Finanzas personales

Caja de ahorro y cuenta corriente: cuáles son las diferencias y las claves a la hora de elegir

Los bancos ofrecen las dos opciones pero una de las dudas más comunes entre los clientes es cuál deberían tener y para qué sirve cada una.

Una de las formas más comunes y recomendables al momento de guardar el dinero es hacerlo en bancos o entidades financieras. Por lo tanto, las personas suelen optar por abrir cuentas bancarias para recibir los pagos de salarios, realizar transacciones de todo tipo y guardar sus ahorros.

Sin embargo, mientras los bancos ofrecen cajas de ahorros y cuentas corrientes, una de las dudas más comunes entre los usuarios es qué tipo de cuenta se debe tener y para qué sirve cada una. Sobre todo, teniendo en cuenta que algunos paquetes bancarios incluyen ambos tipos de cuenta y algunos clientes desconocen sus funciones.

A continuación, se detallan algunas de sus principales características, las cuales llevan a identificar las diferencias entre sí, para saber qué tipo de cuenta se ajusta a las necesidades de cada uno al momento de realizar la solicitud ante una entidad bancaria.

CAJA DE AHORROS


La caja de ahorros ofrece la posibilidad de depositar dinero en pesos o dólares si es que se tienen dos cuentas y realizar transacciones de todo tipo, como hacer transferencias a otras personas o entidades a través de la Clave Bancaria Uniforme (CBU) o del "alias".

Están asociadas a una tarjeta débito, con la cual se pueden realizar pagos en comercios físicos y sitios de internet que ofrezcan esa opción. El monto abonado en las compras es debitado directamente de la cuenta. A la vez, permite realizar extracciones de dinero en los cajeros automáticos.

Las cajas de ahorros son imprescindibles para aquellas personas que trabajan en relación de dependencia, ya que en ellas reciben los pagos por parte de los empleadores. A la vez, en ellas se depositan los haberes jubilatorios y todo tipo de asignaciones sociales del Estado.

Por determinación del Banco Central (BCRA), las cajas de ahorros en pesos de los bancos son gratuitas, tanto su apertura como su mantenimiento. Asimismo, la utilización de los cajeros automáticos no tiene cargos siempre y cuando se utilicen los pertenecientes al mismo banco en el que se tiene la cuenta.

Otra de las características de estas cuentas es que ofrecen un rendimiento por los fondos que el usuario tenga en la cuenta. No obstante, la tasa es apenas de 0,16% anual en el promedio de los bancos, muy inferior a la de los plazos fijos, aunque con la ventaja de tener el dinero siempre disponible.

CUENTA CORRIENTE


La principal característica de la cuenta corriente es que brinda la posibilidad de emitir cheques, ya sea en su versión tradicional o digital (Echeq), opción que no brinda la caja de ahorros. El dinero que cobre la persona beneficiaria del cheque se descontará de esa cuenta corriente.

Otra de las funciones que brinda es la oportunidad de realizar "giros en descubierto", es decir, respaldar cheques o solicitar adelantos de dinero sin tener fondos en la cuenta. Es algo así como un crédito, con una tasa de interés (ahora ronda el 36,5% nominal anual) y un monto máximo que asigna la entidad según el perfil del cliente.

A diferencia de la caja de ahorros en pesos, la cuenta corriente sí tiene un costo por su mantenimiento, que varía según cada banco. En este momento, el monto mensual a abonar por estas cuentas entre los principales bancos del país se ubica en torno a los $ 800, aunque en algunos casos supera los 1000 pesos.

¿Cuál se debe escoger?  


En términos generales, se puede decir que, dadas sus características, la caja de ahorros es la opción que más se adapta a las necesidades de las personas físicas, ya sean ahorristas, empleados en relación de dependencia (en blanco), jubilados y pensionados o perceptores de algunas de las asignaciones que otorga el Estado. 

En tanto, la cuenta corriente es más apropiada para empresas y personas con actividad comercial, ya que puede ser de utilidad porque brinda la opción de emitir órdenes de pago y realizar adelantos, que sirven para imprevistos. Sin embargo, puede ser utilizada por cualquier persona que quiera tenerla.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.