Vuelta a clases: la Ciudad ratificó que comienzan el 17 de febrero de forma presencial

Autoridades porteñas recibieron a los 17 gremios docentes para escuchar propuestas, pero no se abrió el debate a cambiar la fecha o la modalidad. El gobierno nacional también apunta a la presencialidad. Los sindicatos la resisten.

Tal como lo había anunciado en noviembre pasado, la Ciudad de Buenos Aires le ratificó a los gremios docentes que las clases iniciarán este año el 17 de febrero de forma presencial. La modalidad es resistida por los sindicatos, quienes por estas horas son los únicos que se oponen  ya que el Gobierno Nacional se ha manifestado a favor de que los niños regresen a las aulas.

Este mediodía autoridades del Ministerio de Educación porteño se reunieron con los representantes de los 17 sindicatos con asiento en el distrito. La ministra Soledad Acuña no fue de la partida y, en cambio, los recibió en dos tandas el subsecretario de Carrera Docente, Manuel Vidal.

Tal como adelantó El Cronista la convocatoria se enmarca en una serie de encuentros que el ministerio encaró para escuchar a los distintos actores del ámbito de la educación. En diciembre se habían reunido con representantes de ONGs, hoy fue el turno de los gremios y en lo que resta del mes serán convocados padres y alumnos de las escuelas porteñas.

La Ciudad les ratificó que las clases iniciarán el 17 de febrero y de forma presencial. Las autoridades se limitaron a escuchar los reclamos y las sugerencias de los docentes, pero de antemano habían advertido que ni la fecha ni la modalidad estaban en discusión. La próxima semana se definirá el esquema de retorno a las aulas.

Los gremios docentes es oponen al regreso a la presencialidad por la situación epidemiológica de la ciudad, a la que consideran aún de riesgo. "Hoy el semáforo aprobado en el Consejo Federal de Educación es rojo, no hay condiciones. ¿Qué va a pasar en 15 días? No sabemos", explicó la secretaria general de la Unión de Trabajadores de Educación porteña en declaraciones a AM530. 

El "semáforo epidemiológico" fue establecido en septiembre por el Ministerio de Educación Nacional. Allí se plantea que para una regreso a las aulas pleno una jurisdicción debe ingresar en la categoría Bajo riesgo, es decir, no registrar casos de Covid-19 o que se trate de contagios importados. Bajo esa lupa la Ciudad de Buenos Aires hoy no podría retornar a la presencialidad.  

Por la mañana Trotta había reiterado, como lo hizo durante toda la semana en declaraciones periodísticas, la intención del regreso a la presencialidad con el inicio del ciclo lectivo 2021. El Gobierno Nacional  advirtió que de todos modos se tendrá en cuenta la realidad epidemiológica de cada jurisdicción.

En declaraciones a radio La Red el ministro adelantó se trabaja en un esquema de vacunación para los docentes. "Vamos a estar definiendo la semana próxima en el marco del Consejo Federal de Educación un esquema de priorización en el orden de vacunación de los docentes porque son más 1,3 millón de docentes y no docentes", sostuvo.

No obstante, aclaró que "la vacuna no es condición indispensable para la presencialidad" y añadió que "la vacunación creciente nos va a permitir ir intensificando la presencialidad en cada una de nuestras escuelas".

Comentarios

  • JG

    Jose Gonzalez-Eiras

    15/01/21

    Los gremios de estos "supuestos" docentes estan integrados por una BANDA DE VAGOS QUE COMANDA CFK Y SUS SECUACES, y son una real MAQUINA DE IMPEDIR.

    Ver más

    0
    0
    Responder