ENERGÍA

Importaciones de gas, tarifas y subsidios: los escenarios claves para el dólar en 2023

El Gobierno presentó un informe para la audiencia pública del gas natural que será el 6 de diciembre. Cuánto costarán las importaciones de energía, la salida de dólares del BCRA, los aumentos y el costo fiscal.

El Gobierno ya sacó las cuentas de las importaciones de gas, los aumentos de tarifas y los subsidios necesarios para 2023, según distintos escenarios técnicos y económicos que evaluaron en la Secretaría de Energía.

La audiencia pública en la que se presentará este informe oficial será el lunes 6 de diciembre a partir de las 10 y no es vinculante. Solo servirá de guía para exponer ante la sociedad los posibles precios de abastecimiento del gas natural para los hogares durante el año que viene.

El Gobierno oficializó otro aumento de tarifas por la segmentación

Llegan las subas de luz, gas y agua

Si el Gobierno decide no aumentar las tarifas en 2023, necesitará destinar subsidios por unos $ 440.000 millones para los hogares que consuman gas natural; mientras que si el objetivo de política económica es bajar el déficit fiscal mediante una reducción de los subsidios, la suba de tarifas debería rondar el 50%, sin contabilizar una recomposición de los ingresos de las transportistas y distribuidoras (que representan cerca de 40% de la factura con impuestos).

El invierno previo a las elecciones estará atravesado por un alto costo del gas natural licuado (GNL) por la guerra en Ucrania y las sanciones de Estados Unidos y Europa a Rusia, mientras que también será el momento de la inauguración del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) de Vaca Muerta, que servirá para la sustitución de importaciones de combustibles por alrededor de 3000 millones de dólares.

Costo del gas en Argentina

El costo de abastecer de gas a la demanda prioritaria (usuarios residenciales y pequeñas industrias, que volverán a obtener el insumo de las distribuidoras y no en el mercado mayorista) alcanzará en 2023 los 2935 millones de dólares, equivalentes a $ 653.498 millones, calcularon los técnicos con oficinas en el Ministerio de Economía.

Federico Bernal, subsecretario de Hidrocarburos

Los hogares consumirán unos 15.223 millones de m3 de gas natural, a un promedio de 41,7 millones de m3 diarios (MMm3/d), pero que en verano ronda los 20 MMm3/d y en invierno llega hasta casi 75 MMm3/d.

Entre mayo y julio entrarán los barcos con gas licuado a Escobar y serán los meses de mayor salida de dólares de las reservas del Banco Central (BCRA) por importaciones de energía. Los cálculos oficiales plasmados en este informe no agregan la demanda de importaciones por el consumo de gas de las industrias, los comercios, las estaciones de servicio (GNC) y las centrales termoeléctricas, otros grandes consumidores.

Importaciones de energía y déficit comercial

El precio promedio ponderado del gas de producción local estará en torno a los 3,90 dólares por millón de BTU; las declinantes importaciones de Bolivia se concretarán cerca de los u$s 9,91; y los buques con GNL se pagarán u$s 42,07 más u$s 1,30 de regasificación, según las estimaciones oficiales.

El barco regasificador de Bahía Blanca se fue a Finlandia y no volverá en 2023

Así, el costo de abastecimiento de la demanda prioritaria promediará el próximo año los u$s 5,22 por millón de BTU o $ 42,93 por m3. Actualmente, por la segmentación de los subsidios a las tarifas de la energía, el promedio es de $ 14,07 por m3, entre los $ 22,56 que ven en su factura los usuarios de nivel 1 (altos ingresos y patrimonios), los $ 8,46 del resto de hogares y los $ 8,81 de pymes.

Subsidios y aumentos de tarifas

Si el Gobierno no aplica ningún aumento de las tarifas, terminará el año que viene con el Estado afrontando el 67,3% de ese costo (u$s 3,52) mediante subsidios, y con los hogares abonando u$s 1,70 (el 32,7% restante) a través de las tarifas.

Si no hay nuevas subas de tarifas en 2023, el Gobierno necesitará subsidios por casi $ 440.000 millones para abastecer de gas natural a los hogares, y se hará cargo de más del 67% del costo mayorista, frente a un 33% de los usuarios

De esta manera, en el supuesto de no instrumentar ninguna suba de tarifas de gas para reducir los subsidios del Estado (independientes de los incrementos para mejorar los ingresos de las empresas transportistas y distribuidoras, que tienen la concesión de un servicio público regulado y que todavía no fueron convocadas a audiencia pública, aunque lo esperan para enero), el Gobierno necesitará unos $ 439.921 millones para cubrir las facturas de los hogares.

Presupuesto 2023 y plan gas

El Presupuesto 2023 tiene partidas con destino a subsidios al gas natural por $ 150.000 millones en gastos corrientes con destino al Plan Gas y por $ 570.000 millones por transferencias del Tesoro para gastos corrientes con destino a Energía Argentina (Enarsa), cuyo déficit también contempla otros gastos como los financieros y la construcción de las represas hidroeléctricas chinas en Santa Cruz ($ 165.000 millones previstos).

Con todas estos escenarios, los técnicos de Energía analizaron que de mantener el objetivo de bajar el déficit, las tarifas deberán aumentar entre un 17% y un 48% en la zona del Gran Buenos Aires, y el máximo sería un 54% en la Patagonia.

Todos estos cálculos pueden modificarse si las ofertas de las petroleras YPF, Tecpetrol, Pampa Energía, PAE, CGC, Pluspetrol, Total Energies (Francia) y Wintershall Dea (Alemania) para las nuevas rondas del Plan Gas -programa de incentivos a la producción, que garantiza demanda interna, exportaciones y precios sostenidos hasta 2028-, que se concretarán el miércoles 14 de diciembre, resultan más baratas. El jueves 22 de diciembre será la adjudicación.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.