NUEVO ESCENARIO

Crecen los temores entre los inversores en bonos

Mientras Warren Buffett advierte sobre el panorama del mercado de deuda, la mejora en las proyecciones económicas aumenta las expectativas de subas en las tasas de interés.

"Los bonos no son el lugar para estar estos días", dijo Warren Buffett, el jefe de Berkshire Hathaway, a los accionistas en su última carta anual el mes pasado. Muchos en los mercados opinan igual que el Sabio de Omaha, y por una buena razón.

Los nubarrones sobre las economías mundial y estadounidense se están disipando gracias a la distribución de las vacunas contra el Covid-19, y al mismo tiempo los gobiernos están decididos a gastar a lo grande para sostener la recuperación de la actividad con el claro objetivo de volver al pleno empleo.

Powell pidió "paciencia" y los mercados respondieron con números rojos

Esta semana, el presidente Joe Biden afirmó que su administración planea disponer de suficientes dosis de vacunas contra el coronavirus para vacunar a todos los adultos norteamericanos antes de fines de mayo, lo que prepara el terreno para una economía más abierta cuando llegue el Día de los Caídos.

El mejor escenario macroeconómico no deja otra opción a los inversores en bonos más que elevar las expectativas tanto de crecimiento como de inflación y reducir su exposición al riesgo de un alza pronunciada en las tasas de interés del mercado este año. A pesar de su reciente y abrupta suba, los índices de referencia a 10 años siguen estando en niveles históricamente bajos, un punto de vulnerabilidad que no pasa desapercibido para los inversores.

"El nivel de temor es alto entre los asesores financieros y gestores de carteras ante la perspectiva de que las tasas suban", dijo Jason Bloom, jefe de estrategias de renta fija y alternativas para ETF (fondos de inversión cotizados) en Invesco.

Las amplias canastas de deuda pública estadounidense y mundial ya han perdido más de 3% de su valor desde principios de enero. Puede que eso no parezca un gran descenso. Sin embargo, el principal índice de deuda del Tesoro estadounidense no tiene un año de rentabilidad negativa desde 2013, cuando el famoso "taper tantrum" (el período de volatilidad y salida de capitales que se presentó en el verano boreal de 2013) provocó un alza de las tasas de interés a 10 años que se tradujo en un retorno total de -2,75%.

Sube la tasa americana y complica al mercado de deuda global, incluida a la deuda argentina

La abrupta caída de los precios de los bonos de este año recalca un aspecto desagradable de la deuda con vencimiento a más de 10 años: sus precios pueden caer rápidamente cuando el punto de partida de las tasas de interés es históricamente bajo. El fondo cotizado iShares de bonos del Tesoro de EE.UU. con vencimiento superior a 20 años acumula una pérdida superior a 11,4% en lo que va de este año, borrando parte de la ganancia de 18% obtenida en 2020.

La velocidad del último aumento de las tasas, tanto nominales como ajustadas por inflación, hasta ahora no provocó una caída de las acciones, del crédito y de las monedas frente al dólar estadounidense que sea de tal magnitud que preocupe a la Reserva Federal. El jueves, el presidente de la Fed Jay Powell señaló que están observando la reciente alza de tasas, pero que todavía no suena la alarma a menos que eso provoque "un endurecimiento persistente de las condiciones financieras".

Jay Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos

Como era de esperar, el mercado de bonos no recibió con agrado este mensaje y la renta variable, encabezada por las acciones tecnológicas de elevada valuación, registró caídas a final de la semana. Pero este tipo de comunicación del banco central tiene sentido en varios aspectos. Los responsables de la política monetaria no pueden reconocer una mejora de la economía y luego anunciar un incremento en la compra de bonos o fijar un tope a las tasas de interés a 10 años al primer temblor del mercado.

Permitir que el mercado de bonos quite un poco de aire a las exuberantes valuaciones de las acciones y de las viviendas mediante tasas de interés a 10 años más elevadas es una estrategia apropiada frente a lo mucho que subieron los precios de los activos y en un momento en que está repuntando el crecimiento económico. La tasa de interés a 10 años en EE.UU. se mantiene actualmente por debajo del 1,80% que regía antes de la pandemia. Podría decirse que parece baja dado que las perspectivas macroeconómicas actuales son opuestas a la evidente desaceleración de principios de 2020.

A largo plazo, esto deja al mercado de bonos, a los inversores en general y a los bancos centrales ante un difícil período de espera hasta que el tono de la recuperación económica esté bien consolidado. Una forma de medir el progreso en ese frente será la trayectoria de las tasas de interés ajustadas por inflación, que son un barómetro de las perspectivas de crecimiento económico a largo plazo. En -0,7%, el rendimiento real a 10 años sigue en su punto más bajo desde 2013 y muy por debajo de la media superior a 0,30% desde principios de 2010.

Si el plan de Biden fracasa pasará a la historia como el mayor "gol en contra"

"Es probable que haya más estímulos fiscales en relación con lo que se vio durante la última década", dijo Ashish Shah, codirector de inversiones de renta fija en Goldman Sachs Asset Management. Sin embargo, señaló que hay "límites naturales" en cuanto al alza de las tasas de interés. Entre ellos se encuentran las presiones sobre la inflación provenientes de la demografía y la tecnología, mientras que "el exceso de deuda también impedirá que el crecimiento económico sostenga un repunte".

Desde 2009 en algunas ocasiones el mercado de bonos tentó a los inversores con episodios de subas de tasas de interés, pero luego la presión cedió porque el crecimiento económico posterior era modesto e iba acompañado de una presión inflacionaria benigna. Aunque el mercado de bonos ahora siente el calor, la temperatura se enfriará si la historia económica imita el patrón de la década anterior.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados

Compartí tus comentarios