SEGUNDA OLA

Organizaciones exigen la vuelta del IFE y el Gobierno pide tiempo para medir el impacto de las restricciones

Miles de piqueteros marcharon por la capital federal reclamando transferencias dinerarias para los sectores más pobres. El Presidente dijo que "hoy no hace falta". El gabinete económico se reúne para evaluar pasos a seguir.

Al día siguiente de que el presidente Alberto Fernández anunciará la imposición en todo el territorio nacional de nuevas y más rígidas restricciones de circulación, miles de manifestantes enrolados en organizaciones sociales y movimientos políticos de Izquierda se movilizaron por la ciudad de Buenos Aires, cortando los accesos y afectando el tráfico para visibilizar su reclamo por mayor asistencia económica a los sectores más golpeados por la pandemia de coronavirus.

Bajo la consigna "Abajo el ajuste, fuera el FMI", los militantes convocados por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Polo Obrero (PO), el Movimiento de los Pueblos, el Bloque Piquetero Nacional, Barrios de Pie y otras entidades se movilizaron al ministerio de Desarrollo Social, que conduce Daniel Arroyo, y a la cartera de Trabajo, a cargo de Claudio Moroni.

A través de un comunicado, las entidades alertaron que frente a la segunda ola de Covid-19 existen "miles de familias viviendo en condiciones de extrema precariedad y hacinamiento, con grandes dificultades para acceder al agua potable y a los insumos para mantener las condiciones de higiene", y reclamaron el desembolso de más transferencias dinerarias a cargo del Estado.

El dirigente del PO, Eduardo Belliboni, precisó a El Cronista que "las restricciones que se plantean no son posibles sin la ayuda social a los comedores populares ni un subsidio o seguro al desocupado que permita a la población quedarse en su casa".

En un sentido similar, el dirigente Juan Grabois, afiliado a la coalición de gobierno, reclamó el regreso del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por un monto mínimo de $ 7900 "al menos para los 4 millones de argentinos que están en la indigencia". 

Sin embargo, Alberto Fernández declaró esta mañana durante una entrevista radial que la asistencia social "hoy por hoy no hace falta", porque "objetivamente la actividad económica está funcionando a pleno". 

Los refuerzos del Gobierno para paliar el efecto de las restricciones en la economía

"Si hiciera falta -comentó el presidente- yo voy a ayudar a los argentinos a salir de la situación. Pero también debo decir que tengo recursos limitados para resolverlo; la economía necesita crecer, y esta mejora demora en llegar a los sectores más débiles de la sociedad".

Aunque las manifestaciones piqueteras apuntaron a las carteras de Trabajo y Desarrollo Social, los dirigentes señalan al ministro de Economía, Martín Guzmán, como el único responsable de abrir el grifo del gasto social. Al respecto, fuentes del Gobierno confirmaron a este diario que este viernes habrá una reunión extraordinaria del gabinete económico, para evaluar el posible impacto de las restricciones de circulación sobre el entramado productivo y el tejido social.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios