ENERGÍA

Tarifas: habrá audiencia pública el 30 de marzo para presentar los aumentos de Edenor y Edesur

El Gobierno presentará las nuevas tarifas de transición de la luz para los usuarios de Capital y Gran Buenos Aires. Los subsidios podrían crecer más de lo que estimó Martín Guzmán en el Presupuesto 2021.

El Gobierno convocará para el 30 de marzo a una audiencia pública en la que se expondrán las nuevas tarifas de energía eléctrica que distribuyen Edenor y Edesur en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, o el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

A diferencia del gas, en donde el 16 de marzo se escucharán las propuestas de las empresas (que pidieron aumentos que harían subir las boletas cerca de un 20%), en este caso será el propio Gobierno el que determine las nuevas "tarifas de transición", que arrancarían el 1 de abril y se extenderán por dos años.

Una parte del Frente de Todos, la más cercana a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, deja trascender extraoficialmente que la suba de tarifas quedará en un solo dígito (hasta 9%), pero otro sector del Gobierno confía que se hará una segmentación y que los usuarios con mayor poder adquisitivo pagarán casi por completo el costo de la energía. 

La interventora del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), María Soledad Manin, firmó hoy las resoluciones que llaman a audiencias públicas tanto para las distribuidoras controladas por la Nación como para las transportistas de la energía en alta tensión.

Las audiencias se realizarán de forma digital y se transmitirán vía streaming

  • El lunes 29 de marzo a las 8 será el turno de las tarifas de Transener.
  • Ese mismo día, pero a las 14, les tocará a Transba, Distrocuyo, Transpa, Transco, Transnea y Transnoa.
  • El martes 30 a las 8 les llegará la ocasión a Edenor y Edesur.


"El objetivo es brindar una adecuada solución de coyuntura en beneficio de las personas usuarias, así como para las concesionarias, bajo la premisa de sostener la necesaria prestación de los servicios públicos de transporte y distribución de electricidad, en condiciones de seguridad y garantizando el abastecimiento respectivo, así como la continuidad y accesibilidad de dichos servicios públicos esenciales, según lo dispuesto por el Decreto 1020/2020", comunicó el ENRE.

En otras palabras, en el sector privado lo entienden como que las nuevas tarifas reconocerán únicamente los ingresos que necesiten las empresas para la operación y el mantenimiento.

De esta forma y para no aumentar más de un dígito las tarifas y que los usuarios no sientan un sacudón en la previa de las elecciones, la Subsecretaría de Energía Eléctrica, a cargo de Federico Basualdo, analiza subsidiar el resto, lo que tendría un costo fiscal de entre $ 50.000 y $ 60.000 millones, como adelantó el portal EconoJournal.

Por el momento, además, no hay definición sobre un incremento en el precio mayorista de la energía para los usuarios residenciales.

Es ahí, precisamente, donde se concentran la mayor parte de los subsidios, y es el renglón que podría dinamitar el Presupuesto 2021 que diseñó el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Semanas atrás, el Gobierno propuso invalidar los concursos públicos que llevaron a Andrés Chambouleyron como presidente del ENRE desde 2018 hasta inicios de 2020, tras señalar que había sido testigo de parte de las empresas en juicios contra el Estado. 

Esto le valió la respuesta del grupo de ex secretarios de Energía y de la Fundación Pensar (think tank del macrismo), que cuestionaron la legitimidad de la intervención del ente.

Chambouleyron, por su parte, elaboró un informe que muestra que si las tarifas hubieran mantenido el sendero de la Revisión Tarifaria Integral (RTI), en marzo solamente habría que hacer un ajuste cercano al 20%.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios