Tráfico

Atención conductores: así puedes evadir el pago de una multa de la DGT

Si bien la Dirección General de Tráfico (DGT) impone sanciones por infracciones graves, existe una forma legal de evitar el pago de las mismas. De qué se trata y cuáles son las condiciones.

En esta noticia

La Dirección General de Tráfico (DGT) vela por la seguridad en las calles y carreteras de España. Por ese motivo, el organismo impone multas por diferentes infracciones, contrarias a lo determinado por la Ley de Tráfico.

De acuerdo con un informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), el año pasado se pusieron medio de sanciones de tráfico en las vías españolas (un 15,6% más que el año anterior) y recaudó 507 millones de euros.

El pago de estas infracciones puede ser una gran carga para muchas personas, pero postergarlo puede llevar a cargos extras o hasta un embargo. Sin embargo, si se cumplen ciertos requerimientos, es posible evitar el pago completo de una multa.

La DGT advierte sobre la estafa en la que no debes caer para evitar que te roben datos y tu dinero

Alerta conductores: es algo que muchos conductores hacen y puede significarte una fuerte multa

Cómo evitar el pago de una multa de la DGT

Según indica el organismo de tráfico, es posible apelar una multa en situaciones específicas. La principal es si la sanción presenta un "defecto de forma", algo que el Real Automóvil Club de España (RACE) establece como "aquel defecto procesal que consiste en la falta de cumplimiento de alguno de los requisitos legales establecidos". Eso significa que, si en la sanción no está escrito alguno de los datos que exige la ley, el infractor tiene derecho a apelarla.

Una multa debe tener estos datos: 

  • Identificación del vehículo sancionado (matrícula, marca y modelo)
  • Identificación de la persona denunciada, si se conoce (nombre, apellidos y domicilio), así como el agente de la autoridad que efectuó la denuncia
  • Descripción detallada del hecho, incluyendo lugar, fecha y hora.

Cabe aclarar que encontrar un error en alguno de estos puntos no implica la existencia de un defecto de forma, ya que pueden ser corregidos por Tráfico y no constituirán motivo suficiente para rechazar la denuncia.

Existen errores que pueden servir para apelar una multa (Fuente: Shutterstock)

Cuáles son los errores que permiten apelar

Existen algunos errores que no son susceptibles de rectificación por parte de la DGT. Esos son lo que pueden ser apelados y provocar la anulación de la multa:

  • Si no se especifica la matrícula ni el tipo de vehículo
  • Cuando la matrícula que se observa en la fotografía no coincide con la del vehículo denunciado
  • Si la calidad de la imagen no permite identificar con claridad la matrícula del vehículo
  • Cuando no se detallan suficientemente los hechos acontecidos que motivan la sanción
  • Si el hecho denunciado no coincide con la infracción

Los conductores que en su coche tengan una etiqueta C tendrán todos estos derechos y restricciones en 2023

Alerta conductores: las multas que podrías recibir por tocar una pantalla hasta con el coche parado

Otros motivos que pueden servir de base son los errores en los márgenes de velocidad de un radar; que la sanción haya caducado (la DGT tiene un plazo de tres meses para las infracciones leves y de seis para las graves y muy graves); o que se dé una presuposición de culpabilidad.

Temas relacionados
Más noticias de DGT