Paritarias calientes

La UOCRA amenaza con paralizar las obras privadas en todo el país por falta de acuerdo salarial

En medio de una tensa relación del Gobierno con los sindicatos y una segunda huelga nacional de la CGT en el horizonte, el gremio de la construcción advierte que la conflictividad en el sector escalará si no hay respuesta de los empresarios

En medio de una tensa relación del gobierno de Javier Milei con los gremios que la reunión con la CGT no terminó por desmantelar, la Unión Obrera de la Construcción de la república Argentina (UOCRA) se declaró en estado de alerta y asamblea permanente y amenaza con escalar el conflicto la próxima semana con una parálisis total de las obras privadas. Esta medida de fuerza tendría lugar a semanas de la segunda huelga nacional convocada desde la principal central sindical con el apoyo de las dos CTA.

Según dejaron trascender a través de un comunicado, el gremio que comanda Gerardo Martínez se declara en estado de alerta y asamblea permanente en todo el país. La razón que argumentan es la imposibilidad de alcanzar un acuerdo en sus paritarias en medio de un preocupante retroceso de la actividad que castiga al sector a partir de la suspensión de la obra pública por parte del Gobierno nacional.

En lo que va de 2024, el último incremento a partir de un acuerdo salarial entre Camarco -la cámara que agrupa a las empresas del sector de la construcción- y la UOCRA fue por un 14% en febrero, apenas por arriba de la inflación que registró ese mes de 13,2%. Ahora buscan sellar un entendimiento que abarque marzo y el mes en curso de abril. 

Desde la UOCRA, acusan al sector empresario de la "negativa" a llegar a una solución en medio de la disputa salarial. Señalan a la contraparte en la mesa paritaria por su rechazo a "acordar una recomposición salarial justa y suficiente, respetando el derecho adquirido por la negociación colectiva, consagrada en nuestra Constitución".

Hasta el momento ya hubo dos conversaciones en tono informal con los empresarios. En ninguno de los dos casos se llegó a hablar de porcentajes, aseguran desde el gremio. "Están pateando la negociación y ya llegamos a mitad de abril", asegura una fuente de la UOCRA a El Cronista. Buscan presionar por un entendimiento que englobe la inflación acumulada en estos dos meses y trepe hasta uno o dos puntos por encima. 

En el comunicado, la UOCRA recalca que "el acuerdo paritario es fundamental para la preservación del poder adquisitivo de los salarios" y alude a "la erosión ocasionada por el impacto de las medidas económicas traducidas en una inflación que castiga particularmente a nuestros trabajadores y trabajadoras". 

Frente al aumento de precios, sostienen los dirigentes gremiales, las y los trabajadores del sector no tienen "otras herramientas para enfrentar tan crítica coyuntura que no sea la suba de sus ingresos". 

Por estas razones, "los trabajadores constructores reclamamos el cumplimiento por parte del sector empresario de su obligación de garantizar los derechos laborales y convencionales para el presente y futuro de los cientos de miles trabajadoras y trabajadores que están en actividad", concluye la UOCRA.


Cómo marchan la paritarias 2024 de la UOCRA

Desde la UOCRA comunicaron hoy a todas las seccionales del país que el gremio se declara en estado de alerta y movilización. Dan tiempo hasta principios de la semana próxima para sentarse a negociar y alcanzar un principio de acuerdo sobre el porcentaje de recomposición salarial para marzo y abril. 

Si no avanzarían con una parálisis que podía extenderse por 24 o 48 horas en todas las obras privadas de la Argentina. Hasta se habla un esquema progresivo sujeto a la reacción del sector empresario.

"La idea es tratar de evitar una medida de fuerza", señalan a este medio fuentes gremiales. Así y todo, no descartan ir a una parálisis de todas las obras privadas a nivel nacional si la presión no consigue mover a Camarco de su negativa a dialogar una mejora en los salarios del sector acorde a la suba de la inflación. Tampoco acudir a la secretaría de Trabajo para demandar su intervención y que fuerce la negociación con una convocatoria a sus oficinas.

Pese a todo, en la UOCRA no se cierran a la posibilidad de un tercer encuentro para encarrilar las conversaciones paritarias en la Construcción. Desde El Cronista se intentó contactar a los dirigentes de Camarco para conocer su posición pero no obtuvo respuesta hasta el momento.

Más allá de la suspensión de la obra pública, que hoy tiene en vilo a cerca de 79 mil puestos de trabajo en todo el país -acorde a los números que manejan en la UOCRA y sin contar los empleos indirectos-, en el gremio destacan que la actividad privada aún no sufrió el coletazo de la crisis y el ajuste con la misma intensidad.   

Se calcula que hay cerca de 330 mil personas empleadas en la construcción en el sector privado. A diferencia de la obra pública que depende de los recursos nacionales -incluso en las provincias y municipios a los que se dejó de girar desde Nación- la actividad en el ámbito privado se mueve con fondos propios. 

Temas relacionados
Más noticias de construcción

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.