PERSPECTIVAS

La actividad económica cayó 1,4% en el segundo trimestre y siembra dudas sobre la recuperación

Así lo informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos en referencia a la medición desestacionalizada con el primer trimestre. En la comparación interanual, la expansión fue de 17,9%.

La actividad económica se contrajo 1,4% en el segundo trimestre del año, en relación al trimestre previo, esto es, en la medición en términos desestacionalizados.

Por su parte, en comparación al segundo trimestre de 2020, se observó un crecimiento de 17,9%, reveló esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

No sorprende el salto registrado en el cotejo interanual, debido a la baja base de comparación en el contexto de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, con una expansión importante de la inversión (76,6%). 

Esto es un espejo, especialmente, de la evolución de la actividad de la construcción, con freno casi total en 2020 en el segundo trimestre y actividad operando a velocidad crucero en la actualidad.

Pero justamente, el derrotero de la inversión es la que permite comprender por qué el PBI tuvo una caída del 1,4% en relación al período enero-marzo.

Es que los diversos componentes de la demanda agregada se movieron en terreno positivo, tal es el caso del consumo privado, que tuvo un crecimiento de 1% en relación al primer trimestre del año, mientras que el consumo público creció 0,5%. Por su parte las exportaciones avanzaron 5,7% y las importaciones 5,4%.

Pero en este escenario, la formación bruta de capital, que en buen criollo es la inversión, tuvo crecimiento neutro (0%), resultando una suerte de lastre para el despegue de la actividad.  

Es la primera caída desestacionalizada desde el segundo trimestre de 2020, tras la expansión de 12,9% en el tercer trimestre de ese año, el 4,5% del trimestre siguiente y el 2,8% registrado en el inicio de este año.

Desde hace semanas, y en medio de la campaña electoral por las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Gobierno insiste en que la recuperación de la economía ya es una tendencia, que abarca a la mayoría de las ramas de actividad.

El dato del segundo trimestre pone, al menos, un interrogante sobre qué puede pasar de acá en más. Por el momento, el acumulado del año indica que la economía se expandió 10,3%, aunque habrá que ver qué resultado mostrará cuando se vean las comparaciones del tercer y cuarto trimestres, que en 2020 ya tenían una actividad más dinámica.

En el desagregado por actividades, en la comparación interanual se destaca Construcción (84,2%), Hoteles y restaurantes (90,3%) y Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (113,8%), todos rubros que comparan con un momento de freno casi absoluto en 2020.

En cuanto a la Industria manufacturera registró una expansión de 32,4%, mientras que el Comercio minorista, mayorista y reparaciones quedó en 26%, la Pesca en 28,2%, Explotación de minas y canteras el 13,9% y la producción de Electricidad, gas y agua el 10,9%. 

La única caída se observó en la producción agropecuaria (-3,9% interanual), mientras que la Enseñanza creció un moderado 6,4% y la Intermediación financiera cerró el trimestre con un avance de apenas 0,8%.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios