SEGUNDA OLA

Restricciones en CABA: cómo funcionarán los bares, restaurantes y gimnasios porteños desde el sábado

Mañana vence el último decreto del gobierno nacional y la gestión de Rodríguez Larreta evalúa mayor flexibilizaciones en el distrito ante la caída en el número de contagios

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, tiene decidido avanzar desde el próximo sábado en una serie de flexibilizaciones en las medidas de aislamiento, en momentos en que se produce un descenso de contagios diarios de coronavirus en el distrito.

Las nuevas disposiciones alcanzarán a bares, restaurantes, gimnasios, iglesias, templos, salones de fiestas y actividades deportivas, y su implementación comenzará el próximo sábado, ya que mañana vence el DNU del Ejecutivo Nacional con las restricciones vigentes, según anticiparon desde la administración porteña.

En ese marco se espera que las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires dispongan que desde el fin de semana todos los bares y restaurantes del distrito puedan atender a los clientes en sus salones internos con un aforo del 30% de la capacidad de los locales.

Hasta el momento, los locales gastronómicos solo podían atender al público al aire libre, algo que empezaba a dificultarse dadas las bajas temperaturas que se registran en esta época del año.

Otro de los cambios que regirán desde el sábado será la implementación de un aforo específico en los gimnasios, ya que se también permitirá una asistencia de hasta el 30% de la capacidad.

Al igual que en los bares, los gimnasios tienen actualmente prohibido recibir clientes en espacios cerrados y solo pueden hacerlo en espacios al aire libre, por lo que muchos permanecían cerrados por no contar con lugares abiertos.

La Ciudad también comenzará a permitir que los deportes al aire libre se lleven a cabo sin límite de personas, algo que hasta ahora solo estaba habilitado para actividades de hasta diez personas.

El aforo a partir del sábado en iglesias y templos también comenzará a ser del 30%, y se estima que la misma cantidad de asistentes que se habilitará en los espacios culturales y en los salones de fiestas.

Por otra parte, las autoridades porteñas también analizan la posibilidad de flexibilizar las actividades profesionales, que hasta ahora se realizan de manera remota. Esa alternativa abarcaría a los estudios jurídicos y contables, de arquitectos y de ingenieros, que podrían volver a trabajar de modo presencial, aunque sea algunos días a la semana y en horario limitado.

En cambio, no están previstos cambios en el ámbito educativo de la Ciudad. Ya desde fines de mayo en el distrito se aplica la asistencia diaria en la educación especial, los jardines maternales y los niveles inicial y primario. El secundario trabaja con un formato bimodal -algunos días de clases en la escuela y otros desde el hogar- para primero y segundo año, pero para el resto (de tercero a quinto o sexto, en colegios industriales) rige la virtualidad.

Mañana vence el decreto presidencial con las restricciones vigentes y se espera que el presidente Alberto Fernández lo prorrogue sin cambios.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios