Interna de Cambiemos

Gerardo Morales: "Al Gobierno le conviene que Larreta sea candidato"

El gobernador de Jujuy marcó la cancha puertas adentro de la coalición. Confirmó que quiere un presidente del radicalismo y que él mismo buscará competir en 2023.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, volvió a mostrar una vez más que no tiene demasiados inconvenientes en transmitir sus puntos de vista. En diálogo con el programa Lado P, de Radio Rivadavia, lanzó dardos en todas las direcciones: al gobierno, al PRO y a los radicales con los que está enfrentado en la interna de hoy.

En primer lugar se refirió a la situación sanitaria. Avisó que, a pesar de que exista un rebrote, desde el gobierno provincial no regresarán a una cuarentena dura. "Aunque estemos en pico no vamos a tomar medidas restrictivas en cuanto a cierre. La consigna es cuidar la salud y la economía". Además, anticipó que las escuelas seguirán abiertas.

En este sentido, rescató la gestión sanitaria del gobierno nacional en el manejo de la pandemia. Aseguró que "no tenemos problemas de coordinación. Aunque algunos sectores del Gobierno tironean para aumentar la grieta". Igualmente, reconoció que en Juntos por el Cambio también hay dirigentes que apuntan a lo mismo.

Respecto a Mauricio Macri, Morales sostuvo que "no lo apoyaría nuevamente como candidato a presidente". De este modo, se mostró en línea con lo que había dicho ayer Alfredo Cornejo. El mendocino había sostenido que "en el segundo tiempo tiene que haber nuevos jugadores", en referencia al título del libro del ex presidente.

Respecto al futuro de Juntos por el Cambio, Morales planteó que deben existir "un sistema de toma de decisiones y un plan de gobierno". También reconoció que con el Pro tienen "distintas concepciones. Nosotros creemos en el Estado, el Pro no tanto. Eso se tiene que saldar en un plan, pero sin poner en riesgo la coalición".

En esa línea, apuntó a sus socios y planteó que "nosotros somos un partido político, el PRO no ha llegado a serlo". Criticó también algunas cuestiones del gobierno de Cambiemos, como la política de vivienda. "Me trajeron a Jujuy planes que tenían que ver con San Isidro o Vicente López", ejemplificó.

Por otro lado, no dejó de lado el tema de la interna radical de la provincia de Buenos Aires, en donde hoy se enfrentan Maximiliano Abad y Gustavo Posse para definir al próximo presidente del comité provincial. Morales, al igual que la mayoría de los dirigentes de peso del partido, como Ernesto Sanz y Mario Negri, apoyan a Abad. Posse, en cambio, es promovido por Martín Lousteau.

Morales marcó que "nos dicen acuerdistas con el PRO, pero en 2015 Posse estaba con el PRO, era más amarillo que Macri, se había ido del partido. También plantean la renovación, y él es intendente desde hace 22 años". Igualmente, consideró que todos los dirigentes son importantes y que habrá que cerrar filas internamente luego de que pase la interna.

Sin embargo, no dejó pasar la posibilidad de lanzar una chicana a Lousteau. Sostuvo que "me parece bien que incursione en la política de verdad, es nuevo. Con Ernesto Sanz peleábamos contra la 125 y él estaba del otro lado, con el kirchnerismo".

A continuación se refirió a la lucha interna dentro de Juntos por el Cambio para dirimir al próximo candidato presidencial. Por un lado, aseguró que Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta pueden ser precandidatos por el PRO. También analizó que "le viene bien al Gobierno que Horacio sea el candidato, pone las cosas en izquierda y derecha. Por eso el radicalismo tiene que estar".

En este sentido, previó que "iremos a unas PASO en 2023. Alfredo Cornejo quiere ser candidato, yo también, tengo que hablar con Mario (Negri). Me gustaría una buena interna para que vayamos con un solo candidato a disputar al PRO. Falta, pero hay que empezar ya". 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios