Se viene Netflix 'low cost': la empresa tendrá un plan más barato, pero con publicidad

El nuevo plan tendrá un precio u$s de 6,99 al mes y supone un cambio en la oposición a la publicidad desde hace muchos años.

Netflix ha revelado sus planes para un servicio de bajo costo apoyado por publicidad, apostando que una opción de u$s 6,99 al mes le ayudará a apuntalar los ingresos en tiempos económicos más difíciles.

Reed Hastings, director ejecutivo, dio marcha atrás con su antigua oposición a la publicidad a principios de este año, cuando el crecimiento de suscriptores de la empresa, que antes era vertiginoso, se revirtió en una señal de saturación del mercado norteamericano.

El nuevo servicio con publicidad, que se lanzará en noviembre, "aumentará el número de miembros y, con el tiempo, creará un importante flujo de ingresos y beneficios" en los 12 países en los que estará disponible el mes que viene, dijo el jueves Greg Peters, director de operaciones de Netflix.

¿Por qué Netflix cancela tantas series?

El nivel de publicidad obligará a Netflix a proporcionar datos sobre el número de espectadores que durante mucho tiempo se ha resistido a publicar, incluido el tamaño de sus audiencias. A partir del año que viene se asociará con Nielsen, el servicio de clasificación, para medir y verificar cuántas personas en Estados Unidos vieron los anuncios.

La advertencia sobre los suscriptores de Netflix este año asustó a los inversores, que han rechazado la guerra del streaming y exigen ver una vía de crecimiento sostenible de las ganancias. Esto ha llevado a Disney Plus a anunciar que lanzará un plan con publicidad en diciembre por u$s 7,99, al tiempo que subirá los precios para los clientes que quieran ver sin anuncios. Otros servicios de streaming, como Hulu, Paramount Plus y Peacock, ya ofrecen versiones con publicidad.

Morgan Stanley calcula que Netflix podría recaudar hasta u$s 3000 millones al año con la publicidad en 2026, pero espera que la mayor parte sea generada por los suscriptores que se cambian a niveles de membresía sin publicidad.

"Para los comercializadores, esto representa un aumento masivo de impresiones publicitarias de vídeo potencialmente premium en todo el mundo y esperamos una fuerte demanda", escribieron los analistas de Morgan Stanley. "Para las perspectivas de crecimiento de Netflix, las implicaciones son menos claras ya que no hay buenos precedentes".

Mientras que servicios de streaming como Hulu han pasado de financiarse con publicidad a desarrollar niveles de suscripción, ninguna plataforma de streaming ha intentado introducir un producto más barato basado en la publicidad y manteniendo las tarifas de suscripción al mismo tiempo.

Los ejecutivos publicitarios afirman que les ha sorprendido la rapidez con la que Netflix ha llegado al mercado y su estrategia de precios. Después de años de resistirse a cualquier tipo de publicidad en la plataforma, la empresa ha tardado sólo seis meses en lanzar el producto y ha optado por asociarse con Microsoft, una empresa relativamente nueva en la comercialización de videos.

Por qué Netflix y Disney invierten miles de millones de dólares en contenido, a pesar de que están perdiendo dinero

Netflix también le dijo inicialmente a los compradores de anuncios que pretendía cobrar u$s 60 o más por cada 1000 espectadores, lo que supone hasta el doble de la tarifa de otras plataformas. Esta prima más alta se produjo a pesar de que la empresa ofrecía herramientas rudimentarias de segmentación: en el lanzamiento permitirá a los anunciantes adaptar las campañas por país y género.

La publicidad se vendió al principio a un precio fijo, en parte para permitir una rápida introducción, y Netflix dijo que "casi agotó todo su stock en el lanzamiento", con cientos de anunciantes comprometidos con las campañas. Con el tiempo, la empresa espera que el producto publicitario se desarrolle de forma significativa, incluso mediante una segmentación más precisa.

Netflix tiene previsto mostrar entre cuatro y cinco minutos de anuncios por hora, una "carga publicitaria" relativamente ligera en comparación con la televisión tradicional. Parte de los títulos de la compañía no estará disponible debido a las restricciones de las licencias. El servicio de streaming espera que esto afecte sólo a entre el 5% y 10% de los programas y películas de la plataforma.

La nueva franja con publicidad estará disponible en Australia, Brasil, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Corea, México, España, Reino Unido y Estados Unidos.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios