FINANCIAL TIMES

China aumenta su arsenal nuclear y enciende las alertas en el Pentágono

Estados Unidos cree que Beijing cuadruplicará su arsenal de ojivas nucleares para 2030. ¿Podría alterar el equilibrio de poder en Asia?

El 27 de julio, China se convirtió en el primer país en hacer volar un vehpiculo de desplazamiento hipersónico [Hypersonic Glide Vehicle o HGV] -una nave maniobrable que viaja a más de cinco veces la velocidad del sonido- alrededor de la Tierra.

El vehículo fue propulsado por un cohete que puede sobrevolar el Polo Sur, eludiendo las defensas antimisiles estadounidenses centradas en el Polo Norte, y dando a los chinos otra forma de alcanzar objetivos en América.

Esta prueba fue la última de una serie de revelaciones sobre la creciente capacidad nuclear de China que ha hecho saltar múltiples alarmas en Washington. A principios de este mes, el Pentágono dijo que cree que China ha acelerado sus planes nucleares y que cuadruplicará su arsenal hasta alcanzar al menos 1000 ojivas nucleares para 2030.

China probó su nueva arma hipersónica y un alto militar de Estados Unidos dice que se acerca un "momento Sputnik"

En las dos últimas décadas, China ha sorprendido a Washington con el incesante ritmo de su acumulación militar convencional, que abarca desde aviones de combate y bombarderos hasta submarinos y buques de guerra. Su armada es ahora, con diferencia, la mayor del mundo.

Pero la combinación de la prueba hipersónica y el aviso de ojivas ha centrado la atención en un cambio potencialmente dramático en la postura nuclear de Beijing.

Los líderes militares de Washington se enfrentan a dos cuestiones críticas. Después de décadas de aumento gradual de sus fuerzas nucleares, ¿está China virando hacia un enfoque menos defensivo que tiene el potencial de alterar significativamente el equilibrio de poder en Asia Oriental? ¿Y podría esto permitir a China ganar un conflicto con Estados Unidos sobre Taiwán al neutralizar la amenaza de las armas nucleares estadounidenses?

El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, describió la prueba, de la que informó por primera vez el Financial Times, como algo muy parecido al "momento Sputnik", en referencia a la puesta en el espacio de un satélite de la Unión Soviética en 1957.

"Estamos asistiendo a uno de los mayores cambios en el poder geoestratégico que el mundo ha experimentado jamás", dijo Milley al FT.

"Este cambio está ocurriendo al mismo tiempo que un cambio fundamental en el carácter de la guerra", añade Milley. "Tenemos que actuar con urgencia para desarrollar capacidades en todos los ámbitos -terrestre, marítimo, aéreo, espacial, cibernético y nuestras fuerzas nucleares estratégicas- para hacer frente a este panorama mundial en evolución. Tenemos que actuar ahora. De lo contrario, nos arriesgamos a condenar al fracaso a nuestras futuras generaciones".

Mientras el Pentágono vigila toda la gama de expansión militar que está llevando a cabo el Ejército Popular de Liberación, el aumento de las fuerzas nucleares ha acaparado una enorme atención por lo rápido que se ha producido.

El almirante Charles Richard, que dirige las fuerzas nucleares estadounidenses como jefe del Comando Estratégico, dijo en agosto que la palabra "impresionante puede no ser suficiente" para describir la expansión. El general John Hyten, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, añadió recientemente su propia advertencia sobre las implicaciones.

China: Xi Jinping refuerza su control del Partido Comunista con la mira puesta en un tercer mandato

"Todas las armas hipersónicas que están construyendo, todas las armas nucleares que están construyendo, no están destinadas a su propia población", dijo Hyten. "Están destinadas a los Estados Unidos...Tenemos que asumirlo, y tenemos que planificar en base a eso".

Sin embargo, la expansión china también entra en el debate en Washington sobre cómo debe reestructurar Estados Unidos sus fuerzas nucleares. Jeffrey Lewis, experto en no proliferación del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury, afirma que la acumulación de China ha puesto de manifiesto el resultado autodestructivo de la política estadounidense.

"Las administraciones de Bush y Obama afirmaron que si manteníamos un arsenal de armas nucleares tres o cuatro veces mayor que el de China, Beijing se vería disuadido de querer igual a los Estados Unidos ¿Cómo está funcionando eso?"

Vulnerabilidad mutua

Desde que probó su primera bomba atómica en 1964, China ha mantenido una política de disuasión mínima respaldada por una "fuerza nuclear ligera y eficaz". Se diseñó para garantizar que China, que tiene una política de "no primer uso", tuviera las armas nucleares suficientes para tomar represalias contra cualquier primer ataque.

Según Taylor Fravel, autor de un libro sobre el Ejército Popular de Liberación, el presidente Mao Tse Tung dijo en 1956 que China necesitaba bombas atómicas para la disuasión, aunque las describió como "tigres de papel".

"Cualquiera que sea el número final de ojivas, esta expansión es el cambio más significativo en el programa de armas nucleares de China desde que probó su primer dispositivo atómico", dice Fravel sobre las proyecciones del 'Informe sobre el poder militar de China' del Pentágono.

En su informe, el Pentágono afirma que la Fuerza de Cohetes del Ejército Popular de Liberación cuadruplicará su arsenal hasta alcanzar al menos 1000 ojivas nucleares a finales de la década, lo que supone una espectacular ampliación de su estimación con respecto al año pasado.

"Estamos asistiendo a uno de los mayores cambios en el poder geoestratégico que el mundo ha experimentado jamás", dijo Milley al FT.

En un acontecimiento que marcaría un hito importante, el Pentágono dijo que China podría tener ahora una "incipiente" tríada nuclear -es decir, misiles lanzados por tierra, mar y aire- después de haber desplegado un bombardero con capacidad nuclear el año pasado.

El Ejército Popular de Liberación también está desarrollando nuevos misiles balísticos intercontinentales que llevarían múltiples ojivas, y está construyendo cientos de silos para misiles balísticos intercontinentales terrestres. Además, probó 250 misiles balísticos en 2020, más que el resto del mundo combinado.

El Pentágono dijo que China puso en funcionamiento el DF-17, un misil de medio alcance equipado con un vehículo de desplazamiento hipersónico, en 2020. No ha dicho si la prueba de julio fue un DF-17 porque los detalles del evento siguen siendo clasificados.

Tras Evergrande, otra desarrolladora china preocupa a los mercados: la Fed teme un contagio mundial

Para ilustrar aún más la expansión, el Pentágono dijo que China tienemás de 200 satélites de sensores y reconocimiento en el espacio, en comparación con los 120 de hace dos años. El Ejército Popular de Liberación también ha comenzado a aplicar una postura parcial de "lanzamiento sobre aviso", que permitiría contraatacar antes de que un misil estadounidense entrante alcanzara su objetivo, en lugar de tomar represalias después de que un primer ataque hubiera alcanzado lugares en China.

El informe del Pentágono y la prueba hipersónica han intensificado el debate en Washington, y en las capitales aliadas de Estados Unidos, desde Japón hasta Australia, sobre por qué China parece haber decidido abandonar su anterior postura.

Dada la rápida expansión, los expertos debaten si China cree que necesita una disuasión "mínima" más fuerte debido a las crecientes capacidades de Estados Unidos, o si está abandonando su postura de disuasión mínima de décadas.

"No es necesario desarrollar el tipo de capacidades que están desarrollando para una disuasión mínima", dijo Hyten.

Algunos expertos afirman que China está mejorando su capacidad de represalia para contrarrestar los avances de Estados Unidos en áreas como la defensa antimisiles. China está cada vez más preocupada por este tema desde 2002, cuando la administración Bush se retiró del tratado sobre misiles antibalísticos, que limitaba los sistemas de defensa antimisiles con base en tierra.

Mientras que Estados Unidos argumenta que sus defensas están pensadas para amenazas limitadas, como Corea del Norte, a China le puede preocupar que, en caso de un conflicto más amplio, un primer ataque estadounidense pueda destruir gran parte de sus fuerzas nucleares y que Washington utilice entonces sus defensas antimisiles para derribar cualquier misil chino que sobreviva.

Pero otros sostienen que el presidente chino, Xi Jinping, quiere elevar las apuestas para asegurarse de que Estados Unidos no intente utilizar las armas nucleares y evitar que China tome medidas militares contra Taiwán.

China nuclear: cuadruplicará su arsenal hasta 2030, advierte el Pentágono

"China no está desarrollando sus fuerzas nucleares para un ataque fulminante contra Estados Unidos", afirma Caitlin Talmadge, experta nuclear de la Universidad de Georgetown. "Está tratando de encerrar a Estados Unidos y a China en un estancamiento de 'vulnerabilidad mutua' más profundo, para que Estados Unidos no pueda jugar la carta nuclear en una guerra convencional, por ejemplo, sobre Taiwán".

La preocupación en el seno del Pentágono se produce en un momento en que las relaciones entre Estados Unidos y China están sumidas en un estado peligroso, desgarradas por disputas sobre tecnología, aranceles y derechos humanos, además de la rivalidad militar.

Por lejos, el punto más peligroso es Taiwán, ya que China realiza vuelos récord de aviones de guerra en la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán, poniendo a prueba las defensas del país e intentando intimidar al gobierno de Taipei.

Vipin Narang, experto en seguridad nuclear del MIT, cree que China está llevando a cabo una expansión nuclear "sorprendente" porque piensa que "el riesgo de una guerra convencional con Estados Unidos es mayor ahora que nunca".

Afirma que el mayor riesgo no es una guerra nuclear, sino "una guerra convencional excepcionalmente intensa en la que China despliegue su enorme arsenal de misiles convencionales en el teatro de operaciones de Asia sin temor a la escalada nuclear de Estados Unidos".

Tras la retirada de Estados Unidos de Afganistán, los críticos dijeron que China se volvería más asertiva.

Llamada de atención

Michael McCaul y Mike Rogers, dos legisladores republicanos de alto nivel, le pidieron la semana pasada a la administración de Biden que compartiera información sobre las preocupaciones planteadas por los aliados mientras lleva a cabo una "revisión de la postura nuclear".

Su carta respondía a un informe del FT en el que se decía que los aliados de Estados Unidos estaban instando a Biden a no dar un gran giro a la política nuclear declarando una postura de "propósito único" que definiría los casos en los que Estados Unidos utilizaría armas nucleares. Los críticos dicen que eso debilitaría el paraguas nuclear que proporciona a los aliados lo que se conoce como "disuasión ampliada".

Philip Davidson, el recientemente retirado jefe del Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos, que advirtió a principios de este año que el Ejército Popular de Liberación podría emprender acciones militares contra Taiwán dentro de seis años, dice que la gente debería ver la expansión convencional y nuclear de China como lo que es: una penetrante llamada de atención.

"Tenemos que reconocer que el Partido Comunista Chino está haciendo todo lo que dijo que haría para sustituir el liderazgo mundial de Estados Unidos por el suyo. Nuestra prosperidad futura y nuestra seguridad están en juego".

Tags relacionados

Comentarios

  • LGS

    Luis Gustavo Scesa

    Hace 7 días

    ¿Qué tiene que ver esto con la base china que autorizó el kirchnerismo -y no se sabe a ciencia cierta que función cumple- en el sur de nuestro país?

    0
    0
    Responder