"Chacarilandia"

El arriesgado plan de Massa en el tramo final a las PASO: por qué viaja a las provincias donde perdió UP

Tras la derrota del peronismo en Chubut, Massa viaja a Mendoza y San Luis y seguirá por otros distritos donde no le fue bien a la coalición oficialista. Por qué el Gobierno cree que se puede revertir la suerte en esos lugares. Cómo serán los últimos 14 días de campaña del ministro de Economía

En esta noticia

La campaña camino a las PASO entró en tiempo de descuento con una derrota en Chubut que obliga a Sergio Massa, precandidato presidencial de Unión por la Patria, a redoblar esfuerzos. La paradoja es que esta semana se concentrará en provincias adversas para el oficialismo. Contra todo pronóstico su expectativa es subir la intención de votos: estará en Mendoza y San Luis este martes y luego irá Córdoba, Santa Fe y Corrientes.

La pregunta es por qué Massa ocupará el poco tiempo que le queda hasta el domingo 13 de agosto en distritos donde ya perdió UP. Parte de la hipótesis de que en el norte y en el sur del país es donde más votos puede recoger, aunque proporcionalmente no sean las más importantes en el padrón nacional.

En el sur acaba de perder el candidato peronista de Chubut Juan Pablo Luque mientras que en Santa Cruz las elecciones para gobernador serán en dos semanas, en coincidencia con la Primaria. 

Río Negro y Neuquén son distritos donde se impusieron amplias alianzas provinciales por las que fueron electos Alberto Weretilneck y Rolando Figueroa, dos 'amigos' massistas.

En abril Massa recibió a Rolando Figueroa y Alberto Weretilneck tras sus respectivos triunfos

El massismo no colorea el mapa argentino como lo hace Juntos por el Cambio que se entusiasma con los cambios de signo político en Chubut, San Juan y San Luis.

En las reuniones semanales que tienen los equipos de campaña en Mitre al 300 coinciden los referentes de los distintos espacios de Unión por la Patria que al sur del Río Colorado no necesariamente se repetirían los resultados provinciales. Parece difícil de creer pero es lo que analizan. 


El impacto de la derrota en Chubut

Según una encuesta que recibieron en Unión por la Patria la semana pasada, siete días antes de la derrota de Luque, si Massa, el gobernador Mariano Arcioni y dirigentes kirchneristas de peso hubieran hecho campaña con el candidato a gobernador podrían haber revertido ese 1,6% de diferencia con el que se impuso Ignacio Torres del PRO. 

Es una hipótesis que nadie creyó frente a otras encuestas que le daban a Luque seis puntos arriba. Descartaron esa advertencia y no reaccionaron a tiempo.

"La elección se provincializó y perdió Arriba Chubut", indicaron desde el massismo. Luque buscó despegarse de Arcioni y lo cuestionó: "Los últimos seis años no gobernó el peronismo", reprochó durante la última semana sin poder inclinar la balanza a su favor.

En Río Negro el precandidato de Unión por la Patria espera contar con el apoyo subterráneo de Weretilneck, a pesar de su enemistad con el ministro de Justicia Martín Soria mientras que en Neuquén ya Rolando Figueroa, gobernador electo, se manifestó públicamente a favor del ministro de Economía. El fueguino Gustavo Melella, otro de los reelectos, fue uno de los que más celebró la fórmula de unidad Massa-Agustín Rossi.


La gira de Massa por Cuyo, el campo y la región centro

La región centro es el gran desafío para Unión por la Patria. En Mendoza Alfredo Cornejo se impuso sin sobresaltos en las PASO y espera revalidar su triunfo. Con un peronismo deslucido, el massismo espera que los que votaron por el ex PRO Omar de Marchi se vuelquen a su favor y se tomen revancha del destierro que sufrió de parte de Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich que lleva al mendocino Luis Petri como compañero de fórmula.

Mendoza junto a San Luis, Córdoba, Corrientes y Entre Ríos -provincia que ya visitó Massa-, están tildadas en los apuntes de campaña como "Chacarilandia". El voto del campo, el voto chacarero, lo fue a buscar el ministro a un almuerzo en La Rural donde anunció que a partir del 1 de septiembre no habrá retenciones para las economías regionales, como la vitivinícola.

La última semana de la exposición Rural, el ministro y precandidato Massa participó de un almuerzo

La semana pasada en San Juan, el ministro se reunió con José Luis Gioja y luego hizo recorridas con el gobernador saliente Sergio Uñac. En este caso creen que no hay tanta animosidad contra el oficialismo. Explican que el gobernador erró su estrategia al intentar ser reelecto y ubicar como candidato a gobernador a su hermano Rubén Uñac tras el fallo de la Corte que le impidió ir por un tercer mandato. 

Un peronismo dividido y elecciones desdobladas por la intervención judicial dieron un contundente triunfo a gran parte de los intendentes y lista de legisladores peronistas pero el mapa cambió cuando sólo se votó por la categoría gobernador. Entonces Marcelo Orrego le dio un gran triunfo a Juntos por el Cambio y será el nuevo gobernador. Massa espera que Uñac y Gioja trabajen a su favor.

La misma situación se repite en San Luis con los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá que jugaron separados. "Claudio Poggi fue nuestro candidato", recuerda el massismo sobre el flamante gobernador electo que cambió de camiseta. 

Este martes Massa visitará la provincia y tendrá reuniones con empresarios, productores rurales, hoteleros y comerciantes en Potrero de los Funes. Por la noche irá a la sede del PJ. Antes pasará por Mendoza donde entre otras actividades se verá con productores vitivinícolas, emprendedores y también con intendentes y candidatos.


Viaje de Massa a Córdoba y Santa Fe, las 'difíciles'

Sergio Massa se reparte entre Economía, Buenos Aires y las provincias del Interior

En Córdoba el peronismo tuvo su peor derrota lo mismo que en la Primaria santafesina. Aún así el massismo espera ir en busca de votantes que supo tener y que podrían volver a las urnas. Los alienta saber que Juntos por el Cambio no ganó la gobernación mediterránea ni la elección capitalina.

"La idea es buscar votos en las provincias más competitivas", insisten los que saben que los 5000 votos de diferencia que logró Torres en Chubut frente a Luque no modifican el escenario nacional pero que los distritos más grandes pueden volcar la elección, incluso con un aporte mínimo.

Buenos Aires es la gran apuesta de la UP, razón por la que Massa ya agendó para el miércoles 9 su participación en el cierre de campaña de Axel Kicillof.  Difícilmente ese día se sume Cristina Kirchner.

Temas relacionados
Más noticias de Sergio Massa

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.