Definiciones antes de las PASO

Las claves de un potencial gobierno de Patricia Bullrich: qué dijeron dos de sus referentes económicos

El coordinador del equipo técnico económico de Patricia Bullrich y el expresidente del BCRA de Macri analizaron la situación y dieron detalles del plan económico de un eventual gobierno de Patricia Bullrich en una conferencia de la Bolsa de Comercio de Córdoba.

En esta noticia

El expresidente del Banco Central durante la gestión de Mauricio Macri, Guido Sandleris, y el diputado santafesino y actual coordinador del equipo técnico económico de Patricia Bullrich, Luciano Laspina, hablaron este jueves por la tarde en una conferencia organizada por la Bolsa de Comercio de Córdoba, en la capital de la provincia mediterránea.

Allí, brindaron un análisis de la situación económica actual y adelantaron algunas de las medidas que se podrían llevar a cabo en un eventual gobierno de Juntos por el Cambio.

Cuando fue el turno de hablar de Laspina, detalló lo que llamó "la hoja de ruta que imaginamos para un próximo gobierno si Patricia Bullrich es la próxima presidente de la nación", y explicó que es "moderadamente optimista" sobre el futuro económico argentino porque "se están alineando los planetas para que Argentina pueda tener un conjunto de reformas que esta vez nos saque de la decadencia y que podamos ganarle el partido al subdesarrollo".

Profundizando en esa idea, explicó que según su visión hay tres condiciones que se darían en el próximo gobierno "que se dieron pocas veces en la historia argentina": "la combinación de un gobierno racional, pro-mercado, pro-empresas, pro-exportación, pro-empleo, con mayoría en las cámaras" y "un contexto internacional para Argentina absolutamente positivo".

Luciano Laspina en la Bolsa de Comercio de Córdoba

Luego, adelantando cómo sería una gestión económica de Patricia Bullrich, hizo hincapié en establecer una "política de crecimiento", junto a una "política de estabilización". "Ninguna reforma de crecimiento va a funcionar si no estabilizamos, y tampoco ningún plan de estabilización puede estar construido sobre los cimientos de barro de una economía que no crece", definió.

Las tres principales reformas de crecimiento y de estabilización de un gobierno de Patricia Bullrich

Las reformas de crecimiento necesarias, según explico, son principalmente tres.

La primera reforma que mencionó fue "una ley de protección de inversiones para inversiones capital intensivas, que va a proveer a los inversores tres beneficios fundamentales". Estos serían beneficios impositivos, estabilidad fiscal y 100% de acceso a divisas. Sobre esta última detalló: "¿Por qué? Porque es lo primero que vamos a dar a los argentinos cuando saquemos el cepo cambiario, y lo vamos a sacar por ley. Vamos a prohibir el cepo por ley".

La segunda reforma que mencionó fue la laboral. El economista aseveró que se debe "pulverizar la industria del juicio", que, según él, "solo ha creado abogados ricos y trabajadores pobres". La tercera reforma la definió como una "desregulación, desburocratización y simplificación de la economía" en varios sectores, dando como ejemplo el código aduanero, el transporte aerocomercial, y el sector alimentario.

"Estas son las tres reformas pro-crecimiento que vamos a hacer desde el primer día, probablemente empecemos los primeros días del congreso con este conjunto de leyes, porque es una agenda para el futuro".

Luego de las medidas pro-crecimiento el economista listó tres reformas pro-estabilización: en primer lugar una reforma de la carta orgánica del BCRA para tener "un nuevo Banco Central que sea independiente", en segundo lugar llegar al equilibrio fiscal, y en tercer lugar un plan de estabilización.

El análisis político y económico de Guido Sandleris

Antes de su exposición más técnica, Sandleris hizo un breve comentario político sobre la situación pre PASO, comparando las primarias de 2019 con las de este domingo.

"Si uno mira cualquier encuesta reciente, los números de los candidatos difieren, pero cuando le preguntan a la gente qué les preocupa es muy constante lo que dicen. Les preocupan tres cosas principalmente: la inflación, la inseguridad y la pobreza", contó.

Guido Sandleris en la Bolsa de Comercio de Córdoba

"El kirchnerismo gobernó 16 de los últimos 20 años, y su visión de país ha agravado los tres problemas. Juntos por el Cambio gobernó solo cuatro años de los últimos 20, la visión que país que mencionaba había empezado a plasmarse durante el gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, hace casi cuatro años exactos del día de hoy, en las PASO de 2019, quedaba claro que el gobierno de Macri no iba a ser reelecto. Más allá de los errores que pudimos haber cometido durante ese gobierno, creo que corregir los desajustes de tantos años de kirchnerismo implicaba costos y paciencia, y el gobierno de Macri no tenía ni las mayorías parlamentarias ni un mandato claro de cambio. El tiempo fue insuficiente para ver resultados contundentes", reflexionó.

Comparándolo con la situación actual, dijo que "si Juntos por el Cambio llega al gobierno va a tener primeria minoría o mayoría en el Congreso y más experiencia, no vamos a tropezar de nuevo con las mismas piedras. Y creo además que ahora hay un mandato de cambio, la gente está harta. Eso no pasaba en 2015".

Luego del análisis de la coyuntura política, Sandleris hizo un repaso técnico de la política económica del gobierno de Alberto Fernández, empezando por la situación económica recibida por la actual gestión, luego de cuatro años de gobierno de Juntos por el Cambio.

Empezó definiendo la herencia económica que recibió la actual gestión. "La economía que recibió era una donde los ‘fundamentals' estaban bastante equilibrados. El gobierno de Macri, con errores, tal vez un poco tarde, logró resolver los desequilibrios principales que enfrentaba la economía argentina. El equilibrio fiscal primario prácticamente se había alcanzado en 2019, el gasto público había bajado casi seis puntos del PBI a 36%, había superávit comercial, la cuenta corriente estaba casi equilibrada, esas distorsiones de los precios relativos que ahora nos preocupan, que tienen que ver con las tarifas atrasadas, con el tipo de cambio real atrasado, no estaban", contó.

"Había al final, a partir de septiembre del 19, un cepo consecuencia de la intranquilidad que generaba en los inversores la llegada al gobierno de Alberto y Cristina, pero la brecha cambiaria era menor a 20%, el Banco Central tenía 13 mil millones de dólares de reservas propias, Argentina tenía un balance energético equilibrado y las tarifas cubrían casi el 70% de los costos de producción", detalló.

"¿Cuál fue el gran problema del gobierno de Macri, en término de los resultados? Que, si bien los ‘fundamentals' se habían corregido, aunque un poco tarde, los resultados de esa corrección todavía no eran tangibles. La inflación había subido cerca del 54% en 2019 y se había acelerado post PASO, y la economía llevaba dos años seguidos en recesión producto de esta crisis de la sequía de 2018. Es decir, teníamos una economía que estaba lista para despegar, con todos sus desequilibrios corregidos, pero donde los resultados no se habían visto, y en las elecciones el gobierno pagó ese costo".

Luego de ese repaso de la situación dejada por el gobierno macrista, explicó que hizo el gobierno de Fernández con la "herencia recibida".

"Alberto Fernández recibió básicamente una economía competitiva con el resultado fiscal equilibrado, con reservas en el Banco Central, pero con inflación un poco alta y que no crece. ¿Qué hizo? Básicamente, la política económica de Alberto Fernández ha sido típicamente kirchnerista, por más que ahora el kirchnerismo e incluso Sergio Massa traten de separarse de lo que ha hecho Alberto Fernández, la política económica ha sido un clásico de los gobiernos kirchneristas, pero con menos recursos que en el pasado"

"¿Qué es un clásico del kirchnerismo? Aumentar el gasto público y financiarlo como se puede. En este caso fue un poco de endeudamiento en el mercado local y mucho financiamiento monetario. ¿Qué genera eso? Le llamamos un ‘plan platita' permanente, mayor ingreso disponible en los bolsillos de la gente, y eso en el muy corto plazo tiende a generar un poquito de mayor crecimiento, algo de bienestar extra. ¿Cuál es el problema? Que, si bien puede generar un poquito de mejor resultado en términos de crecimiento, genera a la vez más inflación y presiones sobre el tipo de cambio o los dólares", explicó.

"Para combatir esa inflación el clásico del kirchnerismo ha sido tres cosas: controles de precios, que ya sabemos hace milenios que no funciona, y después utilizar dos precios muy importantes de la economía como ancla, atrasando el tipo de cambio y las tarifas de energía. Inevitablemente este modelo lleva a donde estamos hoy, a inflación más alta, a agotamiento de las reservas, y cuando se acaban las reservas se acaba ese pequeño crecimiento extra de corto plazo".

Luego desglosó las medidas económicas del gobierno y, para cerrar, diagnosticó los desafíos que dejarían para el próximo, representándolo gráficamente como cuatro bombas.

"Si tuviera que resumir que le queda como gran desafío a próximo gobierno es una economía con una inflación muy alta, que se vuelve muy riesgosa, y estancada hace tiempo, con varios stocks en estado crítico, las reservas internacionales netas negativas, deuda de corto plazo, exceso de activos en pesos, un déficit fiscal y gasto público que volvieron a ser muy elevados y que hay que volver a corregir, y precios relativos distorsionados. Otra vez hay que corregir el tipo de cambio, otra vez hay que corregir tarifas. Problemas estructurales que tienen que ver con muchos temas, desde la estructura tributaria distorsiva que tiene Argentina, ser una economía muy cerrada y demasiado regulada, que también influye en que Argentina no crezca".

"Yo creo que este es el desafío que tiene por delante el próximo gobierno, creo también que si logramos desactivar esta bomba macroeconómica que deja el gobierno de Alberto Fernández, Argentina tiene por delante un enorme potencial, porque se da una coyuntura internacional como la que no tuvo argentina en las últimas décadas. Las cosas que Argentina produce han vuelto a ser muy demandadas por el mundo, desde gas y petróleo hasta minería, agro, sectores industriales y economía del conocimiento. Hay mucho potencial, hay que desactivar estas bombas en el corto plazo, hay que hacer estas correcciones, porque después lo que viene puede estar muy bueno", concluyó.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones PASO

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.