Guerra en Europa: Rusia, Ucrania u Occidente ¿quién está perdiendo la batalla económica?

La deuda, la inflación, la energía y las sanciones son igual de importantes que el armamento a la hora de determinar quién está a la cabeza.

Ucrania, con el acuerdo de sus acreedores gubernamentales occidentales, anunció el miércoles pasado que suspenderá el pago de la deuda hasta al menos finales de 2023. Es un recordatorio oportuno de las dimensiones económicas del ataque de Rusia a Ucrania

La guerra no sólo supone un asalto a la identidad ucraniana y una apropiación de tierras. La guerra es también un severo test de la resistencia económica de Ucrania, sus patrocinadores occidentales y Rusia. Así que voy a analizar lo bien, o lo mal, que lo llevan todos los implicados en el conflicto.

Ucrania

Cabe poca duda de que Ucrania es el país más afectado. El anuncio sobre la deuda supuso un giro de 180 grados para Kiev. Anteriormente, se había comprometido a cumplir sus obligaciones en su totalidad, fuese cual fuese el costo de la guerra.

La guerra entre Rusia y Ucrania puede ser el comienzo de la segunda Guerra Fría

Pero ahora el déficit presupuestario del país asciende a unos u$s5000 millones al mes. El Tesoro de Estados Unidos teme que las autoridades estén destrozando las finanzas públicas de Ucrania imprimiendo dinero para cubrir la brecha. Hacen falta decenas de miles de millones de dólares de ayuda occidental para revertir la deriva hacia la inflación y el desorden económico.

¿Qué daño ha sufrido la producción económica ucraniana desde la invasión rusa en febrero? En un persuasivo análisis para voxeu.org, Mihnea Constantinescu, jefe de investigación del Banco Central ucraniano, Kalle Kappner y Nikodem Szumilo estiman que la actividad económica se desplomó un 45% al comienzo de la guerra, pero que en abril se recuperó en torno al 85% de los niveles anteriores a la guerra. Eso sigue suponiendo un golpe tremendo.

Pero los autores señalan un punto importante. Las regiones ocupadas por Rusia, como Jersón, al norte de Crimea, contribuyen mucho menos a la producción nacional que la región de Kiev, que representa casi el 30% del PBI y resistió el ataque de Rusia.

Finalmente, el primer ministro Denys Shmyhal prevé que la recuperación de Ucrania costará u$s750.000 millones. Esta cifra es casi cinco veces superior a la que Estados Unnidos destinó a la recuperación de Europa Occidental tras la Segunda Guerra Mundial, y puede quedarse corta.

Europa

Las economías de la Unión Europea y el Reino Unido también tienen problemas, pero nada comparable. En sus últimas previsiones, la Comisión Europea afirma que la inflación de la eurozona alcanzará un récord del 8,4% en el tercer trimestre. Pero el crecimiento real del PBI será del 2,6% este año y del 1,4% el próximo.

La cuestión central es cómo gestionará Europa sus necesidades energéticas en invierno si Rusia corta el suministro de gas. El FMI advirtió que un embargo ruso haría que el PBI de República Checa, Hungría, Italia y Eslovaquia sufriera caídas de más del 5% el próximo año.

 El FMI pronostica un duro golpe para la economía de Europa si se corta el gas ruso

Analistas de Deutsche Bank se muestran pesimistas respecto a Alemania, que tiene una fuerte dependencia del gas ruso. Pronostican una recesión a fines de este año. Lo más preocupante es el impacto de un embargo del gas ruso: "En un escenario donde 'el grifo permanezca cerrado', esperamos un racionamiento de gas que lleve a una caída del PBI de entre el 5% y el 6% en 2023".

El panorama de Reino Unido es sombrío por muchos de los mismos factores que afectan a Europa, pero también porque su comercio se está resintiendo por el Brexit y los niveles de productividad son crónicamente bajos. La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, una autoridad independiente, indica que los ingresos reales disponibles caerán un 2,2% en el ejercicio 2022-23, el mayor descenso anual desde que se iniciaron los registros en 1956-57.

Por qué Vladímir Putin se prepara para una guerra larga en Ucrania ¿y contra Occidente?

En resumen, todo depende de si se podrá convencer a la opinión pública europea de que siga apoyando a Ucrania durante una crisis económica en casa. Hará falta un liderazgo político de alto nivel.

Rusia

El Kremlin está poniendo a la economía rusa, incluido el sector privado, en situación de guerra a largo plazo. Durante la presentación de una serie de nuevas medidas, el viceprimer ministro Yuri Borisov dijo que su objetivo era "garantizar el suministro de armas y municiones".

Gran parte del debate en Occidente se centra en hasta qué punto las sanciones están debilitando el esfuerzo bélico ruso. En otro artículo en voxeu.org, Mark Harrison, profesor emérito de economía en la Universidad de Warwick, en Reino Unido, sostiene que las sanciones están funcionando porque están reduciendo las importaciones rusas y provocando la fuga de capitales. "La economía rusa se está desangrando a un ritmo progresivo".

La vida en una idílica isla de Suecia donde podría estallar la Tercera Guerra Mundial

Pero, ¿no sigue Europa pagando a Rusia miles de millones de euros por el suministro de energía? Harrison sostiene que es un error de entendimiento pensar que este dinero está financiando el esfuerzo bélico de Rusia. Por el contrario, se están acumulando saldos improductivos de divisas. "Si no se pueden utilizar para importar recursos a Rusia, no están pagando la guerra de Putin".

John Bryson, de la Universidad de Birmingham, afirma que el aislamiento de Rusia de las redes mundiales de suministro está dañando sus sistemas de investigación y desarrollo y de fabricación. El nuevo auto Lada (de origen ruso) "a prueba de sanciones" viene sin airbags, sistema antibloqueo de frenos, tecnologías de restricción de las emisiones, navegación por satélite y sistemas modernos de cinturones de seguridad, señala.

Sin embargo, lo que esto nos dice es que Rusia está reservando su tecnología más avanzada para el esfuerzo bélico. Hay pocos indicios, si es que hay alguno, de que el Kremlin esté pensando en relajar su guerra.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios