Trastienda del poderExclusivo Members

Efecto Posse: otros funcionarios en la mira, el nuevo círculo de Milei y el lamento de un ministro

El Presidente aun no oficializó su decisión sobre qué hará con el ministro coordinador. En el medio, aumenta la incertidumbre sobre la composición del Gabinete. La intimidad de los días de rumores en el Ejecutivo

Habían pasado unos pocos minutos después que Javier Milei finalmente se subiera al escenario para cantar "Panic Show" junto a su banda libertaria. El tiempo había sido prudente para esperar si uno de los funcionarios libertarios más importantes aparecía en el lugar, algo que no se evidenciaba desde las gradas del Luna Park y que finalmente no ocurrió. El jefe de Gabinete, Nicolás Posse, volvía a ausentarse en un evento en el que había aparecido toda la cúpula ministerial.

- Santiago Caputo tampoco fue al Luna, ergo... -respondió en ese momento una persona de máxima confianza de Milei.

Fue uno de los intentos de desestimar que la ausencia de Posse en ese show quería decir que su desplazamiento fuera una cuestión de horas. Tampoco significa que vaya a seguir. El Presidente espera la finalización de una de las etapas de la Ley Bases para decidir cuestiones de fondo respecto de su Gabinete. Aun así, ese episodio volvió a materializar que el vínculo entre ambos excompañeros en Corporación América sufrió un fuerte desgaste.

Una de las primeras evidencias fue cuando el mes pasado Posse se ausentó en la cena anual de la Fundación Libertad en la que fueron prácticamente todos los ministros. Los dos no se cruzan en una reunión de Gabinete desde hace casi un mes: la última fue en el encuentro de emergencia posterior al ataque de Irán sobre Israel a mediados de abril.

La segunda línea mileista pareciera haber trocado de protagonistas. Milei se muestra con Manuel Adorni y José Luis Espert en el Luna Park.

Durante la transición a la asunción de Milei, Posse se había configurado como uno de los colaboradores de máxima confianza junto a Karina Milei y Santiago Caputo. Las principales responsabilidades de gestión eran asignadas al ministro coordinador y durante la campaña había liderado a los equipos técnicos para el futuro desembarco en Casa Rosada.

En las primeras semanas hubo distintas demostraciones que Milei le hizo a los fines de remarcar la confianza que depositaba sobre él: una fuerte fue el control total sobre las empresas públicas, con la capacidad de determinar por arriba de cualquier ministerio sobre sus designaciones y la gestión del día a día.

El jefe de Gabinete, Nicolás Posse, durante su disertación en el Senado.

Después del desplazamiento de Guillermo Ferraro, varias de las áreas estratégicas que correspondían al Ministerio de Infraestructura -como las telecomunicaciones- pasaron a depender de la Jefatura de Gabinete, donde supo construir un área más bien de corte técnico, ligado al proceso de reforma estadual y normativo que busca Milei. Al igual que el propio Posse, ninguno de sus funcionarios tuvo intenciones de acercarse a la prensa y optaron por un perfil bajo.

Hay quienes marcan que hubo varios disparadores del enojo de la cúpula libertaria. Uno muy claro fue el aumento de los sueldos a los funcionarios del Ejecutivo que fue decidido por el secretario de Transformación del Estado, Armando Guibert, dependiente de Posse. Ese episodio contradijo al máximo el discurso libertario y generó un fuerte enojo en Milei, quien pidió retrotraer ese incremento a los pocos días.

En un intento de cerrar la polémica y tener una excusa, el funcionario a quien el Gobierno le atribuyó esos aumentos fue el entonces secretario de Trabajo, Omar Yasin, muy cercano a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello. Desde el círculo del exfuncionario atribuyen este despido al jefe de Gabinete. Asimismo, quienes desde adentro participan de la gestión le endilgan a este episodio algo similar a lo ocurrido con el ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro.

"El problema siempre fue el vínculo entre Posse y Pettovello", describen exfuncionarios. Sin embargo, el lazo personal de Pettovello con el Presidente comenzó a ser ponderado por Milei en mayor medida que la gestión de su jefe de Gabinete. El mismo Presidente lo afirma en público y en privado: la titular de Capital Humano integra la categoría de funcionarias firmes "como rulo de estatua".

Con el paso de los meses, el economista libertario comenzó a tener más confianza con otros funcionarios de su dispositivo. Al margen de la tríada que configura con Karina Milei y Santiago Caputo, en el segundo cordón de cercanía ya se puede ver a funcionarios que no son ministros como el vocero presidencial, Manuel Adorni, y el diputado nacional, José Luis Espert además del titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem.


¿Hay otros además de Posse?

En la entrevista que le concedió a Luis Majul este jueves, Milei aclaró la situación del jefe de Gabinete y dijo que la política de evaluación de gestión corre para todos los funcionarios a excepción de su hermana y el asesor presidencial, a quien considera como familiar suyo.

"Usted cuando gestiona tiene hitos. El primero de este gobierno es el desenlace de la Ley Bases. Marcado ese hito, tenemos que hacer una evaluación de resultados. No solo Posse, sino todos los ministros", aclaró el jefe de Estado durante su entrevista.

A pesar de que para muchos fue interpretado como una forma de encubrir un eventual desplazamiento del jefe de Gabinete, en otras unidades del Gobierno tuvo otro análisis: Milei analizaría en las próximas semanas la continuidad de más de un ministro. Hay uno de ellos que ya sufrió la baja de un funcionario muy estrecho durante la semana pasada, mientras que otro es considerado como uno de los que menor capital simbólico tiene entre los ocho integrantes del Gabinete.

"Si termina de hacer las reformas que quiere, podría sentir que ya está", esbozaron días atrás -mucho antes de estas versiones- cerca de uno de los ministros mencionados. Voceros oficiales de la otra cartera ministerial desmienten que pueda llegar a existir cualquier tipo de medida disciplinadora: "Seguimos adelante con las medidas que queremos hacer".

Milei anunció que luego de estos hitos incorporará a Federico Sturzenegger como parte de su equipo ministerial. Se descarta por el momento que sea en reemplazo de Posse. Sería una cartera aproximada a las tareas de desregulación que está realizando el economista actualmente, quien en enero había sido anunciado para ser titular de la Unidad de Desregulación de la Economía, aunque aquello nunca prosperó y siguió trabajando en el segundo piso de la Casa Rosada sin designación oficial alguna.

El economista ultraliberal fue uno de los mencionados en el runrún mediático para ocupar la silla de Posse. Las especulaciones abarcaron a secretarios como Adorni o Eduardo 'Lule' Menem, así como a ministros como Guillermo Francos o Patricia Bullrich, a quienes Milei los tiene en alta estima. Ambos funcionarios prefirieron cuidarse y guardar silencio: la ministra de Seguridad canceló una presentación fechada para ayer por temor a eventuales preguntas de la prensa.

Federico Sturzenegger.

También se mencionó a un integrante del PRO que el pasado miércoles se hizo presente en el Luna Park. "No hay ninguna teoría conspirativa detrás de eso y lo de Posse que no es tema nuestro... no tenemos nada que ver", se atajan desde el círculo amarillo.

Ante todo, un funcionario de primera línea que no integra la cúpula libertaria se lo escuchó lamentarse por las mellas que se produjeron en funcionarios del Gabinete en los últimos días: "Me produce mucha pena todo lo que está pasando".

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.