Tensión en las calles

Se vienen acampes y cortes por dos días: fracasó el acuerdo del Gobierno y piqueteros

El Ministerio de Desarrollo Social no logró satisfacer las demandas de los movimientos sociales críticos que anunciaron un plan de lucha.

Luego de intensas negociaciones, fracasó un acuerdo entre los piqueteros críticos del Gobierno y el ministerio de Desarrollo Social por lo que la situación de tensión social se profundizará en los próximos días ante el anunciado acampe de 48 horas con movilizaciones en las calles en señal de protesta a la políticas encaradas por Alberto Fernández.

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, mantuvo un encuentro reservado con los líderes de las organizaciones sociales que reclamaron una apertura de nuevos planes sociales, el aumento en el plan Potenciar, trabajo genuino y mejoras en la entrega de alimentos a comedores escolares.

Según relataron a El Cronista algunos de los protagonistas de ese encuentro, no se llegó a un acuerdo. La reunión duró una hora y 45 minutos. Por el lado del Gobierno, participó el ministro Zabaleta; el viceministro Gustavo Aguilera; el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico, y el subsecretario Pablo Pais

Hubo momentos de fuerte tensión. Finalmente, los líderes de la Unidad Piquetera -más de 40 organizaciones sociales críticas al Ejecutivo- decidieron levantar la reunión para anunciar un plan de lucha que se extenderá este miércoles y jueves.

"Acamparemos 48 horas ya que la reunión con Zabaleta no fue fructífera y el hambre sigue tocando nuestras puertas", expresó Silvina Saravia de Barrios de Pie. Así, la Unidad Piquetera iniciará hoy un acampe y una marcha entre el Ministerio de Desarrollo Social y el Obelisco. También habrá manifestaciones de protesta en las grandes ciudades del país y los accesos a la Ciudad.

Desde el Polo Obrero, Eduardo Belliboni dijo que le llevaron al ministro Zabaleta un pedido por "la necesidad del trabajo genuino como una herramienta insustituible para salir de la crisis actual, reiterándole la propuesta que presentamos hace 6 meses". Esto es, la creación de nuevos puestos de trabajo genuino, la apertura de planes sociales que hoy es de 1,2 millones de personas y la mejora en la entrega de alimentos.

Además, los referentes de la Unidad Piquetera reclamaron la "asistencia imprescindible para cientos de miles de familias que se encuentran en situaciones de pobreza, de hambre y de indigencia".

Belliboni remarcó que en la reunión con Zabaleta se pidió también por el aumento que se le imputa al programa Potenciar Trabajo (en relación al Salario Minimo), al que calificaron de "totalmente insuficiente" ya que lleva el ingreso de una familia que está desocupada a cobrar menos de $ 20.000 mensuales. Es decir, la mitad de la canasta de indigencia.

RESPUESTA DEL GOBIERNO

Sin embargo, no hubo caso. El ministro de Desarrollo Social hizo una contrapropuesta que no fue avalada por los dirigentes de la Unidad Piquetera y no se logró zanjar las diferencias.

El viceministro Desarrollo Social admitió que tras la reunión con la Unidad Piquetera "nos llama mucho la atención que tomen esta decisión", por el hecho de salir a las calles por 48 horas para realizar acampes de protestas.

Así, Aguilera remarcó que el ministro Zabaleta propuso que los movimientos sociales organicen un plan de actividades laborales y se les prometió dar herramientas para fortalecer las unidades productivas donde hay personas que tienen el programa Potenciar.

Además, desde el Ministerio de Desarrollo Social destacaron que se propuso ampliar y fortalecer la política alimentaria y armar unidades de gestión y trabajo para dotar de herramientas para cooperativas.

Sin embargo, no hubo acuerdo en la idea de dar más altas del programa Potenciar Trabajo ni en la restitución de los planes de aquellos manifestantes que tiraron piedras en el Congreso.

"A pesar de haberlos escuchado y de ofrecerles soluciones laborales, ellos eligen acampar. A pesar del diálogo, de la presencia del ministro Zabaleta, deciden acampar. Evidentemente tienen otros intereses y lamentamos que compliquen la vida de quienes salen todos los días a trabajar", dijo el viceministro de Desarrollo Social.

Por otra parte, fuentes allegadas a Zabaleta remarcaron a El Cronista que se planteó un plan de actividades laborales para titulares del Potenciar Trabajo y se propuso que el Ministerio de Desarrollo Social financiará la compra de maquinarias, herramientas e insumos para la producción para fortalecer el trabajo en cooperativas y los planes alimentarios.

Pero no hubo caso. El diálogo se cortó y ahora vendrán días de fuerte tensión social entre el gobierno y los piqueteros duros.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios