PROYECCIONES ANUALES

Inflación, dólar, déficit y PBI: qué esperan los analistas de cara a las elecciones

En la más reciente encuesta EMEC los analistas consideran que para las elecciones el índice de precios habrá trepado 40% y subieron las previsiones para 2022. Mejoraron levemente expectativas sobre la actividad, el desempleo y el déficit.

Las elecciones legislativas de noviembre aparecen en el horizonte de un muy delicado escenario de corto plazo para la macroeconomía, en el que al momento de votar la inflación ya superará cómodamente la cifra del año pasado, la actividad se mantenga apenas por encima del nivel de comienzos de 2021 y el desempleo continúe en dos dígitos.

Así se desprende de las respuestas a la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC), de la que participaron al cierre de julio 10 consultoras y centros de estudios, que además corrigieron a la baja la cifra del déficit fiscal para este año, pero ajustaron al alza las estimaciones de inflación tanto para este año como para el que viene.

Inflación y dólar

Del conjunto de los problemas económicos que afectan a hogares y empresas la pérdida de poder adquisitivo del peso, que se traduce en un aumento de los precios de bienes y servicios, aparece como el más desafiante. Los analistas coinciden en que julio cerrará en torno al 3%, con lo que en los primeros siete meses del año se superará la meta oficial dispuesta en el Presupuesto 2021 de 29% y será casi del doble del acumulado en el mismo período de 2020, de 15,4%.

Además, el dato interanual estará arriba del 51%.

Si bien la mediana de respuestas evidencia un pronóstico de leve reducción en el los meses siguientes con tasas de entre 2,5% y 2,8%, para las elecciones de noviembre la inflación consolidada arañará el 40%, muestra del fracaso del plan del Gobierno para reducirla. 

Así, la EMEC arrojó este mes una proyección de 48% para este año, levemente superior a la de los meses anteriores, y una de casi 40% para 2022, también un ajuste al alza respecto a las ediciones previas.

Esta muy leve reducción de la tasa mensual que se prolongará en el tercer trimestre responde a la intensificación del ancla cambiaria por parte del Gobierno con una reducción del ritmo de depreciación del tipo de cambio oficial.

Esta estrategia, anunciada en febrero, en el primer semestre no logró grandes resultados y podría tener un efecto más visible en los meses previos a las elecciones. Por ello, las previsiones de los economistas sobre el valor del dólar en pesos para fin de 2021 se redujeron significativamente desde principios de año.

Mientras las estimaciones para diciembre marcaban en enero unos $ 128, con el anuncio del atraso cambiario las previsiones bajaron a $ 115 hasta junio, que se redujo a $ 110 en vistas de un menor ritmo de deslizamiento. Para fin de 2022, los pronósticos son más divergentes y dejan una mediana de $ 152 por dólar.

Déficit fiscal y PBI

En el último mes sí se detectaron mejorías leves en los planos fiscal y de actividad económica, otros dos puntales del ánimo económico preelectoral.

En las cuentas públicas los analistas recortaron la magnitud del déficit primario esperado para este año, que venía en los últimos meses representando entre 4,2% y 4,5% del PBI, a 3,9% del producto, bastante por debajo de la meta del Presupuesto. 

De todas maneras, para 2022 la previsión de déficit subió levemente a 2,75% del PBI.  

En tanto, las previsiones de actividad económica también arrojaron mejores cifras que en meses anteriores, al incrementarse la mediana de pronósticos de crecimiento para este año a 6,9%. 

Igual, continúa siendo una magnitud similar a la diferencia entre el nivel de fin de 2020 con respecto al promedio del año pasado, por lo que alcanzaría para que se cumpla que la economía se mantenga estancada durante 2021, por lo cual no se trata de un pronóstico tan alentador.

En contrapartida, los analistas recortaron la previsión para 2022 a 2,5%, con lo que el rebote del bienio 2021-2022 no alcanzará para borrar la recesión de casi 10% de 2020. 

Esta leve mejoría de las expectativas sobre la actividad se manifestó en un ajuste bajista de la tasa de desempleo, aunque se espera que siga en los próximos trimestres por encima del 10%. 

Para el segundo se estimó que rondará el 11%, cuando en los meses anteriores los analistas la situaban entre 11,5% y 12%. En tanto, para el tercer trimestre se proyecta un 10,8%, cuando antes era levemente superior a 11%, mientras que para el cuarto vislumbran un 10,5%, también inferior a los pronósticos anteriores. 

En cuanto al comercio exterior, la encuesta registró un leve alza del monto esperado del intercambio, con exportaciones que en el año totalizarían u$s 66.700 millones (levemente por encima de los meses previos) y las importaciones, unos u$s 56.160 millones.

Sobre la EMEC

La Encuesta de Expectativas Macroeconómicas El Cronista (EMEC) se realiza una vez por mes desde junio de 2016 entre varios de los más destacados analistas del mercado, incluidos bancos, consultoras, centros de investigación y asesores de inversión, a quienes se les pide que respondan un formulario con una treintena de preguntas sobre 12 variables clave de la macroeconomía y las finanzas nacionales.

De esta edición participaron EEyN UNSAM (Federico Favata y Enrique Dentice), FIEL, LCG S.A., FIDE, Abeceb, Centro de Estudios Economícos y Sociales Scalabrini Ortiz, Management & Fit, Ecolatina, Fundación Capital y el Departamento de Economía Política del Centro Cultural de la Cooperación.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios