ENERGÍA

Gas licuado: bajó el precio y Argentina importa más barcos en invierno

El Gobierno se preparaba para adjudicar más importaciones de gas licuado. Las compras 18 barcos este año ya son mayores a los 56 comprados en 2021.

El Gobierno se preparaba esta tarde para adjudicar la compra de 9 cargamentos de Gas Natural Licuado (GNL), que llegarán a los puertos de Escobar (5) y Bahía Blanca (4) entre junio y julio, de acuerdo a lo que contaron a El Cronista fuentes del mercado.

En esta ventana temporal, la Argentina se verá beneficiada de la reciente baja de los precios internacionales del combustible y gastará unos 650 millones de dólares, complementó una fuente en estricto off the record.

Energía para todos: ahora preocupan los costos

Según pudo averiguar este diario, el costo promedio de adquisición del gas licuado es de 29 dólares por millón de BTU en este "tender", lo que significa una baja de 10 dólares promedio respecto a los u$s 39 que marcó la anterior licitación, a fines de marzo.

Con todo, el país ya cuenta con 18 barcos que transportarán en invierno el GNL, sobre una necesidad aún incierta, porque no está lista la previsión energética.

El costo  de las importaciones ya supera los u$s 1500 millones y es mayor a los u$s 1100 millones que se destinaron el año pasado a los 56 buques que descargaron el gas en Buenos Aires a un promedio de u$s 8,33 por millón de BTU.

En el Gobierno justifican que el contexto internacional y la oferta y demanda local son "muy cambiantes"; por caso, la invasión de Rusia a Ucrania, las sanciones de Occidente a Vladimir Putin, las lluvias en Brasil y la producción de gas de Bolivia son determinantes para planificar escenarios.

Pero aún así, a principios de año se estimaba que la Argentina requeriría unas 69 cargas, y hoy las fuentes oficiales creen que podrán asegurar unas 30 o 35.

En las próximas semanas se vendrán más licitaciones para garantizar la provisión de energía durante los días más fríos del año. En la Secretaría de Energía están confiados de que no habrá faltantes sistemáticos de gas para las industrias y las estaciones de Gas Natural Comprimido (GNC) que utilizan los vehículos. Ocasionalmente puede haber algún corte, habitual en los últimos años.

La preocupación oficial es el costo y la disponibilidad de dólares para pagar las importaciones.

Los capitanes de los barcos que traen gas licuado tienen la orden de quedarse navegando frente a las costas de Montevideo (Uruguay) hasta que las empresas reciban en sus cuentas el dinero que gira el Banco Central (BCRA). Solo entonces empiezan las maniobras de aproximación a los puertos bonaerenses.

El consultor Daniel Gerold estimó que el déficit comercial energético saltará de los u$s 600 millones de 2021 a unos u$s 4700 millones este año, de acuerdo a su presentación en un evento de IDEA.

Energía Argentina (Enarsa), que cambió recientemente su nombre -anteriormente Integración Energética Argentina, Ieasa-, guarda con recelo la información sobre precios, orígenes y proveedores de los buques con gas licuado. Recién publicarán los datos oficiales cuando terminen de comprar todos los cargamentos.

Al igual que en marzo, otra vez la empresa rusa Gazprom, a través de una de sus filiales, ofreció gas al país.

Los otros traders internacionales que participaron de la licitación fueron Gunvor, Total Energies, BP Gas, PetroChina International, Cheniere, Shell, Naturgy, Trafigura y Vitol. La británica BP habría sido descalificada en esta ocasión por cuestiones legales.


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios