ENVIADO ESPECIAL

La confesión de Lula a Scioli sobre ser Presidente y los whatsapp nerviosos de Alberto Fernández

Los últimos días dejaron anécdotas en torno a cómo los funcionarios argentinos vivieron el balotaje en Brasil. Láminas para calmar la ansiedad y un centro de monitoreo en la sede del Banco Nación de San Pablo.

Los últimos días fueron movidos para el embajador en Brasilia, Daniel Scioli, que se trasladó a San Pablo y utilizó la sede del Banco Nación de avenida Paulista al 2300 como punto logístico para sus reuniones con funcionarios, funcionarias, legisladores y legisladoras que arribaron a Brasil para atestiguar el duelo entre Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro. El embajador compartió algunas anécdotas de la campaña y su previa y, en diálogo con El Cronista, adelantó cuál es el ambicioso proyecto energético en el que espera avanzar con Brasil durante los próximos días.

En la primera vuelta electoral, y cuando el resultado era adverso -Bolsonaro arrancó arriba de Lula por una diferencia sustancial de los votos que llegaban desde el sur del país-, Scioli rememoró que le "explotaba el celular, ya saben de quién", desde Buenos Aires, en una alusión velada al Presidente Alberto Fernández. A lo que él le intentaba llevar tranquilidad afirmando que faltaban computar "los votos de La Matanza", por el nordeste el país que concentra hasta 13 millones de votos que favorecen al PT y su líder. 

La anécdota causó risas entre quienes la seguían atentamente en la planta baja de la sede bancaria, reacondicionada para la ocasión mientras afuera el Partido de los Trabajadores cerraba su última caravana antes de la elección.

El plan de 15 ejes que Fernández lleva a Lula para relanzar la integración con Brasil

El presidente de industriales de San Pablo propone reformas y una nueva alianza con Argentina

En el primer turno, Lula demoró casi tres horas en dar vuelta la elección. Por las dudas y para prevenir ansiedades, esta vez Scioli le encargó a su equipo que prepara una serie de láminas con los porcentajes y diferencia numérica de votos acorde a cada uno de los 27 estados según lo que aconteció el 2 de octubre. También le adjuntó el dibujo de las curvas de recuento a lo largo de esa jornada y como fueron progresando hasta cruzarse con más de dos tercios de los votos computados. 

Luego lo repartió entre las autoridades para calmar ansiedades de cara al balotaje. Y por si acaso, hasta montó un centro de monitoreo para seguir con pantallas las alternativas del recuento luego de las 17 horas del domingo por si alguien prefería seguir el minuto a minuto de la definición en compañía. De todos modos, el veloz recuento en el balotaje unido a una temprana inversión de la curva fue un bálsamo para los ánimos, incluso en Buenos Aires.

Una agenda para calmar la ansiedad

Los últimos días, Scioli pasó más tiempo en San Pablo que en la capital brasileña. No es extraño puesto que su agenda lo suele llevar por varios estados y sus capitales, en ocasiones, acompañando a gobernadores y empresarios que llegan de la Argentina. Pero esta vez, con tanto en juego en este balotaje entre Lula y Bolsonaro, el exmotonauta eligió hacer pie en la capital paulista y desplegar un amplio abanico de actividades.

Entre quienes participaron, por caso, de alguno de sus encuentros figuran la viceministra de Ambiente, Cecilia Nicolini; el secretario de Relaciones Parlamentarias, Institucionales y con la Sociedad Civil de la Jefatura de Gabinete, Fernando ‘Chino' Navarro; la titular del INADI, Victoria Donda; el diputado Federico Fagioli y la parlamentaria del Mercosur, Julia Perié

También estuvieron en San Pablo el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado' de Pedro, y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla. El ministro del Interior participó de reuniones con el expresidente uruguayo, José 'Pepe' Mujica, y representantes del Grupo de Puebla como el exmandatario español José Luis Rodríguez Zapatero. También estuvo presente el parlamentario Jeremy Corbyn

El grueso de los visitantes internacionales se hospedó en el Hotel Intercontinental, el mismo en el cual Lula tenía programada una sala para hablar, fuera cual fuera el resultado, a partir de las 20:30. En la velada del domingo, y cuando la votación transcurría con tranquilidad en San Pablo, De Pedro y Pietragalla buscaron refugio en uno de los bares aledaños.


Qué le dijo Lula a Scioli antes de la campaña

Scioli compartió una anécdota de su encuentro con Lula antes de que se lanzara como precandidato a la elección presidencial. El embajador le preguntó qué iba a hacer porque, a su entender, Brasil necesitaba forjar una alternativa política. Y Lula le contestó que para ser candidato tenían que pasar tres cosas: superar un examen médico con el que le dijeran que estaba en condiciones para enfrentar una campaña y el gran esfuerzo físico que demandaría; tenía que estar convencido de que iba a ganar y, por último, estar seguro que podría hacer un buen gobierno luego.

Defender a la Argentina para tener la mejor relación posible con Brasil, con los que están gobernando y con los que pueden venir. Lo nuestro es una política de Estado para fortalecer la posición de la Argentina en el mundo

"Necesitamos avanzar en una segunda etapa en este proceso de reencauzar nuestras relaciones con Brasil. Buscar autonomía, fortalecimiento y autoabastecimiento. Lo que nos falta dar es un salto cualitativo y coincidimos que juntos somos más fuertes", aseguró en público el representante diplomático aquella tarde ante quienes habían asistido a la sede del Banco Nación para escuchar un análisis del proceso en juego de parte de especialistas locales.

Al ser consultado por El Cronista en referencia a cómo hacer equilibrio en medio de una polarización semejante, cuando todavía no había transcurrido la elección, el embajador contestó que siguiendo la misma línea con ambos lados de la ‘grieta' local: "Defender a la Argentina para tener la mejor relación posible con Brasil, con los que están gobernando y con los que pueden venir. Lo nuestro es una política de Estado a través de la cual buscamos lo mejor para fortalecer la posición de la Argentina en el mundo".


El proyecto energético que avanza

Por lo pronto, anticipó a este medio que esta semana tiene programada ya una reunión con el BNDES con el objetivo de avanzar en la negociación por el financiamiento de la conexión energética con el sur de Brasil. Forma parte de un proyecto mayor de firmar un nuevo memorándum energético con Brasil -sostuvo que hubo conversaciones con Paulo Guedes, el actual ministro de Economía- durante el último tiempo, y sellar así un intercambio estacional entre los meses de calor y frío de gas por electricidad.

"Las conversaciones están muy avanzadas. Nos han llamado para concretar una reunión esta semana. Es para conectar con la segunda etapa del plan de desarrollo de gasoductos en la Argentina para llegar a la frontera con Brasil", detalló a este medio. Por supuesto, ese mismo proyecto se lo presentó al principal asesor internacionalista de Lula, el excanciller Celso Amorim, en línea con su estrategia de Estado, y ya está en manos de Lula para evaluarlo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.