ENTREVISTA

"Se ve que cambió de opinión, ahora le habla a parte del Gobierno": el enojo de la industria con Alberto Fernández

El presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de Argentina (Ciara), Gustavo Idígoras, sostuvo que la propuesta de subir retenciones del presidente no va en línea con lo que manifestó en algunas reuniones.

Las declaraciones del presidente Alberto Fernández respecto de la necesidad de subir las retenciones a los granos e impulsar un proyecto en este sentido, no cayeron nada bien en el sector. Llamaron la atención no sólo por quién lo dijo, sino porque, hasta ahora venía mostrando una visión diferente.

Gustavo Idígoras es el titular de la Cámara de la Industria Aceitera de Argentina (Ciara) y del Centro de exportadores de cereales (CEC), y no oculta su preocupación respecto de este cambio de actitud. "Se ve que hubo un cambio de opinión del presidente", afirmó en diálogo con El Cronista.

"De ninguna manera se van a aumentar las retenciones": un ministro contradijo a Alberto Fernández

- ¿Le llamó la atención que fuera tan categórico?

- Es un tema del que se viene hablando de manera recurrente. Cuando se dio la suba de retenciones para el complejo sojero, la harina y el aceite, el presidente nos dijo que estaba en contra de subir retenciones para maíz, trigo y aceite de girasol, y que esa situación era especial, por lo que no tomaría más decisiones que esas. Esto fue hace dos meses, la expresión del viernes fue distinta. Como diciendo "como yo no puedo subir retenciones que lo haga el Congreso". Se ve que hubo un cambio de opinión del presidente.

- De todos modos siempre hay funcionarios que salen a presionar con el tema

- El jueves pasado el ministro Julián Domínguez nos transmitió que no habría suba de retenciones. Evidentemente el Gabinete Económico no tiene la misma línea de pensamiento; deberían resolver primero qué quieren hacer. Una suba de retenciones siempre va en contra de la producción. Estamos en un escenario en el cual hay precios internacionales interesantes, como es el caso del trigo, y podría crecer fuerte la producción argentina. Cualquier suba de impuestos iría en detrimento de esa posibilidad.

- Y por otro lado el menor nivel de exportaciones también se vería reflejado en un menor ingreso de dólares

- Es que se está jugando con una sábana cada vez más corta. Hoy de un lado está la enorme escasez de dólares, y del otro la demanda creciente de divisas no tanto para ahorro sino para consumo. Los celulares que llegan, por ejemplo, se están pagando con los dólares del agro, y lo mismo se da con otros sectores que precisan insumos importados para poder producir y crecer. Prácticamente hoy el único sector que aporta esos dólares es el sector de cereales y oleaginosas.

el reclamo "urgente" de un sector

- ¿Ve realmente que el Presidente esté dispuesto a avanzar sobre esta idea?

- El Presidente le respondió a una parte del Gobierno, que le reclama una suba de retenciones de manera urgente. No creo que haya habido una decisión del Gabinete en este sentido, porque si así fuera tendríamos que conocer un proyecto de ley, que debería luego ingresar en el Congreso.

Las compras de energía presionan sobre los dólares de la actividad industrial

- Es decir que lo analiza más como un gesto político hacia adentro que una decisión real

- Me da esa impresión. Y en caso de no ser así, entonces hay un problema en el Gabinete porque el ministro de Agricultura entonces no está participando de estas decisiones.

- Más allá de esto, ¿cuáles son las expectativas en cuanto a las exportaciones de granos para este año?

- En 2021 las exportaciones alcanzaron un récord de u$s 36.000 millones, y este año se estaría por encima de los u$s 40.000 millones. Estamos en un escenario internacional que nunca se vio, donde el mundo tiene hoy escasez de alimentos por varias razones. Esto lleva a que muchos países vean a la Argentina como un gran proveedor, y esto también se observa en los precios. Es una buena oportunidad para el país de proponer una senda de crecimiento.

- Tanto Ciara como el CEC representa a muchas empresas. ¿Cuál es la sensación que percibe ante todas estas situaciones que se van presentando?

- Cada vez que se escuchan críticas que parten del desconocimiento lo primero que se genera es un sentimiento de angustia masivo. Las empresas tienen como objetivo crecer, y para esto deben tener mejores condiciones. Hoy estamos administrando 100 millones de toneladas por año y deberíamos estar en 150 millones de toneladas. Esto le daría a la Argentina un superávit importantísimo de divisas para evitar las restricciones permanentes. No vemos a la política hacer algo bien en este sentido.

La grieta por el precio del pan: los panaderos acusaron a los molineros

- ¿Y esta sensación que describe en qué se traduce?

- En Estados Unidos y Brasil, muchas empresas ya empezaron a mostrar inversiones en el sector oleaginosas, que llevan a que sea un año récord. Están duplicando su capacidad de molienda de soja, por ejemplo. Muchas de las empresas también están en nuestro mercado. Pero en la Argentina no solo no hay un solo anuncio, sino que hay un proceso de reducción. El agro es visto por muchos sectores del Gobierno como un enemigo y no como un aliado.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios