El Banco Central Europeo terminará con las tasas negativas en pocos meses, según Christine Lagarde

Las declaraciones de la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, hicieron subir el euro y los rendimientos.

Christine Lagarde ha señalado por primera vez que el experimento de ocho años del Banco Central Europeo con las tasas negativas terminará en unos meses, diciendo que los costos de los préstamos están en camino de llegar a cero a finales de septiembre.

La presidenta del Banco Central Europeo escribió en un blog este lunes que, "basándose en las perspectivas actuales", la institución estaba "probablemente en condiciones de salir de las tasas de interés negativas a finales del tercer trimestre". La tasa de depósito es ahora de menos 0,5% y ha estado en territorio negativo desde 2014, cuando la región se enfrentaba a una crisis de deuda soberana.

El euro alcanzó su nivel más alto en un mes frente al dólar, compensando parcialmente las preocupaciones entre los funcionarios de que una moneda única más débil exacerbaría las presiones de los precios. Los costos de endeudamiento de los gobiernos de la eurozona aumentaron como consecuencia de estas declaraciones.

Los bancos centrales están tratando de encontrar el 'punto justo' de las tasas para frenar la inflación

La presidenta del Banco Central Europeo está presionada para que acelere la retirada de su política monetaria ultralaxa para hacer frente a la inflación récord de la eurozona. La mayoría de los analistas esperan ahora que el banco suba las tasas en al menos 0,25 puntos porcentuales en su reunión de julio, unas semanas después de que deje de comprar más bonos.

Lagarde escribió: "Si vemos que la inflación se estabiliza en el 2% a medio plazo, será apropiada una mayor normalización progresiva de las tasas de interés hacia la tasa neutral".

El nivel neutral de las tasas es el nivel óptimo en el que una economía no se sobrecalienta ni se frena. Los funcionarios del Banco Central Europeo estiman que la tasa neutral para la eurozona se sitúa entre el 1% y el 2%, pero los economistas están divididos sobre si subirá las tasas por encima de ese nivel para contraer la demanda en un esfuerzo por domar la inflación.

Lagarde dijo que las tasas podrían subir por encima del nivel neutral "si la zona euro se recalienta". Pero con la eurozona enfrentándose a "shocks negativos de oferta" por la guerra de Ucrania, los cuellos de botella en la cadena de suministro y los confinamientos por coronavirus en China, había "argumentos para el gradualismo, la opcionalidad y la flexibilidad a la hora de ajustar la política monetaria".

Los comentarios de Lagarde hicieron que el euro subiera un 1,1% frente al dólar, hasta u$s 1,07. El euro ha caído más de un 12% frente al dólar en el último año. Destacando el impacto de la debilidad de la moneda, Lagarde dijo que el aumento de los precios de las importaciones había costado a la eurozona 170.000 millones de euros (u$s 1,8 mil millones) o el 1,3% del PBI, en el año hasta marzo.

El rendimiento del bono alemán a 10 años subió 0,05 pp, hasta el 0,99%. El rendimiento de los bonos aumenta cuando sus precios caen.

Advierten que el euro alcanzaría la paridad con el dólar en 6 meses

Frederik Ducrozet, estratega de Pictet Wealth Management, dijo que la reacción del mercado "parece contraintuitiva", y añadió que "los comentarios de Lagarde sobre la flexibilidad sugieren que no hay apuro por endurecer la política más allá de lo neutral".

Los inversores también se vieron alentados por una inesperada mejora de la confianza empresarial alemana, después de que el índice mensual de confianza empresarial del Instituto Ifo subiera 1,1 puntos, hasta 93, su nivel más alto desde febrero.

Después de que la inflación se disparara en abril hasta alcanzar un récord en la eurozona del 7,4%, muy por encima del objetivo del 2% del Banco Central Europeo, un número creciente de miembros de su consejo de gobierno han señalado que es probable que se produzca la primera suba de la tasa de depósito en una década en su reunión del 21 de julio.

Suba de tasas de la Fed: comenzó la cuenta regresiva del 'dinero fácil' 

Los mercados prevén cuatro alzas de un cuarto de punto por parte del Banco Central Europeo este año, una en cada reunión de julio a diciembre. Rohan Khanna, estratega de renta fija de UBS, dijo: "Cada vez que cualquier responsable de la política monetaria se acerca a lo que el mercado está valorando, el mercado tiende a valorar un poco más".

El jefe del banco central holandés, Klaas Knot, llegó a decir la semana pasada que podría considerar la posibilidad de elevar su tasa de depósito en medio punto porcentual en la reunión de julio, lo que lo llevaría de menos 0,5% a cero de una sola vez.

Sin embargo, Lagarde dijo que el gradualismo era "una estrategia prudente en un contexto de incertidumbre", señalando su preferencia por subas de las tasas de un cuarto de punto. "Es sensato avanzar paso a paso, observando los efectos sobre la economía y las perspectivas de inflación a medida que las tasas suben", añadió.

La eurozona "no se enfrenta a una situación directa de exceso de demanda agregada: de hecho, las perturbaciones de la oferta están elevando la inflación y frenando el crecimiento a corto plazo", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios