BID, BANCO MUNDIAL Y FMI

EE.UU. quiere recuperar el terreno perdido en la región

Claver-Carone pide capitalizar el BID para fortalecerlo como prestamista y contrarrestar el avance de China y Rusia. El multilateralismo de Biden.

En Washington, demócratas, organizaciones no gubernamentales y sector privado marcan que durante la gestión de Donald Trump se perdieron cuatro años en la relación con América latina. Y plantean que ese espacio fue ganado por países como Rusia pero, sobre todo, China.

La vuelta al multilateralismo por la que aboga el Gobierno de Joe Biden se ve como una buena noticia para la región y la Argentina -sin financiamiento externo pese a haber canjeado la deuda privada- porque puede haber más apoyo para la recuperación desde organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial -de los que se espera U$S 5000 millones este año- o el Fondo Monetario Internacional, donde el ministro de Economía, Martín Guzmán, renegocia un préstamo de U$S 44.000 millones.

El nuevo presidente del BID, designado por Trump, reclamó al Congreso que apruebe una ampliación del financiamiento del banco. En una conferencia organizada por el Council of the Americas, el titular del BID, Mauricio Claver-Carone, remarcó que el financiamiento fue récord con u$s 21.600 millones para la región en 2020. 

"El BID es el prestamista preferido. El Congreso de los Estados Unidos debería apoyar un aumento del capital del banco. Washington se alejó de la región y esos espacios los ganó China", dijo.

A eso se suma la participación en proyectos del sector privado. La próxima semana pondrá en marcha la próxima semana nuevas herramientas que pueden ser vitales para Argentina. "Si el BID no participa en el financiamiento, en la región que más necesita ese financiamiento, van a buscar alternativas", remarcó Claver-Carone, que insistió en que también "habrá una correlación entre la velocidad de recuperación y las vacunas en la región", por lo que consideró que Biden debería asistir en la provisión de vacunas para América latina.

Elecciones 2021: se prevé un mayor avance del populismo en Latinoamérica

Además del aumento de capital en el BID, puede haber apoyo desde otros organismos. Janet Yellen, la nueva secretaria del Tesoro de EE.UU. corrió el foco del nivel de deuda al nivel de tasa mientras avanza un plan de asistencia prepara un plan de estímulo en línea con el pedido de la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, de "gastar todo lo que puedan y después un poco más" para los países que tienen acceso a financiamiento.

"Seguramente habrá cambios en el FMI en función de qué tipo de recuperación se quiere", anticipó Joaquim Levy, director de Estrategia Económica y relaciones con los mercados del Banco Safra de Brasil. "El G20 es un buen lugar para tomar decisiones pero para ponerlas en marcha se necesita a los organismos multilaterales". El viernes Georgieva aclaró que "Argentina tiene que hacer su parte" para llegar a un acuerdo con el FMI, para lo que está previsto que Guzmán viaje a Washington a fin de mes.

Para la ex subsecretaria de Democracia de la administración Obama, María Otero, la desvinculación de Estados Unidos de la región hizo que China y Rusia se volvieran "fundamentales en comercio y tecnología" y Biden debe retomar la relación y tejer alianzas. Brasil y México son figuritas difíciles. 

El ex embajador de México en los EE.UU. Arturo Sarukhan coincidió en que "la región está desenganchada por los años de apatía con Donald Trump" y adelantó que Biden busca trabajar con gobiernos regionales en el caso de la protección del Amazonas, por ejemplo, donde las diferencias con Jair Bolsonaro son claras.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios