El mayor desafío de Putin: los rusos que huyen de la guerra

El tamaño de la resistencia interna es el mayor obstáculo para el Kremin desde el comienzo de la invasión.

El domingo por la noche, Ilya, un moscovita de 38 años, llegó rengueando y con muletas a la puerta de su casa y se encontró con dos funcionarios que le entregaron una orden de reclutamiento.

Ilya señaló el yeso de la pierna que se había fracturado al caer por las escaleras unas semanas antes, se negó a firmar los papeles, insultó a los funcionarios y dio un portazo.

"¿Qué me han hecho los ucranianos? Tengo un montón de amigos allí. ¿Qué voy a hacer, ir a disparar a sus familiares? ¿Hablan en serio?", les dijo.

Los planes para recomponer Ucrania: quién tiene que pagar y cuánto costará

Casi una semana después de que el presidente Vladimir Putin anunciara la movilización "parcial" de reservistas del ejército para reforzar la presencia de tropas en Ucrania, miles de rusos se niegan a alistarse. Su resistencia supone la mayor reacción contra el Kremlin desde que comenzó la invasión en febrero.

Aunque sólo se consideran aptos los hombres adultos con experiencia de combate, salvo excepciones, el Kremlin reconoció el lunes que el reclutamiento había afectado a una franja de la población mucho mayor de lo que había prometido Putin. Esta decisión rompe con una imagen que se ha intentado mantener a toda costa y que había permitido que la mayoría de los rusos siguiera haciendo su vida normal.

Algunos ciudadanos han optado por rechazar la medida, otros por protestar y otros por huir del país, lo que provocado el colapso de reservas de vuelos y largas colas en los pasos fronterizos terrestres de Rusia.

El Kremlin, que ya no puede contar con el apoyo tácito de los rusos, se enfrenta a un dilema. Una mayor represión de la sociedad -donde la disidencia está prácticamente proscrita desde marzo- supondría el riesgo de deteriorar aún más los apoyos.

Sin embargo, dar marcha atrás después de que Putin se anexionara cuatro regiones del sureste de Ucrania y amenazara a Occidente con armas nucleares podría aumentar la inestabilidad.

Las protestas más llamativas contra el decreto de Putin se han producido en Daguestán, una región empobrecida en las montañas del norte del Cáucaso que ha enviado un número desproporcionado de hombres a luchar en Ucrania.

Guerra Rusia Ucrania: "Van a llevarse a todo el mundo", el relato de los rusos que tratan de huir del país

El domingo y el lunes, los habitantes de varias ciudades de Daguestán se manifestaron coreando "¡No a la guerra!", bloquearon una importante carretera y se enfrentaron a las fuerzas del orden. Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraban a mujeres forcejeando con agentes de policía, varias detenciones violentas y ataques a manifestantes.

Un médico de Makhachkala reconoció que algunos pacientes le habían pedido que les concediera bajas médicas para poder evitar el reclutamiento. "El día que anunciaron la movilización, todo el mundo empezó a cuchichear en las colas, en las tiendas y en el autobús. Todos conocían a alguien de su entorno que había sido reclutado. Por supuesto que la gente está disgustada", explica.

También hay pruebas de que los funcionarios están utilizando las órdenes de reclutamiento como represalia contra las personas detenidas por protestar contra la guerra.

Empobrecidos y asustados, los oligarcas rusos no se atreven a criticar a Putin

Andrei, un estudiante de 18 años que ha preferido mantenerse en el anonimato, fue detenido durante una manifestación la semana pasada en el centro de Moscú y trasladado a una comisaría. Tras pasar varias horas allí, sobre la 1 de la madrugada le dijeron a él y a otros jóvenes que subieran al piso de arriba, donde un funcionario redactó órdenes de reclutamiento.

Intentaron negarse a firmar, pero un agente de policía les amenazó con retenerlos toda la noche. Tras ver que un joven firmaba y era liberado inmediatamente de la comisaría, los demás, incluido Andrei, siguieron su ejemplo.

Según la legislación rusa, los reclutas deben recibir las órdenes en persona. La pena por no obedecer una citación es una multa.

Los jóvenes firmaron sus avisos de reclutamiento pero no acudieron a la oficina al día siguiente, dijo Andrei, añadiendo que conocían sus derechos.

Muchas personas han intentado evitar el reclutamiento huyendo del país ante los rumores extendidos de que Rusia limitará la salida de los hombres en edad de reclutamiento.

El Kremlin y el Ministerio de Defensa anunciaron el lunes que no había planes de cerrar las fronteras, una señal de que estaban intentando controlar el pánico generalizado de la población.

Putin moviliza más tropas mientras se queda sin opciones: por qué decidió escalar el conflicto

El domingo, Vladimir Soloviev, un tertuliano de la televisión estatal, pidió en broma que se ejecutara a los agentes que se estaban encargando del reclutamiento. Poco después, un hombre disparó a uno de ellos en Ust-Ilimsk, en el este de Siberia, al parecer indignado porque un amigo que no cumplía los requisitos había sido alistado.

"Que huyan las ratas. El barco será nuestro, está ganando fuerza y se dirige claramente hacia su objetivo", declaró el lunes Ella Pamfilova, comisionada electoral de Rusia.

El lunes, la guardia de los puestos fronterizos de algunos aeropuertos y de la frontera terrestre con Kazajstán anunció que había recibido listas de personas a las que se les había prohibido salir del país.

Alexander, un hombre de 33 años que trabaja para una empresa europea en Moscú, reconoció que el lunes le prohibieron embarcar en un vuelo a Turquía con su novia en el aeropuerto de Vnukovo.

"Había otros chicos esperando en el banco que tenían el mismo problema. Volaban a las Seychelles, a las Maldivas, tenían a sus esposas e hijos con ellos, se iban de luna de miel. Pero no ha podido ser: los hombres no pueden irse", lamenta.

Otros rusos se han negado al reclutamiento escondiéndose de los funcionarios que intentaban entregar las citaciones.

Lev, un joven de 27 años que vive en los suburbios de Moscú, dejó su trabajo y se marchó de casa después de que los funcionarios dejaran una orden de reclutamiento en su buzón. Explicó había decidido trasladarse a un domicilio desconocido pero permanecer en el país, temeroso de que lo atraparan en la frontera y le entregaran la orden de reclutamiento.

La "operación militar especial" de Putin ha destruido mi vida y las posibilidades que tenía. Y ahora quiere literalmente quitarme la vida", aseguró.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios