Encuesta EMEC

Inflación, déficit y PBI: siete gráficos que muestran las expectativas hasta las elecciones

Una nueva edición del relevamiento que El Cronista hace entre consultoras económicas y centros de estudios arrojó un marcado empeoramiento de las expectativas sobre las principales variables macroeconómicos: más rápido incremento de precios, menos actividad y menos exportaciones.

En esta noticia

El deterioro de las principales variables de la economía argentina se acentuará en los próximos meses, de acuerdo con la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC) de abril, del que se desprende una inflación de casi 120% y una recesión de más de 2% del PBI este año.

Del relevamiento, realizado entre el 17 y el 25 de abril, participaron seis consultoras, justo en medio de las tensiones en torno a los dólares paralelos, por lo que algunas de las respuestas fueron brindadas antes del salto que tuvo en las últimas 48 horas.

Inflación

Una de las variables que sufrió un mayor empeoramiento en las proyecciones fue la inflación, dado que las consultoras pasaron a esperar para este año un 118%, cuando el mes pasado proyectaron un 97%.

En puntos porcentuales, es el salto más grande de un mes a otro desde el de agosto a septiembre de 2022, con los cambios ministeriales (había subido de 65% a 87%, cuando todavía este año no había empezado).

Y esta expectativa alcista del índice de precios se vio reflejada también en las previsiones sobre los próximos datos mensuales. 

Tal es así que para abril los analistas estiman que la inflación rondará el 7,1%, mientras que esperan 6,8% para mayo, 6,7% para junio y 6,6% todos los meses hasta noviembre. En el lejano diciembre, estacionalmente más inflacionario, la mediana de respuestas fue de 6,8%. 

En comparación, el mes pasado los datos mensuales esperados se ubicaban apenas debajo del 6%.

Y para 2024 las proyecciones también empeoraron, aunque la bruma electoral difumina aún más las proyecciones de largo plazo en Argentina. Así como el mes pasado se esperaba una inflación de 71%, en esta edición de la EMEC marcó 86%.

Dólar y comercio exterior

Las previsiones del dólar oficial para este año apuntan a un tipo de cambio de $ 401, un incremento relevante respecto a los $ 350 que se pronosticaban el mes pasado.

En tanto, las expectativas sobre el dólar blue para fin de año rondaron los $ 650, aunque algunas de las respuestas de los participantes se efectuaron antes de los saltos de las últimas 48 horas. El mes pasado, la previsión era de $ 560.

De cualquier manera, ambas cotizaciones vienen creciendo a tono con las expectativas de inflación anual, y en abril no fue la excepción.

Otra señal negativa que dejó la EMEC de abril pasó por el comercio exterior, rubro en el que los analistas siguen calibrando el impacto que tiene (y tendrá) la sequía en el sector agropecuario, uno de los factores que alimentan las tensiones cambiarias.

Las expectativas de exportaciones para este año bajaron por quinta vez consecutiva, a u$s 74.905 millones, desde los u$s 78.471 millones proyectados en marzo. 

Para 2024, en tanto, las previsiones apuntan a u$s 83.299 millones, una recuperación significativa, a pesar de que el efecto de la seguía persistirá.

Por el lado de las importaciones, las cifras esperadas para este año también cayeron marcadamente a u$s 72.592 millones, dadas las restricciones a las compras del exterior que afronta el sector. Para 2024, prevén u$s 75.472 millones.

Déficit fiscal y PBI

Los datos tampoco son muy alentadores en materia fiscal y de actividad económica, otras dos variables claves para el devenir pre y post electoral.

El déficit primario en las cuentas públicas que se espera para este año se mantiene en torno a los 2 puntos del PBI, mientras que para el año que viene la expectativa se redujo levemente a 0,9 puntos. 

Si bien son números estables respecto a meses previos, siguen evidenciando que no hay perspectivas de equilibrio fiscal en el mediano plazo.

En cuanto al PBI, los analistas sí ajustaron decididamente a la baja sus previsiones sobre la actividad económica, en buena parte por el impacto tanto de la sequía como de la creciente intervención sobre las importaciones.

Tal es así que para 2023 los analistas ya esperan una caída del PBI de 2,2% respecto a 2022, una caída aguda respecto al mes pasado y en especial respecto a comienzos del año, cuando se proyectaba un leve crecimiento de 1%.

Para 2024 la prespectiva es similar: del 2% de crecimiento esperado para principios de año, en marzo los analistas recortaron a 1% y ya en abril, por primera vez, anotaron un número negativo: -0,9%.

Sobre la EMEC

La Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC) se realiza una vez por mes desde junio de 2016 entre varios de los más destacados analistas del mercado, incluidos bancos, consultoras, centros de investigación y asesores de inversión, a quienes se les pide que respondan un formulario con una treintena de preguntas sobre 12 variables clave de la macroeconomía y las finanzas nacionales.

En la edición de abril participaron ACM, Alphacast, LCG, FIDE, Abeceb y PGK Consultores.

Temas relacionados
Más noticias de EMEC

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.