Ley Bases

Milei siguió el debate y ya piensa en los próximos pasos: diálogo con la CGT y Pacto de Mayo acotado

El Presidente siguió "de a ratos" la discusión por la mega norma en Diputados desde la quinta de Olivos y estuvo en un acto en el puerto. La estrategia para convencer al Senado y la convocatoria al Pacto de Mayo con límites

En esta noticia

Javier Milei siguió de a ratos el debate en Diputados de la Ley Bases pero se concentró en los próximos pasos a seguir que contemplará las negociaciones en el Senado, los preparativos para la convocatoria al Pacto de Mayo y un eventual diálogo con la CGT para atenuar el impacto del paro nacional previsto para el 9 de mayo.

"El Presidente no siguió el debate minuto a minuto porque es aburrido", dijo sin vueltas a El Cronista un allegado a Milei que ayer se quedó en la residencia de Olivos para ver por TV el debate parlamentario y evaluar la estrategia del gobierno en sus próximos movimientos.

Ayer, Milei estuvo en Olivos y luego participó en el puerto de un acto por el arribo del buque Cutter James de la Guardia Costera de Estados Unidos que realizará tareas de patrullaje contra la pesca ilegal en aguas del Atlántico Sur.

En el gobierno dan por descontado que con todos los cambios que se hicieron al proyecto de Ley Bases y al paquete fiscal la aprobación en Diputados es casi un hecho. 

No obstante, el ministro del Interior, Guillermo Francos, se arrimó a Diputados para ajustar diferencias con la oposición. Al oficialismo le preocupaban los votos ajustados en el artículo 3 de la Ley Bases que faculta al Poder Ejecutivo a modificar competencias, trasladar a las provincias y hasta disolver a los "órganos u organismos de la administración central o descentralizada.

Para la Casa Rosada este es uno de los artículos centrales de la Ley Bases junto con el pedido de facultades legislativas delegadas que exige Milei para llevar adelante reformas de fondo en el Estado.

"Hemos logrado un gran acuerdo y están dadas todas las condiciones para el consenso", dijo Guillermo Francos. En un breve diálogo con El Cronista el ministro del Interior aventuró que si se aprueba la Ley Bases "tendrá un fuerte impacto positivo en la economía ya que generará inversiones y movilizará al empresariado por la producción".

Elogios a la Ley Bases

En esta misma línea de análisis, en su conferencia de prensa habitual el vocero presidencial Manuel Adorni destacó que los pequeños y medianos empresarios que integran la Asociación de Emprendedores de la Argentina (ASEA) salieron en apoyo a la Ley Bases para que, de promulgarse en el Congreso, las pymes puedan generar un millón de empleos.

Adorni precisó que ya hay 350 empresas y 3.500 emprendedores que se han sumado a esta iniciativa, que "representa la buena voluntad de los argentinos que trabajan, que generan trabajo".

Más allá de esta lectura puntual de la Ley Bases, desde la Casa Rosada se concentran ahora en el Senado. Allí el oficialismo necesita un amplio apoyo opositor ya que cuenta con una minoría abrumadora que no le permite imponer temas. En rigor, el oficialismo cuenta sólo con el voto favorable de LLA y del PRO. "El resto va y viene", dijo un colaborador de la vicepresidenta y titular del Senado, Victoria Villarruel.

La vicepresidenta trabaja con el ministro del Interior en el poroteo en la Cámara alta para sumar voluntades. Hubo un intento por hacer un "seguimiento espejo" de lo que se negoció en Diputados en paralelo al Senado. Pero eso no se pudo mantener y ahora habrá que negociar con cada bloque más allá de los apoyos que ya tiene el Gobierno de las provincias.

Senado, gremios y Pacto de Mayo

Desde el Gobierno dicen que la ronda de conversaciones que Francos mantuvo con los gobernadores le permitió a Milei tener una base de "apoyos sólidos" en el Senado. "Estamos bien para el Senado", recaló confiado un funcionario de trato asiduo con el Presidente.

No obstante, lo cierto es que al oficialismo le faltan votos para llegar a una mayoría en el Senado tendiente a aprobar en tiempo récord la Ley Bases y el paquete fiscal. 

En relación a este último tema se le complicará al gobierno en el Senado porque la mitad de los mandatarios provinciales apoya las reformas impositivas con la restitución de Ganancias mientras que la otra mitad de las provincias, principalmente las de la Patagonia, rechaza este paquete.

Las mismas negociaciones que se llevan adelante con el Senado y los gobernadores le servirán de sustento a la Casa Rosada para preparar el terreno para el Pacto de Mayo que Milei quiere sellar el 25 de mayo en Córdoba. 

Por ahora hay una decisión uniforme en la Casa Rosada de que el Presidente llamará sólo a los mandatarios provinciales que avalen ese acuerdo. No insistirá con aquellos que se oponen. Esto conduciría a un Pacto de Mayo acotado en cuanto a convocatoria.

La idea generalizada que figura en el Gobierno es que los mandatarios provinciales que no quieran suscribir el Pacto de Mayo quedarán expuestos ante la sociedad.

Por otra parte, desde el Gobierno creen que el proyecto de reforma laboral que se acordó en Diputados dentro de la Ley Bases será una herramienta sustentable para negociar con los gremios una mejor relación con Milei.

"Por las concesiones que hicimos hay suficiente margen para que los sindicatos puedan mejorar el diálogo", dijo un ministro. La perspectiva optimista incluye eventuales negociaciones por el levantamiento del paro nacional previsto por la CGT para el 9 de mayo. 

La idea de un acuerdo no se ve lejana en algunos despachos de la Casa Rosada. Pero todo esto quedará atado al resultado final que haya de la Ley Bases en el Congreso.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.