesos al Gobierno en tres meses.

Dólar y reservas

De esta manera, las miradas de los inversores ahora se posan en diferentes variables para analizar el clima imperante en la plaza

 En primer lugar, la acumulación de reservas diarias del BCRA, para descifrar lo sostenible que es la evolución del tipo de cambio oficial, y si deberá el Banco Central acelerar el ritmo de devaluaciones diarias.

Otro dato clave pasó a ser la cotización de los bonos CER, aunque ahora el BCRA interviene en el mercado. El jueves compró cerca de $ 100.000 millones y al día siguiente ese monto se habría reducido a la mitad.

Por último, se despertó el dólar en la Bolsa, lo que era inevitable en el actual contexto y con el BCRA inyectando pesos. El viernes el "contado con liqui" y el dólar MEP marcaron nuevos máximos sólo superados a fines de enero cuando se temía un default con el FMI.

Demasiada incertidumbre para ahorristas. El contexto internacional tampoco ayuda.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios