Se profundizó la baja de la soja por el peso de la oferta estadounidense

En su informe de oferta y demanda mundial el USDA elevó a 121,1 millones de toneladas, un valor récord para la producción en Estados Unidos y mantuvo en 51 millones la producción de la Argentina.

 El ansiado informe mensual sobre oferta y demanda del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) impactó negativamente en el precio de los commodities y dejó un sabor amargo entre los operadores del mercado de la soja. El precio de la oleaginosa sigue con su tendencia bajista y registró el nivel más bajo desde diciembre de 2020. La tonelada bajó este martes 11 dólares, un 2,44% y se negoció a u$s 440,28 en el mercado de referencia de Chicago. El trigo fue el único grano que operó en alza.

Antes de la publicación del informe la soja ya operaba con bajas, que se acentuaron luego de conocidas las cifras oficiales. El organismo estima para el país que conduce Joe Biden una producción récord de soja de 121,1 millones de toneladas, dos millones más que lo previsto en septiembre y 900.000 toneladas por encima de lo que calcularon los operadores.

El volumen previsto para las existencias finales también registró un fuerte aumento. Pasó de 5 millones de toneladas el mes pasado a 8,7 millones.

En lo que respecta a la Argentina, la previsión fue recortada en un millón de toneladas hasta un volumen total de 51 millones, al tiempo que mantuvo en 144 millones de toneladas la de Brasil. A nivel mundial, en lo que respecta a soja, alcanzaría una producción de 385,1 millones de toneladas y stocks finales de 104,6 millones.

Otro factor que influye en la baja de precios es la menor demanda de China. "La campaña de soja en Estados Unidos comenzó el primero de septiembre y hasta ahora las exportaciones totales acumulan menos de dos millones, cuando el año pasado a esta altura eran de siete millones de toneladas", señaló Tomás Rodríguez Zurro, economista especialista de la Bola de Comercio de Rosario (BCR).

Por su parte, el maíz perdió 4,13 dólares y se ubicó en u$s 205,70 la tonelada, también por un aumento de producción. En cuanto al trigo ganó 0,30% (u$s 0,83) y cerró a US$ 269,70 la tonelada, como consecuencia del recorte de oferta.

Hay que tener en cuenta que más allá del impacto bajista por la contradicción entre la expectativa de los operadores y las cifras publicadas, la coyuntura del mercado no cambió, dado que la relación entre la oferta y la demanda mundial continúa siendo muy ajustada. Sobre las estimaciones globales, el USDA redujo en 6 millones de toneladas sus proyecciones hasta las 277,2 millones, un recorte mayor a lo estimado por los operadores.

"Así, las existencias a final de campaña se ubican en un mínimo en cinco años, lo cual impulsa a los precios", destacó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Tags relacionados

Compartí tus comentarios