Nueva generación

Tiene 32 años y hoy es la economista que mejor maneja datos en la Argentina

Bárbara Guerezta tiene una maestría en Econometría y siguió perfeccionándose luego con cursos sobre datos y hasta llegó a las aulas de Harvard. Ingresó en Arriazu cuando todavía estaba cursando su licenciatura y ahora está a cargo del desarrollo del área de Analytics dentro del estudio.

Bárbara Guerezta, economista senior del estudio Arriazu, tiene 32 años y es una de los siete economistas de la nueva generación que revista APERTURA destacó en su número de junio. 

Guerezta decidió que quería ser economista para entender cómo funcionan los países. Esa elección la hizo post crisis de 2001, cuando veía cómo los padres de sus compañeros del colegio perdían el trabajo o las imágenes de los saqueos por televisión. Hizo la Licenciatura en Economía en la Universidad Católica Argentina, y también le tocó ver en esa época cómo se intervenía el Indec y el valor de la información y los datos. Quería entender mejor, entonces continuó con una maestría en Econometría en la Universidad Di Tella y siguió perfeccionándose luego con cursos sobre datos y hasta llegó a las aulas de Harvard. Ingresó en Arriazu cuando todavía estaba cursando su licenciatura y ahora está a cargo del desarrollo del área de Analytics dentro del estudio.

¿Cómo es la relación de tu generación con la economía?

En general la relación de una persona con la economía, al menos en la Argentina, depende del propio entorno. Hay mucha ideología, llena de discursos que parecen atractivos, y que perduran con total independencia de su capacidad de ponerse en práctica; y en el sistema educativo en general, no veo un abordaje serio de la economía. La enseñanza falla en transmitir conceptos básicos que son útiles para cualquier persona en su vida adulta.

Yo ya pertenezco a los "viejos jóvenes o jóvenes adultos", que engloba a los que, por su edad, tienen un desarrollo personal y profesional tal que los obliga a tener una relación más madura con la economía. Terminan adquiriendo una mayor conciencia de la restricción presupuestaria que los empieza a acercar a la realidad desapasionada, y solo los más románticos siguen con un fuerte apego a la ideología.

• 32 años
• Economista de la UCA con maestría en Econometría de la UTDT, posgrado en Business Intelligence y Data Mining de la UTN y una certificación de Harvard
• Da clases en UTDT
• Antes: Docente en UCA

¿Qué herramientas pensás que son más útiles para llegar a las nuevas generaciones?

Los más jóvenes valoran más la cercanía, la inmediatez, la espontaneidad. Están súper estimulados con la abundancia de datos que procesan por día. Tienen una actitud mucho más activa: van a buscar aquello que les interesa. Eso plantea un desafío para quien quiera comunicar. Hoy más que nunca hay que hacer el esfuerzo de usar el mismo lenguaje que el interlocutor. Hablar con simpleza, en un entorno amigable, pero sin perder rigurosidad. Las redes sociales me gustan por esos mismos motivos: te acercan a personas respetables, y permiten interacciones interesantes. En las redes yo aprendo mucho más que lo que aporto.

¿Cómo pensás que está cambiando el trabajo dentro de los estudios? ¿Cómo colaboran las nuevas tecnologías en la labor de los economistas?

La tecnología es un aliado en el trabajo de consultoría y la potencia. Se puede escalar el análisis y el monitoreo de indicadores claves gracias a la automatización de procesos y de descarga de datos. La consultoría se apoya mucho en la estadística, la ciencia de datos y la programación para armar las bases de datos con las que trabaja a diario donde se aplican los conocimientos económicos. Fue una verdadera revolución en muy poco tiempo.

En el estudio estoy desarrollando el área de analytics, y el primer proyecto que tuvimos fue cambiar todo el sistema de las bases del estudio, automatizando descargas, procesos, para potenciar los análisis macroeconómicos. Luego nos dimos cuenta de que no éramos los únicos con el desafío de lidiar con grandes volúmenes de datos, y empezamos a brindar este mismo servicio a nuestros clientes.

La versión original de esta nota se publicó en el número 330 de revista Apertura.


Tags relacionados

Comentarios

  • JA

    Juan Alonso

    24/06/21

    Que interesante, una genia! Mucha suerte!

    1
    0
    Responder
  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    23/06/21

    PLAN PILOTO, ENCAUZADOR y TRANSVERSAL, sugerido para presentar al FMI por ARGENTINA (tuiteado a Stigliz, Guzmán, Lavagna y Lousteau en abril 2020): Reflotar ley 23 512/87, "viviendo sólo con lo nuestro" 3 a 4 años y recién luego endeudarse para completar el proyecto
    La ley PATAGONIA disponía el traslado FÍSICO de la Capital a Viedma / Carmen de Patagones # Ejecutivo y Congreso: recurran a bancos y fondos de inversión mundiales, garantizándoles que UNICAMENTE PARA EL INICO SOLO DE ESTE PROYECTO se practicaría keynesianismo.
    Prevaleciendo la obra pública se podría así reactivar la economía con disminución del desempleo en forma útil, al inicio sin necesidad mayor de endeudamiento externo para luego recién a los 4 ó 5 años tener que recurrir a préstamos en dólares, euros o yuanes.
    No sólo se reafirmará así una REAL SOBERANÏA PATAGÖNICA sino también se podrá enfrentar mejor las FUTURAS PANDEMIAS al perder el AMBA su condición de nodo ineludible para toda comunicación o decisión con la desconcentración de su población.
    META: Emparejar el PBI / Cápita de Australia de los años setenta como ya lo tenía Argentina hasta fines de la década de los sesenta, mejorando la productividad interna y competitividad externa y poder subir así el nivel económico de país fronterizo al de país emergente

    1
    0
    Responder