CRISIS EN SUIZA

Credit Suisse: 4 claves para entender a la crisis que hace recordar a Lehman Brothers

El director ejecutivo del banco suizo comunicó que la entidad atraviesa uno de los momentos más duros de su historia. Qué está pasando y de qué depende su salida de esta crisis.

Los rumores acerca de un colapso financiero de Credit Suisse pusieron en vilo al mercado financiero global, dado que el banco es la segunda entidad financiera suiza más importante y una de las más relevantes a nivel mundial.

La compañía reconoció que atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia. Sin embargo, al mismo tiempo dijo que sería prematuro anunciar el quiebre de la compañía antes del resultado de su revisión estratégica integral el próximo 27 de octubre, con una actualización junto con su informe de ganancias del tercer trimestre.

Histórico banco que operó con Argentina está en problemas y temen otro Lehman Brothers

"El peor error en 110 años": la dura crítica a la Fed del teórico estrella en Wall Street

Las advertencias, conocidas antes del último fin de semana, hicieron que en la apertura del lunes sus acciones se desplomaran un 12% hasta un mínimo histórico. Aunque luego pudieron recomponerse casi en la misma medida.

Sin embargo, el inicio de la semana fue precedido de sucesivas jornadas de febril especulación en Twitter acerca de la salud financiera del banco y posible desplome e incumplimiento crediticio.

CREDIT SUISSE: 4 CLAVES PARA ENTENDER QUÉ ESTÁ PASANDO

1. El comunicado del banco

El director ejecutivo de Credit Suisse, Ulrich Koerner, dijo el viernes pasado en una nota a sus clientes que el banco se encuentra en un "momento crítico" mientras se prepara para su última revisión trimestral. Aunque destacó la "fortaleza" del capital y de la liquidez de la compañía.

El CEO prometió actualizaciones periódicas al personal durante este "período desafiante", y dijo que Credit Suisse estaba "bien encaminado" con su revisión estratégica.

Credit Suisse atraviesa un difícil panorama financiero.

"Sin duda habrá más ruido en los mercados y en la prensa de aquí a finales de octubre. Todo lo que puedo decirles es que sigan siendo disciplinados y permanezcan tan cerca como siempre de sus clientes y colegas", agregó Koerner.

2. El puntaje crediticio y la variación de las acciones

Las repercusiones que esto trajo provocaron que las primeras líneas de Credit Suisse tuvieran que intensificar su plan de contención, ante la considerable suba de los diferenciales de los swaps de incumplimiento crediticio (CDS), que ofrecen protección contra la mora de una empresa.

Esto retroalimentó la desconfianza de los inversores, la cual están tratando de revertir luego de que las acciones cayeran más del 95% desde su punto máximo. Algo que implica mayores costos de endeudamiento debido a las rebajas de calificación.

El banco espera una revisión trimestral de sus balances para fin de octubre.

A Credit Suisse le está costando generar confianza en sus inversores: las grandes pérdidas sufridas en el último mes, y el costoso plan para resguardar la situación financiera, han hecho que en medio de un mercado complejo aumente el nerviosismo de los tenedores del banco.

Con las acciones, el prestamista espera recaudar efectivo a través de enajenaciones en lugar de una emisión de derechos altamente diluyente del tipo que terminó haciendo Deutsche Bank.

3. Los antecedentes que la comprometen

Las impericia de las decisiones estratégicas de la compañía evidenciaron una falta de control de los excesos de límites de inversión, lo que fue un componente más que minó la confianza de los inversores. 

Parte del (relativo) desplome se explica por dos escándalos que ocurrieron casi en simultáneo en 2021 y que causaron pérdidas de varios miles de millones de dólares a la entidad.

Viento de frente: Wall Street cae otra vez y complica a los activos locales

Informe exclusivo: las 9 acciones imbatibles para ganarle a la recesión y esperar el bull market 

Estas fueron la quiebra de Greensill, compañía británica que presta dinero a empresas y que luego revende a inversionistas como paquete financiero, en la que Credit Suisse había invertido u$s 10.000 millones de sus clientes; y Archegos Capital Management, que también declaró su bancarrota, a la que el banco suizo le había prestado unos u$s 5100 millones.

4. El espejo con Lehman Brothers

Los escándalos financieros ponen en peligro un colchón de capital cercano a los 100.000 millones de dólares, informó el New York Times. Sin embargo, a medida que aumenta el diferencial de sus CDS será más difícil para la institución el recaudar más capital.

El temor a una caída similar a la del gigante norteamericano Lehman Brothers, registrada en la crisis del 2008-2009 en Estados Unidos, se apoderó del mercado. En su momento, el banco estadounidense administraba u$s 600.000 millones en activos y su quiebra fue la mayor de toda la historia.

Una de las postales históricas de la quiebra del Lehman Brothers.

De cara a la presentación de su balance trimestral, Credit Suisse busca incorporar un plan de contingencia que tendría como columnas la desinversión en diversas actividades y la mayor austeridad. El mes pasado estaban buscando recortar alrededor de 5000 puestos de trabajo, lo que equivale a un puesto de cada 10.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.