Las Big Tech congelan las nuevas ofertas de trabajo por la incertidumbre de la economía

Wall Street está en vilo por la cautela de las empresas más importantes como Google, Meta, Apple y Microsoft.

Después de un periodo de expansión vertiginosa, las grandes empresas tecnológicas [conocidas como Big Tech] están apretando el botón de pausa.

Una serie de anuncios internos en los últimos días ha puesto de manifiesto la repentina ola de cautela que recorre las altas esferas de las empresas tecnológicas. El año pasado, cuando las Big Tech se apuraban para salir de la pandemia, quitaron el frenaron a las contrataciones. Ahora, al enfrentarse a comparaciones interanuales más difíciles y a una economía incierta, el ánimo ha cambiado rápidamente.

Google, después de advertir la semana pasada que iba a orientar sus contrataciones con más cuidado en los próximos meses, siguió esta semana con una pausa de dos semanas en todas las nuevas ofertas de trabajo mientras reevalúa las prioridades.

Cómo podrían perder su liderazgo los gigantes tecnológicos estadounidenses

Microsoft también ha confirmado que está trabajando en una revisión negocio por negocio para decidir cómo enfocar las inversiones de forma más estrecha. La empresa de software no ha suspendido todas las contrataciones y dice que seguirá aumentando su plantilla. Pero un replanteamiento de la empresa tan temprano en el año fiscal, que apenas comenzó este mes, muestra la rapidez con que están cambiando las perspectivas.

Y Apple, cuyo año fiscal finaliza en septiembre, también está pensando en ralentizar las contrataciones en algunas áreas mientras establece sus próximos planes anuales, según un informe de Bloomberg.

Una cuestión clave es si las empresas están actuando de forma preventiva o si ya hay pruebas de que la demanda de sus aparatos y servicios está disminuyendo. El panorama podría aclararse la próxima semana, cuando la mayoría de las grandes tecnológicas presenten sus resultados.

Wall Street está en vilo. Elon Musk se enfrentó a un aluvión de preguntas sobre la demanda de los autos eléctricos de Tesla cuando la empresa presentó sus últimas cifras el miércoles. Tesla es una de las empresas que ha pasado por un boom de contrataciones.

Después de recortar el personal en 2019 mientras luchaba por alcanzar la rentabilidad, el crecimiento de la plantilla se disparó a más del 40% en cada uno de los dos años siguientes. Eso hace que su reciente recorte del 10% en el personal asalariado parezca tanto un intento de reagruparse después de la rápida expansión como una respuesta al debilitamiento de la economía.

Apple deja de lado a Goldman Sachs y lanza su propio servicio de préstamos

La mayoría de las empresas tecnológicas no han revelado las cifras actualizadas de empleados. Pero una de las que sí lo ha hecho, Alphabet [la empresa matriz de Google], se encontraba en una etapa de contratación hasta mediados de este año. En los últimos doce meses, el número de empleados creció un 21%, el ritmo más rápido desde 2018. Las 30.000 personas que se sumaron en este periodo equivalen a más que todo el personal de Google en 2010.

La desaceleración económica que se avecina podría ser diferente a todo lo que las empresas tecnológicas, como Alphabet y Meta [la empresa matriz de Facebook], han enfrentado antes. Las breves y bruscas sacudidas de los últimos años han traído consigo unas condiciones monetarias laxas que han impulsado la demanda. En lo peor de la crisis financiera, Google recortó un 2% de su personal en 2009, para aumentar un 23% al año siguiente, cuando salió de la breve recesión.

En comparación, el ciclo de endurecimiento de este año por parte de los bancos centrales, y la desaceleración más prolongada que puede acarrear, es una aventura hacia lo desconocido.

Twitter vs Trump: ¿no habrán llegado demasiado lejos las Big Tech?

La publicidad digital ha demostrado ser espectacularmente resistente a las breves crisis económicas de los últimos años. No obstante, dado que la publicidad digital representa ahora alrededor del 60% del mercado publicitario, los gigantes del Internet no pueden esperar ser inmunes si se produce un retroceso generalizado en el gasto de los consumidores.

Sin embargo, con sus fuertes balances, las Big Tech están mucho mejor posicionadas para capear una recesión que en ciclos anteriores. Cuando se produjo la crisis financiera de 2008, Apple, Microsoft, Google, Amazon y Facebook contaban con un total de u$s 51.000 millones de reservas de efectivo.

Compárese con los u$s 542.000 millones en efectivo que tenían las cinco empresas a finales de marzo, según la agencia de calificación Moody's Investor Service. El stock de efectivo de las grandes tecnológicas representa ahora el 27% de todas las reservas líquidas del sector empresarial estadounidense.

No son las únicas que tienen los medios financieros para seguir invirtiendo -y contratando- durante una recesión. Tras el auge del capital riesgo, que hizo que la cantidad de dinero invertido se duplicara el año pasado respecto a lo que ya era un nivel históricamente alto, muchas start-ups también tienen unas reservas financieras inusualmente fuertes.

En una presentación realizada el mes pasado a los emprendedores a los que ha financiado, la empresa de capital riesgo Sequoia advirtió de que muchos tendrían que recortar costos, como ya habían hecho empresas de su cartera como Airbnb, Zappos y Tellme en anteriores crisis. Pero con las Big Tech congelando las contrataciones, añadió: "El reclutamiento está a punto de ser más fácil".

El boom de la contratación indiscriminada en el sector tecnológico ha terminado. Pero la guerra por los mejores talentos continuará.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios