RONDA 3

Plan Gas: con un ojo en el dólar, convocan a petroleras a producir más para ahorrar importaciones de energía en 2022

La Secretaría de Energía lanzó un llamado a licitación para ampliar la producción de gas natural. El Gobierno quiere salvar dólares por importaciones, cuyo costo se dispararía el próximo invierno.

El secretario de Energía, Darío Martínez, firmó este martes la Resolución 984, que convoca a las petroleras a una nueva compulsa para ampliar la producción de gas natural.

Se trata de la ronda 3 del Plan Gas, que los técnicos del área tenían en análisis desde mediados de este año, y que finalmente se realizará en noviembre.

El objetivo oficial es contar en el invierno del año que viene con una producción extra de al menos 4,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) respecto a lo ya ofertado en las dos rondas anteriores -67,8 MMm3/d de base y casi 3,5 más exclusivamente en junio, julio y agosto de cada año- y poder sustituir importaciones de energía (combustibles líquidos y gas licuado).

Por la crisis global y el aumento de los precios de la energía en Europa, Asia y Estados Unidos, se espera que las importaciones de gas generen un profundo agujero en la balanza comercial; es decir, que resten millonarios dólares a la economía argentina en 2022.

La presentación de ofertas tendrá lugar el martes 2 de noviembre a las 12; mientras que la adjudicación será el miércoles 10 de noviembre, según comunicó Energía.

Martínez expresó que "nuestro objetivo es utilizar plenamente la capacidad de transporte disponible en nuestros gasoductos con gas argentino, para reemplazar al máximo posible las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) y de gasoil, y estamos seguros que las empresas productoras lo van a lograr".

Los detalles

En la Ronda 3 del Plan Gas.Ar se licitará la compra de hasta 6 MMm3/d de gas natural, de los cuales un máximo de 3 MMm3/d serán para la Cuenca Neuquina (en donde se emplaza la formación Vaca Muerta), 2 MMm3/d de la Cuenca Austral, en el sur del país, y 1 MMm3/d de la Cuenca Noroeste.

La Secretaría de Energía pedirá la inyección desde el 1 de mayo de 2022 hasta el 31 de diciembre de 2024, cuando termina esta primera etapa del Plan Gas (aunque anualmente se irá extendiendo).

Los volúmenes requeridos serán crecientes entre mayo y septiembre del año que viene, para alcanzar el flat en octubre.

El precio tope es el máximo ofertado en la Ronda 1, que correspondió a YPF (u$s 3,66 por millón de BTU, que remunera a 20,9 MMm3/d), la productora que mayor volumen entrega en este programa que se destina al abastecimiento de hogares -mediante las distribuidoras- y generadoras eléctricas -vía Cammesa-. El promedio arrojó u$s 3,50 por millón de BTU.

Gracias a los buenos resultados del Plan Gas se logró revertir la tendencia a la declinación de la producción local y la Argentina quedó aislada de la crisis energética mundial, que en los últimos días llevó los valores del gas licuado por encima de los u$s 50 por millón de BTU, un precio que sería imposible de afrontar por los hogares o por el Tesoro, en la forma de subsidios.

Las importaciones de energía superarán este año los u$s 2500 millones, de los cuales u$s 1100 millones corresponden al gas licuado, que el año que viene, con una probable mayor demanda por la recuperación económica, se conseguiría más caro.

Desde abril, cuando se tocó el piso de 114,2 MMm3/d, la inyección trepó en agosto a 133,6 millones de m3 por día.

En la Cuenca Neuquina, esos números saltaron de 68,4 a 88,3 MMm3/d y la capacidad de transporte quedó al borde de la saturación.

Por eso, el Gobierno planea lanzar la licitación para la construcción de un nuevo gasoducto desde Vaca Muerta, que costaría casi u$s 2000 millones.

Como contó El Cronista, está en discusión la forma de financiar el gasoducto: se pueden utilizar partidas del Presupuesto como las recibidas por el aporte de las grandes fortunas o "impuesto a la riqueza";  se podría recurrir a China o al endeudamiento en el mercado local de capitales.

Este martes, las autoridades del Banco Central (BCRA) dialogaron con el Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA) y les pidieron que ayuden a desarrollar el mercado argentino de capitales; una de las opciones sería suscribir un título para financiar la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios